Isa Calderón: «Mejor mi show que otro equivocado monólogo sobre la libertad de expresión de los cómicos heteros»

La cómica y guionista se estrena por primera vez como stand-up comediant en un show titulado "Acabada".

Conocimos a Isabel Calderón por sus cáusticas e inolvidables críticas cinematográficas (que ella tituló como Reviews Fuertecitas) en las que osaba a desmontar, entre otras cosas, los a prioris genéricos -y supuestamente incuestionables- del gusto heterosexual masculino. Después, pudimos verla en directo los jueves de cada mes, junto a su inseparable amiga, la ensayista e intelectual Lucía Lijtmaer, en el late night show feminista Deforme Semanal. Ahora, por primer vez, se atreve con un monólogo en solitario que estrenó hace quince días y que anoche llevó de nuevo al Palacio de la Prensa. Si te lo has perdido no te preocupes: repetirá a lo largo de este año y 2020 (puedes comprar localidades ya aquí). Escritora, guionista de televisión y, en gran medida, actriz, Isa Calderón ha logrado tantos seguidores como haters gracias a su obra, en los que desde la doble perspectiva del humor y el feminismo, dispara sin piedad contra la sociedad patriarcal («heteruza», como la llama ella) en particular y los comportamientos machistas en general.

¿Puede ser contraproducente eso de reírse de una misma?

Pues mira no lo sé. Es verdad que es algo muy femenino. Tenemos incrustado en el cerebro el síndrome de la impostora, no molestar demasiado, no protestar demasiado, no sobresalir demasiado. Supongo que el humor es un arma que utilizamos para subvertir precisamente lo que se espera de nosotras. También te digo que el machismo nos baja el ego a base de bien, cosa que no sucede a la inversa, y nos hace cuestionarnos cómo nos comportamos, si nos pasamos de listas etc.Aa veces solo nos queda descojonarnos de como está montado el sistema y las consecuencias que supone para nosotras mismas.

¿Por qué los humoristas que tú denominas “heteruzos” se ríen menos de sí mismos?

¡Pero y cómo iban a hacerlo! Madre mía. ¿Y poner en solfa su masculinidad y su valía? La verdad que muchos cómicos de este país son increíblemente conservadores y machistas, no todos, ojo, claro está. Y no creo que estén por la labor de hacer una introspección profunda. El día que lo hagan les puede explotar la cabeza. Supongo que si te ríes de ti mismo es que has alcanzado un buen nivel de autoconocimiento, y has analizado bien el mundo en el que vives y que te rodea. Además, cuando uno se ríe de sí mismo yo creo que es porque se ha independizado bastante de la opinión de los demás. ¡Imagínate si están independizadas en ese sentido las mujeres conscientes de la desigualdad en la que viven! ¡Imagínate que hacen humor sobre cómo vivir en un mundo que no las protege ni las acepta! ¿No es acaso más interesante que el humor que se supone universal? Joder, ni te cuento ¿no? Los cómicos están pasadísimos de moda. ¡Y tienen 1289 programas cada uno! ¿No es una paradoja? ¿No es ridículo?

¿Cuál es la peor crítica que te han hecho o la que peor te ha sentado?

A mí lo que peor me sienta es que me digan que estoy loca. En plan, ¡Qué cosas dices, qué graciosa, qué fuerte, estás loca! No mira, no estoy loca, hay mucho curro ahí detrás. Eso a un tío no se lo dirían.

Sueles quejarte a menudo de los mensajes de odio que te dejan en redes sociales, ¿qué comentario de hater es el que más te ha hecho reír?

Pues mira qué contradicción con la respuesta anterior, lo que más me ha hecho reír fue un comentario que me escribieron en una Review Fuertecita en Youtube  y decía: «Esa puta loca tiene razón”. Delirante. ¡Hasta dándome la razón me insultan!

¿Qué es más grave? ¿La misoginia o el machismo?

Bueno yo creo que sin la primera, no existiría lo segundo ¿no? El machismo es consecuencia de la misoginia, supongo. Solo se explica la violencia sutil o no sutil que se ejerce sobre nosotras por el odio.

¿Recuerdas en qué momento exacto te diste cuenta de que debías ser feminista y militar como tal?

Bueno yo no soy activista, ni siquiera soy una experta en el tema, esto siempre lo digo. Hay tantísimas mujeres que saben tantísimo y que nos informan tan bien, y otras que realmente están comprometidas con la causa a un nivel verdaderamente tan admirable… yo soy simplemente una mujer feminista más, una artista, y aporto mi perspectiva feminista en todo lo que hago. No recuerdo exactamente cuando me di el golpe en la cabeza, supongo que el ámbito laboral ya me abrió los ojos completamente. Ha sido algo orgánico y progresivo.

¿Cuál es el micromachismo más perverso que eres capaz de recordar?

Mira, a mí lo que más me puede fastidiar es que se enfaden conmigo porque me enfade yo, o si me sobreviene la ira o la cólera no poder expresarlas sin que me llamen histérica, loca o exagerada. Me ofende profundamente, y me enfado más. Esto me ha pasado todo la vida y me sigue pasando. Odio que me interrumpan y no poder hablar tanto como un tío en una reunión. Esto me pasa poco últimamente porque me he montado un universo propio en el que yo estoy muy tranquilita, pero el otro día en la radio ocurrió: la presentadora le daba más turno de palabra a él y durante más tiempo. No lo soporto. Y luego está la la luz de gas. No existirá nunca más un tío que me haga luz de gas. No voy a volver a dudar de lo que he sentido, ni de mis percepciones, ni de mi intuición, si alguien me lo vuelve a hacer, le descuartizo. ¡Menuda soy yo!

¿Se puede educar a un machista en el feminismo o son causa perdida?

Cuanta energía hay que emplear ahí, y cuántas lágrimas y frustración.  La cuestión es ¿merece la pena tanto esfuerzo? Depende de lo que te importe esa persona. También te digo que es hora de que ellos mismos se impliquen en este asunto. Pero yo lo veo complicado, no te voy a mentir.

¿Quién es más machista? ¿Albert Rivera o Cayetana Álvarez de Toledo?

Solo te voy a decir que una vez, una mujer salió de Deforme Semanal cabreada como una mona porque nos habíamos metido con una mujer del PP, no sé si era Cayetana. Esta señora lo puso en Twitter indignada y me molestó muchísimo. ¿Cómo es esto que nosotras no podamos hablar de otras mujeres? Y además mujeres del PP que no paran decir burradas. Mujeres colaboracionistas. ¡Solo faltaba!

¿Por qué ‘Acabada’, el nombre del show?

Es un show que versa sobre mis miedos, mis inseguridades, mis experiencias equivocadas en el amor… no sé, me parece muy cómico el título. Ya te avisa de lo que vas a ver. Además, mejor esto que otro equivocado monólogo sobre la libertad de expresión de los cómicos heterosexuales y sobre su incorrección política, que de eso más bien, nada, claro, si no todo lo contrario, o los límites del humor. Hablo sobre mí y mi ruina emocional. Casi todo es ficción, también te lo digo.

¿Quién es tu cómica favorita de todos los tiempos? ¿Por qué?

Me encantan Malena Pichot y Charo López, me chiflan, son súper gamberras y valientes. El stand up de «Persona» que también hacen con las geniales Ana Carolina y Vanesa Straucht me parece el mejor show de comedia que he visto en mi vida. ¡Y eso que a mí la comedia no me gusta mucho! En España, me gustan Patricia Sornosa, Lorena Iglesias o los vídeos de Rocío Quillahauman. Tienen humor fino y sofisticado. No parecen tíos haciendo humor.

¿Cuál es la reacción del público que más miedo te da?

Bueno ahora con la extrema derecha y todo este movimiento tan reaccionario hacia las mujeres, me da miedo que entre un loco en algún show y me la líe. Pero iría a por él y le montaría un pollo de tres narices, también te lo digo.

¿Cuál es el trauma que crees que te ha beneficiado más en tu carrera profesional como material cómico inspirador para lo que haces?

El odio es un motor vital fantástico. Yo soy una cínica increíble, y la verdad que le tengo mucha manía a muchas cosas y a mucha gente. No puedo con la afectación, la gente afectada me pone mala. Aún así mi humor no va de jorobar a la gente, no soy tan kamikaze. Pero no tengo traumas. Soy una persona muy melancólica pero que siempre está alegre, mira tú por dónde. Emocionalmente soy frágil y soy muy obsesiva. Hay que saber llevarme. Lucía Lijtamer lo hace muy bien. A veces la llamo cinco veces al día para contarle lo que he comido o a veces la llamo cinco veces al día para decirle las cinco veces exactamente lo mismo. A veces cuando voy a trabajar a su casa, por el camino, le voy mandando por whatsapp los minutos que quedan para llegar, le voy haciendo una cuenta atrás. O sea, ella me tiene que querer de verdad. ¿No te parece? Siempre necesito atención, soy una plasta.

¿Cuál es tu defecto personal que más deploras?

Necesito mucha atención, ya te digo. A veces le doy mucho el coñazo a mi pareja. A veces le obligo a ser testigo de cada cosa que hago en el devenir de mi existencia… me voy a duchar, me voy a dormir, voy a comer, me voy, he vuelto…. qué horror.

¿Por qué tienes el pelo tan bonito y cómo te lo cuidas?

Juro que es todo natural. Me lo lavo todos los días y uso un champú de tío, el que compra mi pareja. ¿Cómo te quedas?

¿Te irías de cañas con Rajoy, como suelen decir los españoles?

Pues mira, la verdad es que me han dicho que es un señor con mucho sentido del humor. Pero yo no me iría con él de cañas, preferiría Andrea Levy o Soraya Sáenz de Santamaría ¿no? Si tengo que elegir prefiero irme de cañas con gente del PP que con gente de Ciudadanos, eso sí.

Has dicho en varias ocasiones que cuando tuviste la ocasión de conocer personalmente a Pablo Iglesias te cayó bien. ¿Por qué?
Ese señor es un encantador de serpientes. Te cautiva, hablas con él y te cae bien a los tres segundos, te lo aseguro. Es cercano y muy agradable. Mira, cuando le invitamos a Deforme Semanal, y entró en el camerino, de repente, se soltó la coleta, y movió así la melena, de lado a  lado, y nos dejó alucinados a Lucía, a Marc Giró y a mí. Fue como una aparición.

¿A quién sueñas con llevar de invitada a tu espectáculo?
A mi escritora favorita. Vivian Gornik.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa