Kenzo Takada en backstage de su desfile primavera verano 1992. Foto: Getty

Siete frases para recordar a Kenzo Takada, el pionero japonés que inundó París de color y estampados

Tuvo a Grace Jones y Jerry Hall de musas, se inventó el 'see now buy now' décadas antes de que se implantara y revolucionó París al ser primer japonés que jugaba en las grandes ligas.

  • Foto: Getty

    1 de 7

    Figura emblemática de la transformación de la moda durante la segunda mitad del siglo pasado, pionero del prêt-à-porter y de esa dimensión lifestyle a la que hoy aspiran casi todas las marcas, Kenzo triunfó porque probó a París que el color también podía funcionar. "No tenía medios para dedicarme a la alta costura. Lo entendí al ver los desfiles de los grandes, como Dior, Chanel o Balmain. Era magnífico, pero no era para mí. Tenía la intención de volver a Japón al cabo de unos meses, pero me dije que antes de hacerlo tenía que crear algo en París. De ahí nació la marca Jungle Jap [que en 1980 pasó a llamarse Kenzo]. Por aquel entonces, a la ciudad le faltaban color y estampados. No era como el Londres de los hippies y las minifaldas de Mary Quant. Solo se llevaban las camisas Cacharel… Yo cogí las telas de quimono que me había traído de Japón y con eso creé una primera colección. Si tuvo repercusión, fue por ser inesperada y libre. Abrí mi primera tienda en abril de 1970 y un mes más tarde ya ocupaba la portada de Elle", explicó en una entrevista a esta revista desde su apartamento parisino. En la imagen, Iman en el desfile de primavera verano de 1986.

  • Foto: Getty

    2 de 7

    El diseñador, que llegó a montar un desfile en Studio 54, tuvo como musas (y modelos) a Jerry Hall y Grace Jones, entre otras. Fundó Kenzo en 1970 y dejó su puesto como director creativo en 1999 "Los setenta es el periodo del que tengo mejor recuerdo. Los ochenta fueron más complicados, porque había aparecido más competencia: Montana, Castelbajac, Mugler, Gaultier, Issey [Miyake], Yohji [Yamamoto], Comme des Garçons… La moda se volvió negocio y se perdió parte de la diversión y del misterio". En la imagen, Jerry Hall desfilando para la colección de otoño-invierno de 1976.

  • Foto: Getty

    3 de 7

    El trío de oro: Grace Jones, el ilustrador Jean Paul Goude y Kenzo Takada en una fiesta en los noventa en París. El diseñador decidió relatar su vida en una autobiografía que publicó en japonés hace unos meses: "Llegó un momento en que me apeteció hacerlo, incluyendo cosas muy privadas de las que no me había atrevido a hablar nunca. Por ejemplo, mi homosexualidad. Mi familia lo sabía, pero yo nunca se lo había dicho. En Japón, creo que se acogió bien la noticia. O, por lo menos, no excesivamente mal. La verdad es que me alegro de haberlo hecho. Ahora me siento libre", explicó a S Moda.

  • Foto: Getty

    4 de 7

    Rey del color, de los estampados y del prêt-a-porter (podríamos decir que se inventó el see now buy now en sus inicios, para que la gente le comprase los modelos que enseñaba en los desfiles y así poder sobrevivir), Kenzo decidió vender su marca en 1993 al grupo LVMH. "Vendí mi empresa porque el contexto era difícil: uno de mis tres socios murió, el otro tuvo un problema de salud, llegó la crisis económica… Pero entonces no pensé que quedaría desposeído de mi nombre para siempre. Veía escaparates donde ponía Kenzo, pero no era yo. Fue un largo luto, pero ahora lo llevo bien", explicó a S Moda.

  • Foto: Getty

    5 de 7

    Isabelle Adjani, con Tabada en una imagen de archivo. El creador siempre se mostró entusiasta por la comodidad y funcionalidad, avanzándose a un requisito indispensable para el triunfo en el siglo XXI. "El sportwear es tan cómodo… Lo que me gusta menos es la uniformidad de la moda. Hoy, vayas donde vayas, te encuentras el mismo escaparate con el mismo vestido. La moda se ha vuelto uniforme", nos dijo sobre cómo veía al athleisure en la segunda década de los 2000.

  • Foto: Getty

    6 de 7

    Aunque dejó de diseñar para su firma en 1999, eso no implicó que dejase de crear. Pintó cuadros, sus colecciones de antigüedades maravillaban a la prensa y diseñó interiores (firmó una colaboración exclusiva con Roche Bobois). "Quería seguir trabajando, pero a menos velocidad", dijo Takada sobre su cambio hacia el diseño de interiores posterior a Kenzo a Fashionista. "Siento un poco de nostalgia por los desfiles de moda y la energía que hay detrás de ellos. Y lo que más extraño es la gente que trabaja en la moda. Tienen mucha fantasía; son realmente creativos y alegres".

  • Foto: Getty

    7 de 7

    Takada, que ha fallecido a los 81 años por coronavirus, siempre repetía el mismo mantra en sus entrevistas sobre por qué pasó de Bellas Artes a diseñar moda (le fascinaba lo que hacía Saint Laurent): “Sólo quería hacer algo diferente de todos los demás”. 

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa