La inesperada tendencia de casarse en zapatillas

Jimmy Choo y Kate Spade en colaboración con Ked’s lanzando deportivas de inspiración ‘bridal’ o el éxito de las ‘#Conversewedding’ confirman el fenómeno que ‘Novia a la fuga’ ya predijo

zapatillas novia

Dar el paso con comodidad es tendencia. Foto: Ked's (imágenes izquierda y derecha), Jimmy Choo (imagen del centro).

Lo ceremonioso está cada vez más lejos de la ecuación a la hora de pasar por el altar. Bodas  sencillas, con costumbres menos rígidas -e incluso feministas– en las que el do it yourself a la hora de decorar y el low cost para vestirse de cara a la ocasión se van integrando. La última tendencia que confirma el ambiente más relajado entorno a este día es la de llevar zapatillas para dar el ‘sí, quiero’. A lo Julia Roberts en el cartel de Novia a la fuga, desde los ugly trainers a otros modelos más planos, como las Converse, empiezan a señalarse como firmes candidatos para sustituir a los tacones. Blancos, plateados y brillos siguen marcando la pauta del estilo bridal en su inesperada reinvención deportiva, facilitando el paso (o la huida) al matrimonio.

Por tercer año consecutivo, la firma Kate Spade en colaboración con la marca de zapatillas Ked’s ha lanzado la Wedding Collection. Casi 50 modelos entre los que, además de calzado para la novia, hay diseños pensados para los niños que toman parte en la ceremonia y las damas de honor. La vuelta de tuerca a la clásica bamba de tela blanca, de cordones o con elásticos laterales, que aparece también en colores como rosa claro, champán y negro, y embellecidas con purpurina, perlas o lazos. Sus precios oscilan entre los 80 y 120 dólares. “Estilo y funcionalidad a partes iguales”, dicen desde la casa con la idea de que se conviertan en parte protagonista del estilismo o que sean la opción de cabecera en cuanto no se aguanten los tacones.

Quizás inspiradas en el gesto de Serena Williams en su boda con Alexis Ohanian. La tenista, ya avanzada su celebración, cambió el espectacular diseño de Sarah Burton para Alexander McQueen por un Versace de falda corta -el tercer estilismo que lució en realidad-. Y pasado el baile de novios, sustituyó los zapatos de tacón por unos más cómodos pero igual de brillantes. Había encargado una versión especial de la Nike Cortez, marca que la patrocina, con cristales de Swarovski plateados incrustados a mano por toda la zapatilla y dorados en el logo. Una idea que partía de la propia tenista escasas horas antes de la boda y que después enseñó con detalle en una publicación de Instagram. “Os presento a Michelle, la mujer fantástica detrás de mis increíbles Nike Cortez. Sí, las llevé al altar. ¡Comodidad para esta novia!”, escribía. Puede que también estuvieran debajo de las múltiples capas de tul de su primer vestido porque, como la propia Serena confesó tras la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, llevar zapatillas debajo de un vestido de fiesta largo es un truco recurrente para ella. El pasado mayo, después del evento real, compartía las imágenes en sus redes sociales caminando con un Valentino que llevó a la celebración de la tarde y, bajo él, unas zapatillas negras de la misma casa.

Como explica la columnista y escritora Zoe Williams en su artículo Corriendo hacia el altar: el imparable ascenso de las zapatillas de boda en The Guardian, algunas firmas como Jimmy Choo o Roger Vivier se han sumado de forma involuntaria a esta tendencia con piezas que, por sus colores y detalles encajan bien en el espectro bridal. Jimmy Choo con unas sneakers de piel plateadas con suela de gel que cuestan alrededor de los 680 euros y Roger Vivier propone dos versiones, en blanco y plateada, con su clásica hebilla cuadrada de brillo que se adapta a los códigos nupciales (cuestan 1.000 euros). Además del diseño, ¿qué las convierte en perfectas candidatas para llevar en este día? Como ironiza Zoe Williams en el texto, su precio: “Así nadie podrá acusarte de no haber invertido lo suficiente en el día de tu boda”.

Pagar más por algo que ya existe en el mercado en su precio habitual puede calmar las conciencias de quienes viven el evento bajo las normas convencionales. Para las novias más relajadas, otras opciones básicas como las Adidas Stan Smith en blanco con detalles dorados, que rondan los 80 euros y están disponibles en multitud de tiendas físicas y online o el modelo Original Continental de la misma marca, con detalles plateados y un estilo más retro, de precio similar. Pero si hay un modelo clásico que ha reinventado el calzado nupcial convirtiéndose en un género en sí mismo son las Converse All Star. Ya lo advirtieron las visionarias de Who What Wear en 2016, la mítica zapatilla no solo volvía a ser tendencia sino que además se posicionaba como elección estrella para las novias que deciden dar el paso cómodamente. La prueba definitiva: la cantidad de resultados que arroja la búsqueda ‘#Conversewedding’ en plataformas como Instagram y Pinterest. ¿Conseguirá esta controvertida tendencia desbancar al tacón en las bodas del futuro?

Etiquetas: ,
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa