Larga vida al sujetador

El sostén define las curvas femeninas más sexies y protege las glándulas mamarias. Por eso hay que prestar mucha atención a la hora de elegirlo. He aquí la historia de un fetiche en cifras.

Sujetador

Foto: Cordon Press

6. El antepasado del sostén acumula seis siglos. En 2008, un grupo de arqueólogos encontró el primer sujetador en un castillo austríaco. Su material: el lino.

1858. Una neoyorquina diseñó un corsé con alambre y relleno. Su misión: aumentar el volumen de los senos. Estaba colmado de hierba y corteza.

1907. El término brassiere aparece por primera vez en la revista Vogue. No reemplaza el corsé, lo complementa.

1913. La estadounidense Mary Phelps une dos pañuelos con una cinta rosa, sustituye el corsé por ese invento y patenta la idea.

1914
. La Primera Guerra Mundial supone el adiós definitivo al corsé. La razón: la escasez de metal para fabricarlo.

22. Esa era la edad que tenía Clara Bow cuando salió sin sujetador en la película It (1927).

90. Década del Wonderbra. Los canadienses inventaron un sostén que elevaba y juntaba los senos. La campaña (debajo) es la más icónica del mundo, según Outdoor Media Centre.

400. Un grupo de unas 400 mujeres protestó en 1968 contra el concurso de Miss America. Lo consideraban sexista. Tiraron sostenes, revistas Playboy y tacones en una papelera. Intentaron quemarlos, pero la policía intervino antes. Así nació el sujetador-protesta.

1977. Nace el sostén deportivo. La prenda, mucho más cómoda, revolucionó el sector y liberó a la mujer.

1990.
Jean Paul Gaultier crea un corsé con dos conos para la gira Blonde Ambition de Madonna. La ingeniosa pieza se convierte en el acto en un icono global.  

El 75% de las mujeres no usa un sujetador adecuado para hacer ejercicio y el 80% de las féminas escoge la talla errónea, según un reciente estudio británico.

2006
. Cefaleas, migrañas, dolores de espalda, irritaciones cutáneas… No llevar el sostén adecuado puede causar todos estos problemas, según un informe del Southwestern Medical Centre publicado en este año.  

2012. Hace unos meses, dos antiguos empleados de Apple desarrollaron un algoritmo para escoger el sostén perfecto. Basta con responder un cuestionario en la página web True&Co (trueandco.com).

12.372. Esta es la cantidad de millones de euros que gastamos anualmente en sujetadores, según datos de 2012 de la marca Victoria’s Secret. Otra cifra curiosa: de media, la mujeres poseen nueve sostenes.

1,9 millones de euros. Cada año un ángel cierra el desfile de Victoria’s Secret con un sujetador millonario (el precio titula esta columna). Alessandra Ambrosio lucirá este con 5.200 piedras preciosas el 4 de diciembre.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa