Justin Timberlake se pasa a la música (en el cine)

El cantante presenta en Cannes sus dos próximos proyectos: lo nuevo de los hermanos Coen, donde interpreta a un cantautor folk, y la biografía de un legendario productor disco.

Justin Timberlake

Si en el primer segmento de su carrera se esforzó en buscar papeles que le alejaran de su estatus de icono del pop (de La red social a Golpe de efecto) o en dar a conocer su vis cómica (de Con derecho a roce a sus incursiones como presentador de Saturday Night Live), en la segunda parte Justin Timberlake está decidido a aunar música y cine. O eso parece, a juzgar por su papel en lo nuevo de los hermanos Coen,  Inside Llewyn Davis, que los directores han presentado hoy en Cannes entre aplausos considerables, que para algunos ya apuntan a premio seguro. En la película, Timberlake interpreta a uno de los amigos del protagonista, el Llewyn Davis del título, un cantautor ficticio y sin suerte en la escena folk de Greenwich Village de la que surgió Bob Dylan, interpretado por un actor semidesconocido, Oscar Isaac, que parece llamado a la gloria.

El papel de Timberlake es menos destacado, pero el cantante consigue llamar la atención con un registro apocado y folkie que no le teníamos visto. Así como un look de barba recortada, camisa y jersey de pico que se aleja bastante del smoking y pajarita XL que ha utilizado para promocionar su álbum Suit & Tie. Su carrera no se parece en nada a la de Llewyn Davis, aunque Timberlake se esforzó en empatizar con el personaje. "Conozco a mucha gente que tiene talento pero a los que nadie escucha. El azar puede lanzar tu carrera. Lo importante es no dejarse atrapar por las cosas que impiden que nos expresemos", dijo Timberlake en la rueda de prensa respecto al fracasado protagonista de la película.

Además, Timberlake ha colaborado en la banda sonora de la película junto a Marcus Mumford, líder de Mumford and Sons y marido de Carey Mulligan. La actriz, omnipresente en este festival tras inaugurarlo con El gran Gatsby, es otra de las protagonistas de la cinta, donde interpreta a una especie de gemela morena y malhumorada de Joni Mitchell o Mary Travers, la etérea cantante de Peter, Paul and Mary. El estreno de la película en las salas estadounidenses no llegará hasta el 6 de diciembre. Antes podría arrasar en el palmarés de este festival, que siempre se ha mostrado generoso con sus autores.

No es el último proyecto cinematográfico con trasfondo musical que Timberlake tiene en la recámara. El cantante también se encuentra en el festival para encontrar financiación de cara al rodaje de Spinning Gold, que produce y protagoniza en el papel del mítico productor Neil Bogart, que fundó Casablanca Records y fue una de las cabezas pensantes del movimiento disco. Esforzado en su rol de promotor del proyecto, el actor se encuentra en el festival desde principios de semana. El miércoles rivalizó con la gran soirée de El gran Gatbsy con una fiesta de temática disco donde volvió a demostrar sus dotes como maestro de ceremonias e incluso bromeó sobre el orgasmo femenino al evocar Love to love you, el hit de Donna Summer que produjo Bogart. Cuentan que el productor convenció a la cantante para que incluyera un puñado de sugerentes gemidos en la grabación. El resto es historia.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa