Felipe Oliveira deja Lacoste tras 8 años en la firma

El diseñador portugués abandona la enseña francesa tras casi una década marcada por su adaptación a nuevos lenguajes y reinvención comercial.

Felipe Oliveira Baptista saluda en su último desfile en Lacoste el pasado mes de febrero. Foto: Getty

Lo han confirmado sendas partes afectadas en sus redes sociales: Felipe Oliveira Baptista abandona Lacoste tras ejercer ocho años como director creativo de la firma. «El fin de una era», ha zanjado el diseñador nacido en las Azores, ofreciendo desde su cuenta de Instagram una sentida despedida al equipo de la firma que cofundó el tenista René Lacoste en los años 30: “Ocho increíbles años que han sido posibles gracias al talento y el apoyo de todo el mundo en Lacoste, especialmente de su estudio de diseño. También gracias a los increíbles patronistas, estilistas, asistentes de estilismo, productores, diseñadores de escenario, diseñadores de sonido, músicos, directores de cine, directores de casting, estilistas capilares, maquilladores, modelos, relaciones públicas, directores creativos, diseñadores gráficos, diseñadores de moda, agencias de publicidad, periodistas, escritores, actores, coreógrafos, bailarines, deportistas y, por encima de todo, a mi compañera de fechorías y mi todo lo demás: Sévi” (ésta última, en referencia a su mujer y bastión empresarial, Sevérine Oliveira).

Desde la emblemática firma del polo de piqué, por su parte, se ha compartido una foto del portugués ataviado con su emblemático cocodrilo: “Lacoste despide con honores a Felipe Oliveira tras ocho años de enriquecedora colaboración y le desea un enorme éxito en sus proyectos futuros”. Oliveira no ha aclarado, todavía, si dentro de esos «proyectos futuros» se encuentra retomar el liderazgo de su homónima firma que capitaneaba junto a su esposa y que suspendió en 2014, pocos días antes de un desfile programado.

La despedida de Oliveira supone un adiós a una etapa en la que el creador supo modernizar a la firma francesa y adelantarse con acierto años antes a la fiebre del athleisure –la tendencia de ropa deportiva adoptada en uso diario y urbano– que lo invadiría todo a partir de 2014. El creador se hizo con el prestigioso premio Hyères en 2002 y desde entonces su carrera pisó el acelerador: fundó su propia marca y en 2010 sucedería al que en sus inicios había sido su jefe, Chistophe Lemaire. Hoy dice adiós a una firma que en España opera desde 1962 con la familia Basi.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa