Guía para encontrar las mejores torrijas de España (después de las de tu madre)

¿Dónde comer las más tradicionales? ¿Y las que huyen de clasicismos? Elaboramos una guía con los locales gourmet donde disfrutar del postre más demandado de la Semana Santa.

torrijas

Con las torrijas se dan dos constantes de las recetas de toda la vida. La primera es que cada maestrillo tiene su librillo (y es que no hay dos torrijas iguales –en ningún sentido–), y la segunda es que las mejores torrijas (como las mejores croquetas o la mejor ensaladilla rusa) son las de tu madre/abuela.

Por si hay algún despistado, las torrijas son rebanadas de pan empanadas en leche o vino, rebozadas en huevo y fritas. Luego ya se le añade lo que uno guste (canela, licor, miel, almíbar, azúcar, limón rallado…). Es una cosa muy española (la primera torrija ‘documentada’ aparece en el siglo XV); y, tradicionalmente, se toman durante la Cuaresma y la Semana Santa.

Aquí va una breve ruta por nuestra geografía a la caza de la mejor torrija:

La casa de las torrijas (Paz, 4, Madrid). Sitio de visita obligada para todo nostálgico (el tiempo parece haberse detenido en este lugar) y/o torrijero que se jacte de serlo. En este antiguo y castizo establecimiento, la clásica torrija se acompaña de un vinito dulce, y se puede tomar en cualquier momento del año.

Pastelería Nunos (Narváez, 63, Madrid). Cada año, esta pastelería sorprende, y mucho, con su catálogo de torrijas. En mermelada de limón, en petit suisse, en conserva, con salpicón de manzana… La imaginación del galardonado José Fernández no tiene límites a la hora de crear torrijas.

Restaurante Sylkar (Espronceda, 17, Madrid). Mundialmente conocido por su tortilla de patatas (una de las mejores de este país), Sylkar también merece encabezar los rankings de mejores torrijas (su textura es indescriptible). Las hacen todo el año, y en fechas señaladas (léase Semana Santa) llegan a despachar cientos de ellas al día.

Confitería La Campana (Sierpes, 1, Sevilla). Fundado en 1885, y ubicado en el centro de Sevilla, ir a merendar o desayunar a este elegante y clásico lugar (uno de los más emblemáticos de toda la ciudad) es tradición. Sus famosas torrijas son imprescindibles en estas fechas.

Casa Tino (Alfredo Truan, 9, Gijón). En el centro de Gijón, este familiar restaurante de toda la vida, de cocina tradicional y casera, ofrece excelentes torrijas (como colofón al tan en boga cachopo). Como si las comieras en casa de tu abuela… Eso sí, si pides ‘una torrija’ igual no te entienden, allí es ‘un picatoste’.

La Viña (Henao, 27, Bilbao). También conocido como La Viña de Judas, este restaurante típicamente bilbaíno es famoso, además de por su excelente cocina elaborada con la mejor materia prima, por sus torrijas. Hace unos años, los por entonces Príncipes pasaron por allí, y terminaron el festín con unas torrijas…

Restaurante Cañadio Santander (Gómez Oreña, 15, Santander; hay otro Cañadio en Madrid, Conde de Peñalver, 86). De este establecimiento, destacar que sus torrijas son de sobao pasiego. Quienes las han probado las recuerdan con lágrimas en los ojos y aseguran que son tan contundentes que si los hobbits hubieran conocido este producto no hubieran usado nunca sus famosas lembas… Otra peculiaridad es que en Cantabria, las torrijas son más cosa de Navidad.

Casa Lac (Mártires, 12, Zaragoza). El hecho de que sea el restaurante más antiguo de España ya es motivo suficiente para la peregrinación, pero no el único: sus torrijas con helado de vainilla gozan de merecidísima fama.

La Taberna del Sil (Joaquín Blume, 2, Ponferrada). Esta taberna acaba de ganar el primer premio a la mejor torrija tradicional de la Península. Su responsable, Pilar González, dice que el secreto está en el pan y en ponerle cariño…

Para los que quieran probar la modalidad de torrija hecha con brioche (una variante que se está extendiendo): Comer dCine (Príncipe de Vergara, 87, Madrid), Urkiola Mendi (Arturo Soria, 51, Madrid) o La Dominga (Espíritu Santo, 15, Madrid).

Torrijas

Las torrijas, el postre más demandado de la Semana Santa.

Las recomendaciones de Sergi Arola

Nos hemos dejado en el tintero algunos sitios de referencia como Pastelería Fantoba (Don Jaime I, 21, Zaragoza), Confitería El Riojano (Mayor 10, Madrid), La Duquesita (Fernando VI, 2, Madrid), Casa Mira (Carrera de San Jerónimo, 30, Madrid) o la Antigua Pastelería del Pozo (Pozo, 8, Madrid). Precisamente este último establecimiento es el que nos recomienda Sergi Arola cuando le hemos preguntado por sus torrijas favoritas. También ha destacado las que sirven en el restaurante Los Galayos (Botoneras, 5 – Plaza Mayor, 1, Madrid), las originales torrijas ‘abizcochadas’. Y, aunque Arola no ofrezca este popular postre en su restaurante, sí confiesa “haberlas comido siempre, y si las tengo que hacer yo, las versiono en un postre que incluye marron glacé y helado de canela”. También nos recuerda que “para valencianos y catalanes, las Monas de Pascua se convierten en su dulce estrella en estas fechas. En Barcelona, Bombones Blasi es una de las múltiples pastelerías en las que comprar las clásicas Monas de Pascua. En cualquiera de sus cuatro establecimientos se pueden encontrar todo tipo de figuritas de chocolate. Desde las ya clásicas con forma de huevo hasta las más originales entre las que destacan aquellas con formas de animales o de pelotas”.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa