La semana de la moda de Londres en 10 claves

La pasarela británica llega a su fin y toca hacer repaso: nuevos bolsos 'it', estampados que querrás llevar el próximo invierno y novedades en la industria.

Las propuestas de Mary Katrantzou, Anya Hindmarch y Burberry. Foto: Imaxtree

1. Alexander McQueen regresa a Londres

Fue la primera vez en 15 años que McQueen desfilaba en la capital británica. Sarah Burton (directora creativa de la firma, a pesar de los rumores que la sitúan en Dior) abandonó París para volver a la ciudad en la que empezó su andadura junto al desaparecido Lee Alexander McQueen. La diseñadora presentó una colección oscura que mezcla con maestría la transgresión inherente al ADN de la casa con el lado más comercial que caracteriza la era Burton. Inspirada en el mundo de los sueños, la inglesa recreó un universo onírico (relojes, mariposas, flores y hasta vestidos con forma de edredón) en el que tampoco faltaron prendedores en el pelo, tornasolados, delicados bordados y cadenas que recorrían el torso de las modelos. Un sueño hecho realidad para la ciudad de Londres que esperaba con ganas el regreso de McQueen (eso sí, no se ha confirmado si la vuelta será permanente o se debe a que Burton dará a la luz en un par de semanas).

Alexander McQueen

Alexander McQueen Foto: Imaxtree

2. La nueva Burberry

Ni Prorsum, ni London, ni Brit. Burberry ahora es Burberry a secas y tiene sus propias reglas. Pocas horas después de su presentación en los jardines de Kensington, ya se podía comprar toda la colección en su página web. Esta estrategia, parece que marcará el futuro de la industria junto con la ruptura de los clásicos desfiles, las tradicionales temporadas y la división entre colecciones masculinas y femeninas. Y a todos esos cambios se apunta Burberry. Su primer desfile en este nuevo contexto estuvo marcado por los estampados, los brillos, las grandes hebillas en los zapatos, la aparición de su nuevo it-bolso -bautizado como ‘Patchwork’– y, por supuesto, más versiones de su clásico trench.

Burberry

3. Pac-Man y Tetris, las inspiraciones de Anya Hindmarch

Anya Hindmarch es experta en tomar elementos de la cultura pop y convertirlos en complementos que arrasan en ventas. Primero fueron los cereales, luego las pegatinas con pinta de emoji y después se atrevió con señales de tráfico y hasta con Carrefour. Ahora la inglesa se inspira en los videojuegos clásicos ochenteros y pixela sus diseños. Teniendo en cuenta que la diseñadora ha ganado unos 12 millones de libras (unos 15 millones de euros) únicamente gracias a sus pegatinas (sí, pegatinas), no hay duda de que se apuntará otro tanto con sus comecocos de colores.

Los bolsos de Anya Hindmarch

Los bolsos de Anya Hindmarch Foto: Imaxtree

4. Los pañuelos en la cabeza de Mary Katrantzou

La diseñadora griega, una de las impulsoras de ese chaos magic que nos invade, continúa haciendo gala de su maestría para el color en una colección inspirada en el rodeo. Llamas, corazones, águilas o estrellas protagonizaron los diseños de las particulares cowgirls imaginadas por Katrantzou. Es fácil reconocer ciertas referencias al estilo de Miu Miu (y a diseños concretos de la colección primavera-verano 2011 de la hermana pequeña de Prada) y, sin embargo, la frescura de sus diseños sigue resultando novedosa.

Mary Katrantzou

Mary Katrantzou Foto: Imaxtree

5. Los bolsos de Mulberry

El español Johnny Coca presentó su primera colección al frente de la casa británica. Teniendo en cuenta que el diseñador fue responsable de los codiciados accesorios de Céline, sus bolsos eran lo más esperado. Y no defraudó. El Clifton, una bandolera clásica con cadena ideado por el diseñador, se ha convertido ya en objeto de deseo de las fashionistas de pro. Versionado en varios colores, parece que estará a la venta el próximo mes de abril (definitivamente los tiempos entre desfile y venta se están acortando) por unas 400 libras (algo más de 500 euros). Un precio asumible, comparado con otros accesorios de la competencia, que seguro contribuirá a su éxito.

El 'Clifton' y otros diseños de Mulberry.

El ‘Clifton’ y otros diseños de Mulberry. Foto: Imaxtree

6. Los vestidazos de Emilia Wickstead

Tras la resaca de la Semana de la Moda neoyorquina, las editoras de moda no quisieron perderse la colección de la Emilia Wickstead. Alexa Chung (indondicional de la firma), Olivia Palermo o Natalie Massenet, la que fuera fundadora de Net-a-porter, tampoco pestañearon desde el front row. Inspirándose en el color de las fotografías de mediados de siglo del fotógrafo Erwin Blumenfeld, la neozelandesa presentó una colección fiel a sus señas de identidad: cuello alto y romanticismo atemporal.

Emilia Wickstead

Emilia Wickstead Foto: Imaxtree

7. Las particulares máscaras de Gareth Pugh

Mujeres poderosas y trajes ochenteros y algo andróginos resumen la propuesta de este maestro de la sastrería. Más allá de eso, lo más llamativo de su presentación fue el maquillaje. El artista Val Garland, responsable del look de belleza, utilizó la parte elástica de las medias para marcar los pómulos de las modelos y conseguir un efecto óptico de facciones definidas. Una técnica algo inquietante (y poco práctica) a la que también sumó máscaras al más puro estilo Hannibal Lecter. Sin desperdicio.

Gareth Pugh

Gareth Pugh Foto: Imaxtree

8. Topshop Unique, de la pasarela a la calle

Karlie Kloss, Suki Waterhouse, Lara Stone o Jourdan Dunn se sentaron en primera fila para admirar las creaciones lujosas de la conocida cadena low-cost. La colección, sin un hilo conductor claro, apostó por chaquetas bomber, encajes, transparencias y diseños más delicados en terciopelo para la noche. Nada nuevo bajo el sol pero todo muy fácil de llevar en la calle (que, al final y al cabo, de eso Topshop sabe un rato).

Topshop Unique

Topshop Unique Foto: Imaxtree

9. El univero rosa de Shrimps

El rosa (cuarzo) es el color del año y la firma Shrimps ha apostado todo al caballo ganador de los pantone. En un ambiente que recreaba un baño (bañera marmolada incluida), Hannah Weiland -directora creativa de solo 24 años- presentó nuevas versiones de sus exitosos abrigos de piel sintética, trajes estampados y complementos con retratos surrealistas. Sus piezas ya son una especie de objetos de culto admiradas y queridas por las más ávidas consumidoras de tendencias y sus diseños para el próximo invierno tienen todas las papeletas para seguir sumando adeptos.

Shrimps

Shrimps Foto: Imaxtree

10. El primer desfile para mayores de 50

Daphne Selfe (87 años) o Marie Helvin (63) pisaron la pasarela londinense en 50 + Fashion Week, una iniciativa de la firma JD Williams para reivindicar la presencia de mujeres maduras en la industria. Los estudiantes del London College of Fashion fueron los encargados de idear y confeccionar unos diseños dispuestos a satisfacer las necesidades de esas compradoras eternamente olvidadas (una encuesta realizada por la empresa de investigación de mercado YouGov revelaba que en Inglaterra el 58% de las mujeres mayores de 50 años no se sienten representadas por la industria de la moda). Tendiendo en cuenta que son las mismas que se dejan unos 9 millones de euros al año en moda (un 4% más que el resto del mercado) parece que la estrategia de JD Williams será rentable además de reivindicativa.

JD Williams

JD Williams Foto: Getty

Bonus Track: Alexa Chung también aprovechó la Semana de la Moda londinense para presentar su colección para Mark and Spencer. Puedes ver toda la información aquí.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa