Guía práctica para convertirte en una buena fotógrafa bajo el agua

Tres cámaras y tres consejos que marcarán un antes y un después en tus habilidades fotográficas submarinas.

aquaticcover

Foto: Thinkstock

Si os gusta jugar a aprendices de buzo os contamos aquí lo que necesitáis para emular, aunque sea tímidamente, al bueno de Jacques Cousteau fotografiando el mundo submarino. Bien sea practicando esnórquel, esa suerte de buceo de superficie con tubo respirador, o descendiendo a las profundidades para encontrar el tesoro de la foto que dejará boquiabiertos a todos tus contactos de Facebook.

 

Lo primero que necesitas es inspirarte escuchando la música de Life Aquatic, ese delirio cinematográfico protagonizado por un Bill Murray en el que Wes Anderson parecía estar más pendiente de que su banda sonora encajara con las imágenes que de cualquier otra cosa. Una vez que las musas te acompañen escoge cuidadosamente tu equipo.


Es importante tener en cuenta que no es lo mismo una cámara resistente al agua que una cámara para bucear. La clave está en que la máquina aguante la profundidad a la que vayas a sumergirte. Te proponemos tres que seguramente no te defraudarán cuando te zambullas con ellas.

lumixint

Panasonic DMC-FT4.

Panasonic DMC-FT4. En la revista Traveler probamos hace poco la más dura de las cámaras que Panasonic tiene en su catálogo. Esta máquina es capaz de aguantar una inmersión de hasta 12 metros. Lo que la convierte en una idónea para los que en ocasiones practican esnórquel y para buceadores que se atreven a tocar fondos marinos poco profundos. No en vano tiene incluso un modo de imagen especialmente creado para hacer fotos bajo el agua. Su flash también tiene la suficiente potencia para que la falta de luz, propia de toda inmersión, no sea un problema. Fuera del mar también cumple muy su papel si la ponemos a prueba en condiciones duras.

camara 3

GoPro HD Hero2

GoPro HD Hero2. Si hay una cámara que se ha puesto de moda entre los que buscan hacer toda clase de trastadas con ellas esa es la GoPro. Aunque su última versión ha mejorado, sigue sin deparar una gran calidad de imagen. Pero eso no es lo que principalmente buscan sus fans. Su secreto está en que pueden adquirirse para ella toda clase de accesorios para grabar desde saltos con el monopatín hasta paseos por las profundidades del mar. Para esto último se ha lanzado una carcasa que permite acoplarla sobre unas gafas de buceo y sumergirla a un máximo de 60 metros.

camara2int

SeaLife DC 1400

SeaLife DC 1400. Los que se atrevan a adentrarse algo más en serio en las profundidades saben que necesitarán mucha luz debajo del agua. Si dejamos de lado el mundo de las costosas carcasas para cámaras réflex profesionales la mejor opción es la SeaLife DC 1400. Una máquina que se distingue por sumergirse hasta 60 metros, por sus mandos con teclado de piano para manipularla fácilmente y porque puede comprarse con dos potentes flashes diseñados para retratar cualquier monstruo marino con el que nos topemos.

fotoaqua 4

Rihanna, también aficionada a la fotografía acuática.

Una vez que tienes tu equipo listo toca sumergirse, comenzar a disparar fotos y llevarte unas cuantas desilusiones. No tardarás mucho en comprobar que tus fotos poco, o nada tienen que ver con las que National Geographic publica sobre las profundidades oceánicas. Aunque no pretendas convertirte en un especialista no está de más seguir estos tres consejos básicos que te proponemos. Pueden ayudarte a mejorar mucho tus imágenes submarinas.

 

  1. Necesitas más luz. Por cerca de la superficie que esté lo que quieras fotografiar notarás de inmediato que bajo el mar la cámara necesita más luz que en la superficie. Por eso es importante que elijas para sumergirte las horas del día en las que el sol ilumina con más fuerza, pero también que tengas en cuenta que es probable que necesites usar el flash bajo el agua. Si optas por lo segundo es recomendable que te acerques al motivo que quieres captar para que el destello lo ilumine adecuadamente.

 

  1. Afina el color. El agua puede darle a la escena submarina que vayas a captar tonos de color extraños. Normalmente las cámaras preparadas para inmersiones cuentan con un modo especial que tiene en cuenta eso, pero no está de más que hagas pruebas con las funciones de balance de blancos de tu cámara hasta que aciertes a captar el color con precisión. También puedes intentar mejorar la imagen en casa con un programa gratuito como Picasa de Google.

 

  1. Practica antes de sumergirte en el mar. Que sepas bucear no quiere decir que sepas hacerlo también haciendo fotos. No está de más que antes de sumergirte en el mar con una cámara hagas lo propio en una piscina para aprender a desenvolverte con ella. Además, como es importante que te mantengas alerta bajo la superficie no deberías revisar constantemente las fotos que hagas en la pantalla. Eso mejor déjalo para cuando salgas a la superficie. Al fin y al cabo tienes pulmones, no branquias.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa