John Travolta y Olivia Newton-John se ponen de nuevo la ropa (y el pelazo) de Grease

La actriz ha subastado recientemente la 'biker' negra con la que se hizo mundialmente famosa para recaudar fondos para la investigación del cáncer.

John Travolta y Olivia Newton-John ayer en el evento celebrado en Florida.

Desde que la historia de amor de Danny y Sandy se convirtiera en un megahit mundial en el año 1978 ninguno de los dos intérpretes de Grease había vuelto a ponerse la ropa con la que protagonizaron las escenas más iconicas del film.

Ayer, Travolta, de 65 años, y Newton-John, de 71, se enfundaron en el vestuario original de la película para participar en un evento musical sing-a-long de Grease que celebraba en el anfiteatro Coral Sky de la localidad de West Palm Beach, en Florida.

La actriz australiana compartió en su cuenta de Instagram la imagen de ambos caracterizados. Ella lleva la camisa blanca, la falda de tablas y el cárdigan amarillo con los que enamoró a un Danny Sucko que al regresar al instituto Rydell en septiembre se revelaría como un auténtico malote. Esa personalidad fue la que adoptó Travolta: la del T Bird o pandillero rebelde que vestía con vaqueros pitillo negros y chaqueta biker de cuero.

Ella podría haber hecho lo mismo: la chaqueta negra con la que finalmente consiguió reconquistar a su amado Danny vuelve a pertenecerle, después de que el pasado mes de noviembre la subastase por 218.000 euros para recaudar fondos para su centro de investigación especializado en oncología. El comprador se la devolvió poco después en una caja de color rosa: “Esta chaqueta te pertenece a ti y al alma colectiva de aquellos que te aman, aquellos para quienes eres la banda sonora de sus vidas. No debe quedarse en el armario de un multimillonario. Por esta razón, se lo devuelvo con humildad y respeto a su legítima propietaria, que es usted”, explicó en una nota anónima el hombre. Newton-John que lucha contra el cáncer desde hace años y está volcada en la causa expresó su emoción y sorpresa por el gesto loable.

Sin embargo, eligió ponerse la indumentaria de «niña buena» que caracterizaba a su personaje hasta su transformación final.

El vestuario de ‘Grease’ es obra del mítico diseñador francés Albert Wolsky, quien forma parte de la historia del cine gracias a este título pero también a otros como Manhattan, Bugsy o All that Jazz. Wolksy, que ha trabajado con directores de la talla de Woody Allen, Sam Mendes, Alejandro G. Iñárritu, Nora Ephron o Mike Nichols, ha contado que el vestuario del musical ambientado en los años cincuenta nació de un minucioso estudio de los ropajes típicos de la época en los institutos de Estados Unidos.

Cuando Olivia Newton-John filmó esta película tenía 29 años, es decir, la horquilla de edad que intentaba representar estaba muy alejada de su edad real. Por eso, para el director fue un reto doble conseguir que el vestuario fuese creíble: “Empecé intentando ser perfectamente realista”, ha contado Wolsky a la revista de moda WWD, “pero el director quería más color y terminé pensando: “Hay gente en esta película que se supone que va al instituto y ya peina canas. ¿Por qué demonios iba a ser realista?”.

Ahora que de verdad los dos actores protagonistas de Grease peinan canas (Travolta sobre un impresionante pelazo digno de mención) aquellas ropas enloquecidas vuelven a la actualidad.

Ya el año pasado los dos actores se vieron involucrados en un evento similar, en el que celebraron los cuarenta años de la película que les lanzó a la fama mundial. Travolta y Newton-John se han reunido ya varias veces antes desde el lanzamiento de Grease. En 1983 los dos protagonizaron de nuevo un film juntos, titulado Two of a Kind. En 1987 aparecieron en el video clip de Michael Jackson Liberian Girl. En 2012 grabaron un álbum de villancicos cuyos  beneficios destinaron a una entidad benéfica.

El evento en el que tuvo lugar este reecuentro respondía al título de Meet N’Grease e incluía la oportunidad de que el público hiciese preguntas a los dos protagonistas. Durante la sesión Olivia Newton-John se permitió la licencia de ponerse una chaqueta biker negra con bordados de flores que parecía una versión actualizada de la que hizo célebre en su día. De la chaqueta devuelta por el donante anónimo no hubo ni rastro.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa