La verdadera crema antiarrugas se llama protector solar diario

Un estudio confirma que mantener a raya los UVA reduce un 24% los signos de envejecimiento. Destrás de la investigación no hay ningún fabricante de cremas solares.

sol

Foto: Getty

El verano está a la vuelta de la esquina y el sol empieza a achuchar. Hasta aquí todo normal pero este año la industria cosmética anda revolucionada. Y todo por un estudio publicado en el número de junio de Annals of Internal Medicine que sugiere que el uso diario de protectores solares ralentiza la aparición de signos de envejecimiento (arrugas, manchas, sequedad, tirantez…).

Bien es cierto que los dermatólogos llevan años recordándonos que no somos lagartos y que no debemos exponernos al sol sin embadurnarnos en protectores solares para evitar tanto el cáncer de piel ocasionado por los rayos UVB como los envejecedores efectos de los rayos UVA. El caso es que hasta la fecha los estudios se habían realizado con ratones de laboratorio. Nunca con humanos y durante tanto tiempo. Por eso este estudio ha llamado tanto la atención. 

Se trata de una investigación realizada en Australia con 900 voluntarios, de piel blanca y entre los 25 y los 55 años. No se incluyó a personas mayores de 55 porque “a partir de esa edad los efectos del envejecimiento son ya muy evidentes y, en concreto, los de la luz ultravioleta sobre la piel son acumulativos”, señala la Dra. Adele Green, responsable del estudio.

Cuatro años y medio es el tiempo que ha durado este estudio para el cual se seleccionó a personas que ya habitualmente tomaban medidas de protección frente al sol, aunque no con esta disciplina espartana. El estudio lo encargó el Consejo de Salud Nacional de Australia y, para darle mayor credibilidad, no hay ningún fabricante de bronceadores detrás. Aunque, en realidad este estudio que ha puesto patas arriba el sector de la cosmética es parte de un proyecto de investigación contra el cáncer de piel que Green y sus colegas del Instituto de Investigaciones Médicas de Queensland desarrollan desde hace un par de décadas. De hecho, las mediciones que ahora se han conocido se efectuaron entre 1992 y 1996 . “Entonces los productos de protección solar era menos eficaces. Ahora serían mejores”, apunta Green. “Los actuales protectores solares de amplio espectro bloquean tanto los rayos UVA como los UVB, aunque ninguno bloquea todos los UVA”. Reconocer en un protector solar cualquiera de los que se venden en el mercado es sencillo: la protección frente a los UVB se señala como SPF y suele ir de 15 a 50 (SPF 15/ SPF 50). La protección UVA aparece como UVA-PF y se indica con el signo + (de 1 a 10).

Para esta investigación el grupo de estudio debía aplicarse diariamente una protección solar factor 15 que filtra el 92% de la radiación UVB (aunque los responsables del fotoenvejecimiento son los rayos UVA). Debían usarlo en su vida cotidiana en las partes visibles de piel (rostro, manos, cuello), hiciera bueno o cayeran chuzos de punta. Se tomaron moldes de silicona del estado de su piel antes y después de los cuatro años y comprobaron que, quienes habían usado protección solar presentaban un 24 % menos de los signos de envejecimiento más severos, piel más elástica y resistente a arrugas. “Las marcas en las capas superficiales de la piel reflejan la severidad de los daños del sol en las capas más profundas de la piel, especialmente en la elastina y el colágeno”, afirma la Dra. Adele Green. Hay una segunda parte del estudio que apunta directamente al corazón de la nutricosmética. A algunos pacientes se les administraron suplementos nutricionales de betacarotenos, para probar si son ciertos sus efectos antiedad como protectores frente al sol. Y concluyeron que su acción es irrelevante.

Con los datos sobre la mesa la comunidad científica se plantea ahora si los efectos antiedad de los protectores solares serán iguales en personas de piel oscura, aunque, puestos a especular, la Dra. Green cree que muy probablemente también conservarían más juventud de utilizarlos. Más aún: el fotoenvejecimiento no es parte del proceso natural de envejecimiento: se puede evitar. “Si ves a alguien de 90 años y observas la parte de su cuerpo que no se ha expuesto al sol, no ves fotoenvejecimiento”, sentencia.

En esta línea también se mueve un estudio de 2012 liderado por Sophie Seite para La Roche Posay y que concluía que la aplicación a diario de una hidratante con fotoprotección de amplio espectro previene las reacciones moleculares de los genes vinculados al envejecimiento cutáneo. Además demostraron que, dado que el envejecimiento precoz está ocasionado por los rayos UVA, poco afecta si el producto tiene una mayor o menor protección frente a los UVB (aunque cuanto mayor sea la protección frente a los UVB, menor riesgo de quemaduras y de melanoma). “De ahí la necesidad de usar a diario una crema hidratante con protección solar de amplio espectro que cubra los UVA y los UVB”, concluye el estudio. Y algo se cuece en la marca de productos con las famosas aguas termales porque para septiembre está previsto el lanzamiento del primer fluido hidratante SPF 100 con protección durante 8 horas.

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa