La moda ya no tiene edad

Mujeres mayores de 60 años protagonizan campañas de grandes firmas y blogs se centran en su estilo. Se rompe así la norma de eterna juventud con la que la industria se había identificado hasta ahora.

Jessica Lange Marc Jacobs

Aunque parezca que la uniformidad estética es norma en el sector de la moda -piernas largas, cuerpos espigados, semblante inconmovible- de vez en cuando se iluminan focos de atención que por la variación que significan fascinan al público. La vejez, esa etapa de la vida a la que la moda siempre sedienta de juventud había ignorado, ha ido ganando terreno poco a poco y se presenta ahora como un universo lleno de matices que ha captado el interés tanto mediático como de la audiencia de manera poderosa.

Uno de los ejemplos más claros del embeleso que provoca la relación de la tercera edad y la moda es el documental 'Advanced Style', presentado recientemente en Estados Unidos después de tres años de trabajo. El filme es un producto más derivado del blog del mismo nombre creado por Ari Seth Cohen en 2008 y centrado en el estilo de mujeres mayores de 60 años que el autor se cruzaba por las calles de Nueva York. Siguiendo un proceso similar y casi paralelo en el tiempo al archiconocido The Sartorialist, lo que comenzó casi como algo anecdótico y explorando un interés personal, se acabó convirtiendo en un negocio bastante exitoso.

Además de campañas para marcas como Selfridges y las fotografías que ha vendido a medios de comunicación, en 2012 Cohen publicó un libro también basado en su blog con la editorial Powerhouse Books que ya ha alcanzado su séptima edición. En el mismo año puso en marcha una campaña en Kickstarter gracias a la cual recaudó 55 mil dólares por parte de 866 micromecenas y que sirvió para poner en marcha el documental que ha dirigido junto a Lina Plioplyte, que ahora se ha estrenado y que se distribuirá a nivel internacional a través de Dogwoof.

Según declaraciones de Ari Seth Cohen a BoF: “Las marcas siguen teniendo miedo de trabajar con mujeres mayores. Todo lo que hago es una colaboración entre las mujeres y yo… quiero tener un mensaje consistente sobre el envejecimiento y el estilo y cambiar la percepción de la población acerca del envejecimiento”. Y pese a que el autor tiene razón con la reticencia del sector a utilizar a mujeres de edad avanzada en sus campañas -la imagen imperante continúa siendo la de una joven delgada y sin rastro del paso del tiempo en su físico- parece que ya se están produciendo ciertos cambios.

Saint Laurent Marianne Faithfull

Marianne Faithfull, de 67 años, en la campaña de Saint Laurent.

Saint Laurent

Algunos de los ejemplos más notorios son, por ejemplo, el de la actriz de 64 años Jessica Lange poniendo cara a la campaña de primavera 2014 de Marc Jacobs Beauty o el de Marianne Faithfull, de 67 años, para Saint Laurent. Asimismo la firma de cosméticos NARS ha optado por la madurez para una de sus publicidades con Charlotte Rampling de 68 años como modelo.Y también American Apparel, especialista en buscar la polémica, que escogió a Jacky O'Shaughnessy, de 62 años, para promocionar su línea de lencería.

Otro de los síntomas de que el interés por el estilo de las personas de edad avanzada está dejando de ser anecdótico para convertirse en un pilar vigoroso de la industria es que también ha alcanzado a los hombres. Señores ataviados con cuidados estilismo (trajes de corte perfecto complementados con detalles escogidos como sombreros, pañuelos perfectamente doblados asomando por el bolsillo de la americana o zapatos con brillo trabajado) son los protagonistas de la cuenta de Instagram Fashion Grandpas. Casi 11 mil seguidores siguen las actualizaciones de Christina Belchere, responsable del perfil, quien rastrea las calles en busca de estos hombres que en su vejez no han optado por abandonarse a la comodidad sino que la han reforzado con la elegancia.

En una sociedad como la occidental que cada vez está más envejecida la lógica invita a pensar que para el sector de la moda la atención y reivindicación del estilo a cualquier edad es más que beneficioso. Y, por supuesto, más allá de los intereses económicos siempre hay que celebrar la apertura de cánones estéticos y la diversidad en cualquiera de sus manifestaciones. El paso del tiempo afecta a todas las personas por igual de manera inexorable y disfrutar cada etapa de la vida desde todas las perspectivas, incluida la de la imagen personal, es pura sensatez.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa