Justin Trudeau hizo el ridículo, Kate Middleton brilló: cuando la apropiación cultural es ofensiva

¿Dónde está el límite que diferencia el homenaje a una cultura del disfraz?

  • 1 de 18

    El mundo aún recuerda con estupor aquel viaje a la India que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, hizo a la India en 2018. El líder, campeón mundial de corrección política, quiso hacer patente su simpatía por el país que visitaba por primera vez como jefe de estado y para ello decidió que la mejor idea era ponerse toda clase de prendas supuestamente “típicas”: por ejemplo, en esta imagen podemos ver a toda la familia Trudeau con camisas kurta y collares de flores en torno al cuello. Aunque este tipo de camisas forman parte de la indumentaria cotidiana en la India, donde se llevan habitualmente con vaqueros, la sobreactuación de la familia fue recibida desde el comienzo de la visita con cierto recelo.

  • 2 de 18

    Con el paso de los días, la cosa fue empeorando. Causó cierto revuelo la devoción desmesurada que los Trudeau mostraron en su visita al Templo Dorado Sikh de Amritsar pero sobre todo que para dicha visita el  primer ministro se pusiera sherwani blanco profusamente decorado con bordados dorados (una prenda típica de la aristocracia) levantó ampollas entre la clase política. Un diputado del distrito de Budgam, Omar Abdullah, tuiteó: "¿Es cosa mía o todo esta coreografía es demasiado? Para su información, Señor Trudeau, los indios no nos vestimos así cada día, ni siquiera en Bollywood".

  • 3 de 18

    Pero a pesar de las críticas y de que las apuestas estilísticas de la familia ya se había convertido en motivo de mofa mundial, los Trudeau se atrevieron a insistir en su audencia con varias estrellas de Bollywood con ropajes propios de grandes celebraciones. El chascarrillo que más se podía leer en la prensa canadiense era que el primer ministro canadiense se había vestido como el novio de una boda típica india. Pero no de una boda convencional, sino de una boda de... Bollywood.

  • 4 de 18

    Esta semana, la Duquesa de Cambridge se ha embarcado en un tour oficial por Pakistán en el que la elección de su vestuario también ha sido profusamente comentada. Como Trudeau, Kate Middleton ha elegido rendir homenaje al país que la recibía a través de la ropa.

  • 5 de 18

    Pero donde Trudeau fracasó estrepitosamente, ella ha triunfado. ¿Por qué? ¿Qué hace tan diferente la forma de llevar las ropas tradicionales de uno y la de otra? ¿Por qué él generó mofa y ella no?

  • 6 de 18

    Para empezar, desde un punto de vista político e histórico tiene sentido que los representantes de la Corona que sigue presidiendo simbólicamente  la Commonwealth, a la que Pakistán pertenece, presenten sus respetos al folclore y las costumbre de un país que fue su colonia.

  • 7 de 18

    Para continuar, el homenaje de Kate Middleton era doble: con su ropa no solo esta presentando sus respetos al país que iba a visitar sino también a la memoria de su suegra (a la que nunca llegó a conocer), quien en sus dos visitas oficiales a Pakistán decidió hacer un despliegue de ropas tradicionales que también en su día fue muy aplaudido.

  • 8 de 18

    La apropiación cultural es el uso de elementos del acervo de una civilización por miembros de otra cultura, pero aunque en los últimos tiempos el término haya adoptado connotaciones negativas, se puede realizar de formas más o menos respetuosa: una de las primeras reglas es no usar elementos propios del folclore tradicional como si fuesen disfrazes o fetiches de moda. En la imagen, la Duquesa de Cambridge lleva el sombrero típico de los pobladores de la zona de Chitral.

  • 9 de 18

    La princesa Diana ya se había puesto este gorro en su visita a la misma zona, cerca de Peshawar, en 1991.

  • 10 de 18

    Ni la Duquesa de Cambridge ni Diana de Gales pretenden, al tener este gesto, integrar estos sombreros (que nadie viste habitualmente en el país que visitan) en su fondo de armario: se trata de un guiño provisional que se presenta como tal.

  • 11 de 18

    Adecuar la elección del vestuario al momento es crucial cuando un representante institucional decide hacer un guiño diplomático a través de su indumentaria: durante este viaje la duquesa de Cambridge se puso pañuelos en la cabeza cuando las costumbres religiosas lo imponían (para visitar templos) o se vistió con el shalwar kameez típico del cricket por la sencilla razón de que iba a jugar al cricket.

  • 12 de 18

    Por otro lado, Kate Middleton no vistió nada que no sea perfectamente posible ver por las calles de Londres, donde muchas mujeres pakistaníes llevan estas prendas con absoluta naturalidad.

  • 13 de 18

    La prueba la ofrece aquí Diana de Gales, quien acudió a un acto benéfico organizado por el pakistaní Imran Khan en los años noventa.

  • 14 de 18

    Además, la duquesa se dejó asesorar por diseñadores locales a la hora de vestirse. En este caso, lleva un shalwar de la diseñadora pakistaní Maher Khan.

  • 15 de 18

    Para señalar la amistad entre la nación británica y la pakistaní, Kate Middleton tuvo otro gesto: pidió a una de sus diseñadoras de cabecera, la británica Catherine Walker, que hiciese su propia interpretación de las vestimentas tradicionales.

  • 16 de 18

    No solo eso, además pidió que le diseñasen un 'outfit' en color verde esmeralda, que es el color nacional de Pakistán.

  • 17 de 18

    Esta fue la indumentaria que escogió para su visita al primer ministro del país, Imran Khan, quien fue amigo personal de la Princesa Diana.

  • 18 de 18

    Por último, a diferencia de Trudeau y familia, los Duques de Cambridge hicieron un uso adecuado de la ropa de gala y se aseguraron de cumplir con la etiqueta del país sin caer en tópicos ni disfraces.      

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa