Healthgoth: hay un gótico en mi gimnasio

Visten ropa deportiva negra y su religión es el culto al cuerpo. Los nuevos góticos son adictos al fitness y la tendencia, bautizada como #healthgoth, ha sido la segunda más buscada en 2014.

cover Healthgoth

Olvida la típica imagen de un chico gótico pasado de kilos tumbado en el sofá de una habitación lúgubre. O la del devorador de videojuegos (y comida basura) que solo practica deportes virtuales delante de una pantalla. Son una reliquia del siglo XX. En 2015, los nuevos góticos rinden culto al cuerpo, adoran el transhumanismo (la corriente que sueña traspasar los límites humanos con la tecnología), el arte hecho en Internet, y la ropa deportiva negra.

El movimiento se llama Healthgoth (Salud gótica) y los primeros que le pusieron nombre fueron tres amigos de Portland (Oregón): Los músicos Mike Grabarek y Jeremy Scott, del grupo de electrónica Magic Fades y el artista Chris Cantino. Ellos crearon la web original de Health Goth en Facebook en 2013 y el sello de electrónica Amdiscs los señaló como padres del movimiento. Pero pronto les salió un competidor para hacerse con la patente de la tendencia. El dj de Chicago Johnny Love (Deathface) tuvo visión comercial y compró el dominio www.healthgoth.com donde vende ropa de gimnasio (negra) que él mismo diseña. La web se ha convertido en el portal oficial de la comunidad, muy numerosa en su ciudad natal, en Los Ángeles y en Nueva York.

Healthgoth

«Imagino un futuro poblado de seres góticos físicamente perfectos», confiesa el principal impulsor de la tendencia.

Instagram @caitlepillar

“Después de varios años de giras, decidí que tenía que perder peso, así que dejé de comer carbohidratos y bajé 10 kilos”, cuenta Johnny, de 24 años, a S Moda. “Me quedé muy delgado y empecé a hacer pesas para ganar músculo”, continúa. No fue lo único que comenzó a practicar con disciplina. También colgaba a diario fotos de sus entrenamientos en Instagram con el hashtag #healthgoth. Las redes hicieron el resto: hoy es la segunda tendencia más 'googleada' de 2014 después de Normcore. “Cuando empecé a ir al gimnasio iba con la misma ropa que uso en la calle: negra. Ese hashtag describía exactamente lo que yo era, un gótico saludable (“a healthy goth”), así que el nombre salió naturalmente”, explica Johnny. Los tatuajes, los piercings y el grafitti también forman parte de la cultura de esta subtribu urbana.

“Nuestra filosofía es trabajar para conseguir el físico de un ser humano ideal. Algunos dicen que el body building es un deporte y otros que es un tipo de arte similar a la escultura. Eso es lo que estamos tratando de conseguir: hacer arte con nuestros cuerpos”, relata desde su casa de Chicago.

Healthgoth tiene sus referentes en la música y en la moda. En el iPod de Johnny suenan grupos de rock y electro industrial como Nitzer Ebb y Nine Inch Nails y cita a Yohi Yamamoto, Rick Owens, Martin Margiela y Ann Demeulemeester -“básicamente ropa oscura y drapeada”- como los diseñadores fetiche del movimiento. Él mismo crea camisetas con la firma Dead Worldwide, la versión gótica y oscura de la ropa de entrenamiento de Nike y Adidas. “Tuneamos sus logos y los invertimos. Es una forma de burlarnos de ellos y de la gente que vive para las marcas. En la cultura grafiti, manipular la firma de un grafitero es una especie de provocación. El concepto es el mismo”, cuenta Love. Sus fiestas 'healthgoth' en el club East Room y en el Soho House en Chicago son cada vez más populares. “Mi próximo evento será una sesión de entrenamiento gótico colectivo”, avanza.

Logos Healthgoth

La firma Dead Worldwide invierte los logos de las marcas de deporte.

Facebook Healthgoth

¿Y qué hay de las chicas? “La tendencia es unisex porque la ropa deportiva también lo es. Hay el mismo número de chicas y de chicos.”, aclara el dj. A Healthgoth no le falta una gurú femenina. Se llama Caitlin Cuningham, y es amiga de Love y líder de la banda australiana Asylum Sisters.

El dj aún quiere llegar más lejos con su fantasía saludable y dark, en la que imagina un futuro poblado de seres góticos físicamente perfectos. “Mi sueño es escribir un libro, abrir un gimnasio y dirigir un club nocturno en Playa del Carmen (México)”, cuenta. #Healthgoth puede dar para mucho.

Healthgoth

Caitlin Cuningham, gurú femenina del movimiento.

Instagram @caitlepillar

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa