La modelo de 66 años que se convirtió en una ‘influencer’ con miles de seguidores cuando se dejó las canas al aire

Sus memes sobre envejecer con alegría, sus looks rockeros y, por supuesto, su pelo natural con canas, han hecho de ella una de las influencers maduras más admiradas.

Heidi Dillon.

Entre las miles de influencers que tratan de hacerse un hueco en Instragram cada día, Heidi Dillon ha conseguido con 66 años hacerse con la atención de marcas, periodistas y seguidores.  En un mundo con tanta competencia, ¿cómo ha conseguido convertirse en toda una referencia en Instagram cuando hace unos meses pasaba completamente desapercibida en las redes sociales? La clave, según ha contado ella misma en The Cut, está en su pelo. Fue cambiar una clásica y aburrida melena rubia por un pelo canoso muy pulido y cuidado y sus seguidores empezaron a crecer exponencialmente. Algo tan sencillo como abrazar ese signo de envejecimiento natural le reportó un buen empujón de followers.

«Dejarme el pelo canoso fue un momento crucial en términos de presencia en Instagram, la verdad nunca me imaginé que sería tan grande la diferencia. A la gente le encantó. Todas esas personas ‘pro-age’ empezaron a seguirme y la marca Richy Hair me propuso una colaboración con ellos porque iban a lanzar su nueva línea de extensiones de pelo canoso. Ahora me he convertido en su portavoz para clientas maduras. En resumen, esta decisión fue un antes y un después para mí», ha explicado Dillon en The Cut.

Dejarse el pelo gris fue una decisión que la influencer tenía muy clara, aunque su peluquero le advirtió de que le haría parecer más mayor. Ella estaba obsesionada con la idea de huir de la típica imagen de mujer madura con una melena rubia que cuando la ves por detrás no te imaginas la cara que te vas a encontrar cuando se da la vuelta. «No quería que hubiera una desconexión entre cómo me veo por detrás y cómo estoy por delante. Tengo 66 años. No puedo cambiar eso. Tampoco me gusta pretender ser lo que no soy. Así fui a mi peluquero en Los Ángeles y le dije: ‘Frank, quiero dejarme el pelo canoso’. Y él me dijo: ‘¿Estás segura? Va a hacer que parezcas más mayor’. Pero yo sabía que lo único que me envejece es la propia edad que tengo», asegura Dillon.

La influencer tiene claro que liberarse de tener que teñirse el pelo a menudo ha sido un gran acierto. «Ya llevo el pelo gris desde hace dos años. No te puedes imaginar lo liberada que me siento. Es una de esas cosas que son un incordio y que, según te vas haciendo mayor, te das cuenta que hay que dejar de hacer».

Aunque el pelo de Dillon haya sido la clave de su éxito, la influencer ha sabido también acertar y crearse un estilo propio a través de la ropa. Looks rockeros, bombers, camisas de cuadros y mucho glitter son los puntos fuertes de un estilo que gana seguidores cada día, gracias a estilismos que son los típicos en los que confían las mujeres de mediana edad. Con ellos ha conseguido convertirse en embajadora de marcas como Net-A-Porter o la marca española de cosmética de lujo Natura Bissé.

 

Otro de los puntos fuertes de su cuenta de Instagram son los toques de humor en forma de bromas sobre el paso del tiempo y envejecer con alegría. «Eres una rockstar me digo a mí misma mientras me tomo la medicación para la artritis y me meto en la cama a las 9:30 pm», dice en uno de los memes que crea ella misma para su cuenta. «No me visto para los hombres. Me visto para ver mi reflejo en los cristales cuando camino», reza otro. A la pregunta sobre si piensa volver alguna vez a su pelo rubio. «Oh no, ese tren ya pasó».

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa