Jennifer Lawrence celebra su boda en un castillo famoso por albergar fantasmas

El castillo de Belcourt, en Rhode Island, recibe visitas guiadas por mediums los fines de semana. Cuentan que entre sus muros ha habido más de quince presencias paranormales.

Actress Jennifer Lawrence and Cooke Maroney in New York City. 09/09/2019 Foto: Gtres

Se sabe que Jennifer Lawrence y el galerista Cooke Maroney han invitado a 150 personas a su boda, que se celebra esta noche. Es más que probable que entre ellos se encuentren Emma Stone, Bradley Cooper o el clan Kardashian, entre otros amigos cercanos de la actriz. Pero la pareja debería estar preparada por si aparece alguna visita inesperada, porque el enclave que han elegido para casarse es muy proclive a las apariciones. Literalmente.

Lawrence y Maroney se casarán en el castillo de Belcourt, en Newport (Rhode Island), un imponente edificio del siglo XIX famoso por albergar fantasmas. De hecho, los fines de semana se celebran allí visitas paranormales guiadas. Y hasta hay libros documentando los extraños sucesos que ocurren entre sus muros.

El castillo de Belcourt lleva toda la semana preparándose para la boda de Jennifer Lawrence y Cooke Maroney Foto: Gtres

Valorado en setenta millones de dólares, Belcourt se construyó a petición del congresista Oliver Belmont, que quiso hacerse una residencia de estilo versallesco para albergar su enorme colección de antigüedades europeas. Pero Oliver no sabía que bajo el terreno donde edificó había una tumba. Y ahí empezaron los problemas.

Durante los años que estuvo abandonado, entre los sesenta y los setenta, los jóvenes de la localidad se acercaban a “avistar” fantasmas. En 1975, el castillo paso a manos de la familia Tinney. Fueron ellos los que contactaron con una medium, Virginia Smith, quien identicó nada menos que 15 presencias diferentes, entre ellas, una voz femenina que echa a los huéspedes del salón de baile, la estatua de un monje que cobra vida o la esposa del primer propietario, Alva Belmont, paseándose vestida de fiesta por la segunda planta. Son varios los investigadores de lo paranormal que se han acercado a Belcourt para recopilar información. En 2009, el programa del canal Sci Fi, Ghosthunters, dedicó un especial al castillo. Un año después Harley Tinney, uno de los últimos residentes, publicó el libro “The ghosts of Belcourt Castle”, un repaso a sus muchas vivencias extrasensoriales en la propiedad.
En 2012 Belcourt pasó a manos de la diseñadora de joyas Carolyn Rafaelian. “Cuando llegué, la energía era muy extraña, íncómoda y pesada. Me llevó meses limpiar el lugar de esas vibraciones”, contaba la propietaria en el New York Times.

Mark Seed, el wedding planner de las celebridades, es el encargado de montar la fiesta. La pareja le ha pedido expresamente que sea «poco convencional». Desde luego, el enclave elegido ya despeja cualquier atisbo de aburrimiento.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa