La Sardina DIY, la primera cámara que puedes personalizar

La nueva propuesta de Lomography, una versión personalizable de La Sardina, vuelve locos a los amantes de la fotografía analógica.

cover

Las cámaras de Lomography suscitan opiniones encontradas. Para algunos son sólo juguetes caros que después de ser usados una vez sólo vuelven a aparecer cuando se hace una mudanza. Pero también los hay que las coleccionan y no pasan una semana sin llevar a revelar las fotos que disparan con ellas. Estos son los que han recibido con más entusiasmo la versión personalizable de La Sardina.

Las ediciones anteriores de esta máquina, que usa carretes de toda la vida en lugar de tarjetas de memoria,  no sólo se dejan ver en establecimientos de fotografía. También podemos encontrarlas en algunas tiendas de moda. Ahora quizá incluso las veremos con diseños exclusivos, pues la nueva versión DIY de esta cámara pasa del 'prêt-à-porter'.  De hecho incluye un destornillador para que podamos modificar su aspecto.

foto

La nueva versión de La Sardina permite realizar un diseño personalizado.

Lomography

A finales de julio varios artistas impartieron en París un taller para modificarlas estéticamente con las ocurrencias de cada uno. Recomendamos echarle un vistazo a la galería de fotos con los diseños que resultaron de esa experiencia. Algunos son verdaderamente divertidos. En internet también podemos encontrar tuneos realizados por artistas como Juliana Neufeld o Daehyun Kim e instrucciones para realizar un diseño personalizado. En la web Refinery 29 explican cómo añadirle piedras a modo de collage para lograr que parezca una joya. Viendo la sencillez del proceso que hay que seguir para lograrlo no parece difícil lograr algo digno con paciencia e inspiración.
Lomography también ha lanzado un concurso de personalizaciones. En él se ofrece una plantilla para imprimir imágenes y pegarlas en la cámara. La fecha tope para enviar la foto con el resultado termina el 18 de septiembre, pero ya se pueden ver imágenes de algunos de los diseños que han sido enviados.

En lo estrictamente fotográfico la máquina viene equipada con una lente de plástico de 22 mm, adecuada para usarla en espacios cerrados sin dejarnos nada fuera de la foto. De serie la edición DIY incorpora un flash Fritz the Blitz al que se le pueden añadir filtros de color, tiene entrada para usar un cable disparador con el que abrir todo el tiempo que se quiera el obturador y así lograr fotos nocturnas sin flash. El enfoque se realiza seleccionando dos posiciones (cerca y lejos). También incorpora un sistema de rebobinado de la película para lograr fotos de doble exposición. El juguete cuesta 99 euros.

foto

La cámara puede ser decorada utilizando diferentes técnicas, con pincel o rotulador.

Juliana Neufeld

foto

El resultado final dependerá de la creatividad y buena mano de cada uno.

Juliana Neufeld

Otra de las novedades que ha presentado Lomography este verano es la cámara Baby Diana. Inspirada por la Diana F+, no tiene nada que envidiar a sus hermanas mayores. Esta miniatura es capaz de sacar imágenes cuadradas y en formato de película de 110. Y lo mejor de todo: es perfecta para llevarla en el bolsillo allá donde vayas.

lomo

Mini Diana.

Lomography

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa