La inquietante invasión del tertuliano machista

Animan el cotarro nocturno televisivo a base de perpetuar estereotipos ofensivos y buscando la cháchara sexista entre sus contertulios. Descubre quién es quién en esta extraña especie catódica.

cover tertulianos televisión machistas

Foto: La Sexta/ Intereconomía

Una nueva especie convive entre nosotros desde hace algunos años. Desde que la tertuliamanía invadiese las noches televisivas españolas, su poder de pantalla se ha multiplicado y parece no tener freno. Sus chascarrillos, insultos velados y petulante condescendencia con el género femenino suben los índices de audiencia a la par que indignan (y pretenden divertir) a los espectadores. Ellos se escudan en la libertad de opinión y siguen protagonizando esas supuestas luchas diálecticas del circo mediático nocturno. Paternalistas, prepotentes y alérgicos a la igualdad y al feminismo. Aquí va el quién es quién en la inquietante invasión del tertuliano machista:

El precursor: Salvador Sostres

Ahora no se prodiga mucho por las televisiones, pero Sostres ha creado escuela. El mismo que tuvo que retirar un post en su blog donde supuestamente presumía de sodomizar a una ex ministra ("Yo quería que fuera por el culo, porque una socialista siempre se ha de vejar, ha siempre de darle escarmiento y al fin y al cabo nosotros somos soldados"); el mismo que empatizó con un asesino que estranguló a su novia embarazada de cinco meses ("es normal que un tío pierda la cabeza") y el mismo que dijo "las mujeres no deberían ir a restaurantes de más de 100 euros" porque "el lujo gastrónomico es cosa de hombres" demostró todo su esplendor allá por 2010. Fue cuando los micros se quedaron abiertos en Alto y Claro de Telemadrid y comentó sus preferencias sexuales a propósito de un posible vídeo del desfile de Victoria's Secret (y ante la mirada atónita de un grupo de escolares que visitaban el plató):

"Las chicas jóvenes de 17, 18 o 19 años, que es ahí cuando tienen la carne en su punto", dijo, acompañado por la risa socarrona de Ussía. "Esa tensión de la carne, esas vaginas que aún no huelen a ácido úrico, que huelen a santidad y parecen lionesas de crema. No pican, son de primer rasurado". Un auténtico espectáculo que se llevó una queja del comité de empresa de la televisión alegando que no se podía "seguir pagando con dinero público a colaboradores que no respetan las mínimas normas éticas". A su juicio, estas "bromas y comentarios machistas, sexistas y racistas" fueron "absolutamente inadmisibles".

El que te valorará en función de tu físico: Alfonso Rojo

Es un clásico de las tertulias y vive siendo plenamente consciente de la etiqueta de tertuliano machista que le acompaña. Se la ha ganado a pulso. Rojo ya se llevó en 2014 un toque de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), cuando le acusaron de haber vulnerado en el medio que dirige varios puntos del código deontológico al calificar, en una noticia, de "pardilla" a una mujer que había sido víctimas de abusos sexuales (el titular, de hecho, era: Un falso novio de postín camela a una pardilla en Barcelona y se la lleva de esclava a Rumanía).

El periodista responde a ese perfil que busca menospreciar y descalificar a las mujeres en función de su físico para callarlas. El mes de febrero se lució cuando llamó "gorda" a Beatriz Talegón en la televisión de Castilla La Mancha. Ella le preguntó cúanto cobraba por acudir al programa y él respondío "yo creo que te has puesto gorda" (Talegón acaba de dar a luz) y después indicó a la presentadora que no entendía "de que sórdida pizzería has sacado a la invitada de hoy".

Era la segunda vez que lo hacía. En abril del año pasado también utilizó el físico femenino para ridiculizar a su contertulia. Fue con Ada Colau, cuando le dijo que "para el hambre que dice que está pasando, está usted muy gordita". Acabó expulsado del plató y ante el lío que se montó en las redes sociales, Rojo menospreció después a las propias tertulias en las que participa (y cobra por ello) alegando que "son un formato barato que funciona muy bien en España" porque "somos un país de porteras".

El paternalista: Francisco Marhuenda

Dice el director de La Razón que él no puede ser machista porque tiene hijas y está casado. Como si los nexos familiares ya lo convirtiesen en adalid de la igualdad. Marhuenda responde a ese perfil de mansplainer de manual: el de ese hombre que viene a contarte las cosas porque tú, pobre mujer, no te enteras de nada. Especialmente en cuestiones de género. Contaba Marhuenda a Risto Mejide, en su ánimo infinito por ayudar a las mujeres del mundo, que alguien nos tenía que enseñar a usar condones porque las mujeres somos "seres débiles" que sucumbimos ante el "machismo". Vamos, que los embarazos no deseados se dan porque no sabemos decir que no a la voluntad del hombre y alguien tiene que venir a salvarnos. Lo repitió también en la Sexta: "Habrá que enseñar a las mujeres a no quedarse embarazadas". 

El que cree que solo existes para agradar: Eduardo Inda

"Sé que te cuesta imaginar que haya mujeres que mantengamos una posición seria cuando las cosas son serias, pero te tienes que ir acostumbrando porque estamos en el siglo XXI y las mujeres no sonreímos para estar a tu servicio ni para agradarte". El zasca que Tania Sánchez propició a Eduardo Inda en La Sexta vino a verbalizar una respuesta muy necesaria en las tertulias nocturnas. Si otros prefieren tirar por el físico para ridiculizar, Inda optó por preguntarle socarronamente "¿Por qué estás siempre tan enfadada?". Quizá el tertuliano echaba de menos a una figura servicial y sumisa, y no entendía el porqué de la seriedad de Sánchez, con quien precisamente mantiene una relación que roza la obsesión. Otra vez sugirió que la ex diputada de IU no tenía opinión propia.

El que te llamará putón por tu ropa: Miguel Ángel Rodríguez

El que fuese secretario de Estado con el PP no parece dominar estas artes precisamente cuando se queda solo. En 2011, y a propósito de una polémica amarillista sobre una entrevista a Casillas por parte de una periodista mexicana, MAR tuiteó sin reparos en su cuenta de Twitter: "Pido encuesta en Twitter: vista la foto de la periodista mexicana. ¿Tiene o no tiene pinta de putón?". Cabe recordar que hablamos del mismo que cuando la Constitución cumplió 18 años declaró a la prensa: "Si fuera mujer, se pondría de largo, y si fuera ciudadano, iría a votar". Un comentario que abrió un auténtico cisma en el Congreso (con pelea entre Cascos y Alberdi incluida).

MAR es un clásico de las tertulias y ha protagonizado momentos especialmente embarazosos, pero la bronca más reseñable fue la que mantuvo con Maria Antonia Iglesias en La Noria, cuando para desacreditarla le dijo: "Pero Maria Antonia, estás cada día peor, yo es que no sé si te has tomado la pastilla o no", para acto seguido reírse sin disimulo de su propia gracia. Ella le respondió con un "vamos a ver. Eres un machista repugnante. ¿Qué pastilla me tento que tomar yo? Eres un machista repugnante y un cabrón". La cosa acabó con reconciliación televisada, cómo no.

El que te mandará a fregar los platos: 'Loco' Gatti

"Tú no no sabes lo que es una pelota, ¡andá a lavar los platos!". La tertulia post clásico de la semana pasada en El chiringuito de Neox dejó uno de esos comentarios para el olvido. Cabe destacar la falta de recursos del ex futbolista Hugo Gatti, que tiró de un clásico para desacreditar a su compañera de tertulia, la periodista Carme Barceló (que lleva años comentando la actualidad deportiva con Pedrerol). El ingenioso Gatti (que siempre cae en la misma milonga de que "las mujeres no saben de fútbol" para descojone de sus compañeros) se reafirmó pese a las advertencias del conductor de que se retractase. "¡Pero si no sabe lo que es una pelota!". (A partir del 13.35)

Todavía queda mucho por superar en las tertulias deportivas. Especialmente vergonzosa y denigrante fue la sección que protagonizó la periodista de moda de La Razón, Katy Mikhailova, cuando acudió al programa para explicar conceptos futbolísticos a mujeres. Acompañada por una banda sonora afrancesada (qué original), Mikhailova entonó una serie de clichés y estereotipos ante las risas de los tertulianos. Metáforas con trapitos y ligoteo con el sector masculino. Porque así seguro que lo entendemos mejor.

Diferencia entre fubol directo y tiki-taka: "Fútbol directo es cuando en una discoteca un hombre va directamente a por una tía para echar un polvo. En cuanto al tiki-taka, hay muchos casos de hombres que están meses detrás de una chica seduciéndola y al final nunca dan el paso. Al final es un tiempo perdido".

Sobre el fuera de juego, compararlo con Zara: "A las mujeres les cuesta mucho entenderlo. Podríamos explicarlo como la cola de un Zara. Primero hay una chica, detrás otra y luego una amiga de la primera. Esta lanza una prenda a la primera para que lo pague su amiga, pero eso no vale porque tendría que estar a la misma altura que la chica de detrás". 

El que, por suerte, acaba en los juzgados: García Serrano

Cuatro años tardó la justicia en determinar qué iba a pasar con la sarta de insultos que el periodista Eduardo García (conocido como García Serrano) lanzó a la ex consellera de Salut de la Generalitat, Marina Geli. Todo sucedió en 2010, cuando el ex director de La Gaceta llamó "puerca" y "zorra repugnante" a Geli por unos vídeos de educación sexual que había puesto en circulación la Generalitat. El tertuliano, en El Gato al agua, acusó a Geli de "fabricar degenerados" sin que ningún compañero le interrumpiese. El año pasado un juez estimó que García Serrano había cometido un delito de injurias graves y estableció que tanto el periodista y el grupo Intereconomía Corporación deberán indemnizar a Geli con 18.000 euros. El elocuente tertuliano deberá abonar también una multa de 12 euros al día durante nueve meses por el daño causado.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa