La bici está de moda… ¿Y qué?

Un blog danés y una foto de 2006 tienen la culpa del imparable 'boom' de las dos ruedas, que se ha convertido en algo más que una simple tendencia.

Hermes

Foto: Hermès y su campaña con bicis para la primavera de 2013.

Todo empezó con una imagen. Fue en 2006, otro frío día en Copenhague en que Mikael Colville-Andersen se dirigía en bici a su trabajo en la tele danesa. Paró en un semáforo y decidió que la mujer que estaba esperando el verde delante de él se merecía una foto. Y se la hizo. Capturó a una alta ciudadana sobre una bici de paseo, una elegante chica con rubia melena, abrigo de piel, falda a cuadros, botas altas con tacón y bolsón de cuero en el transportín. Mikael subió más tarde esa foto a Flickr y en seguida se extendió por ahí. Personas de todo el mundo hicieron comentarios admirando el estilismo de la desconocida y preguntando qué hacía vestida de esa manera yendo en bici por una ciudad y con ese clima. Fue entonces cuando Colville-Andersen decidió que era el momento de abrir Copehagen Cycle Chic y así nació la que para muchos es una de las causas de que la bici esté de moda.

blog bici

La foto que comenzó la fiebre del ‘Cycle Chic’ en Internet.

Mikael Colville-Andersen

Porque, efectivamente, la bici está de moda. Cada semana, una revista de tendencias habla del boom de la bicicleta. Cuesta ver una sesión de fotos de moda sin una bici vintage por algún lado. La fixie se le supone al hipster como el valor al soldado. Los bancos no dan crédito pero regalan bicis plegables a todo el que pasa por sus oficinas. No hay creativo publicitario que no piense que la bici es buena idea para anunciar lo que sea, incluso coches. Y, la prueba definitiva, la pregunta que más te hacen cuando sacas un libro de más de 200 páginas alrededor de la bicicleta como vehículo urbano del pasado, presente y futuro es: ¿la bici es una moda?

La bicicleta es un invento con más de un siglo de historia, un artilugio muy inteligentemente pensado de forma que sea eficiente de narices: te lleva lejos en poco tiempo y con poco gasto de energía, una energía completamente renovable puesto que es la tuya propia. Por eso, es cero contaminante y extremadamente barato, tanto en su compra y mantenimiento como en sus costes sociales. Además, como todo ejercicio físico moderado, es bueno para la salud y para la mente —genera endorfinas y eso da buen rollo—, y también para nuestras relaciones sociales, puesto que nos conecta con vecinos y amigos y nos permite sorprendernos por las novedades urbanas. La bici es desde hace muchos años una solución para la movilidad urbana con la que ciudades y ciudadanos de todo el globo se han vuelto a encontrar, seguramente para siempre: Ámsterdam, Copenhague, Basilea, pero también Bogotá, Sevilla, Barcelona. Y, por supuesto, París, Londres, Nueva York.

bici Sonia

Sonia Rikyel y su campaña con bicis en la primavera de 2013.

Sonia Rikyel

Por todo esto, no se puede decir que la bici sea una moda. No lo es, desde luego, en ese sentido peyorativo con el que mucha gente lo pronuncia, como definiendo con desprecio algo pasajero e impuesto desde arriba. La bici no es ninguna de esas dos cosas. Además, la bici es también una expresión de individualidad, de personalidad. Suelen ser quienes se meten con algo calificándolo como “moda” los que más escondidos en la seguridad del rebaño están, los que tildan al distinto de raro para quedarse más tranquilos en su uniforme de traje gris y corbata azul. La bici en España ahora mismo es lo distinto y, sin embargo, muy pronto será lo normal.

De eso trata Cycle Chic, que ha multiplicado su campo de acción y ahora tiene sedes en casi doscientas ciudades, de Madrid a Sidney, de Almería a LA. En sus webs se muestran imágenes de estilismo callejero en plan The Sartorialist o lo que hacía, antes de eso, Bill Cunningham o la revista I-D en los 80; se retrata a la gente que va en bici con estilo, con su estilo. Se muestra en esas webs y en muchas otras algo que cualquiera con capacidad de observación puede apreciar y que, desde luego, hace tiempo que los cazadores de tendencias han pillado, una realidad que está ocurriendo más o menos al mismo tiempo en todo el mundo y que está cambiando la forma de vivir las ciudades. La popularización de la bici urbana es la popularización de un artilugio para todas las personas, no exclusivamente para deportistas ni aventureros vestidos de lycra y colores fosforescentes. La bici es un vehículo normal para gente normal que viste de forma normal o incluso a veces a la moda. Aunque todo esto a algunos aún les parezca raro.

*Pedro Bravo es autor de Biciosos (¿Por qué vamos en bici? y otras preguntas que te haces cuando pedaleas), editado por Debate.

Bici

La bici no entiende de modas, en la imagen, la actriz Elsa Martinelli en un rodaje en 1955.

Getty

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa