Kelsey Lu, la nueva estrella de la música independiente: «No es la moda lo que me interesa, sino la ropa como vehículo de expresión»

La polifacéctica artista –compositora, performer, ilustradora...– es también un inesperado icono de estilo colorista y enloquecido.

La artista ha realizado junto a Bimba Y Lola la campaña 'The cosmic world of Kelsey Lu'. Foto: Boris Ovini

A su álbum debut, Blood (2019) lo han definido un improbable cruce entre Björk y Lana del Rey, pero Kelsey Lu quiere pasar de etiquetas. » Yo creo que sueno a mí. La gente necesita hacer comparaciones para entender lo nuevo», comenta. Lo cierto es que si Lu ha llegado tan alto en solo un año es porque su trayectoria es tan inclasificable como honesta. Celista de formación, expió los demonios de su pasado (creció en una familia de testigos de Jehová) grabando su primer EP, Church, en una iglesia de Greenpoint (Nueva York). Después se mudó a Los Ángeles y acaba de pasar los meses del confinamiento en una especie de retiro para artistas en las Islas Caimán. «La estancia empezó antes de la pandemia, así que mis metas creativas cambiaron. Entré en modo supervivencia, y comencé a apreciar en entorno privilegiado que me rodeaba, el cielo y el océano. Quise compartirlo de algún modo, porque es algo curativo», explica.

Allí ha compuesto Hydroharmonia, una serie de piezas inmersivas de 20 minutos de duración en la que el sonido del agua es el protagonista. En realidad, la trayectoria profesional de Kelsey Lu puede condensarse en la idea de buscar su propia voz: compositora, performer, ilustradora…, la artista no busca complacer a los demás sino a sí misma y a su entorno. La música ha sido, en gran medida, su salvavidas «Me educaron en unas creencias que no me interesan. No soy religiosa, pero sí creo que soy una persona espiritua, porque de mi pasado conservo el sentido de comunidad, la idea del grupo como fuerza motriz», apunta. De ahí que, en este par de años de experimentación personal, Lu haya querido colaborar con una sorprendente lista de músicos: de Solange a Jamie xx, de Florence + The Machine a Skrillex: «Muchas veces yo no elijo a los músicos; ellos me eligen a mí. Me refiero a que es una cuestión de energía, que nos atrae y hace que las cosas en conjunto funcionen o no», cuenta, «en este momento busco trabajar con gente distinta, no hace falta  que ver con mi sonido, ni siquiera con la música. Quiero aprender», explica.

Detalle de otra de las imágenes de la campaña. Foto: Boris Ovini

Pero además de por sus colaboraciones con estrellas del pop, Kelsey Lu ha llamado la atención de público y prensa por sus extravagantes estilismos, tan inclasificables como su música, y que le han llevado en estos últimos meses  a colaborar con firmas de primera línea. «El estilo propio es algo que lleva siendo importante en mi familia durante varias generaciones. Por ejemplo, llevo sombreros porque mi abuela los llevaba siempre», comenta. «Pero además, no es tanto la moda, sino el estilo como vehículo de expresión. Me sirve para comunicarme ante el mundo. Siempre he utilizado así la moda, aunque aún estoy intentando adaptarla y moldearla a mí», dice. Ahora esa particular forma de relacionarse con la indumentaria le ha servido para protagonizar la nueva campaña de Bimba y Lola. Bajo el título The cosmic world of Kelsey Lu, la artista estadounidense se mete en la piel de una extraterrestre que desconoce los códigos estéticos y mezcla sin pudor prendas de todos los estilos y épocas.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa