Es hora de edificar en feminino

Las principales arquitectas españolas se reúnen en un ciclo para reivindicar su presencia en el futuro de un sector que no apuesta por ellas.

Es hora de edificar en feminino

Foto: Mirta Rojo

Según las encuestas publicadas por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos, las mujeres se concentran en los puestos más precarios y peor remunerados de la profesión. Además, son mayoría entre los compañeros asalariados que trabajan por cuenta ajena», explica Inés Sánchez de Madariaga, doctora en Arquitectura y actual profesora de Urbanismo de la Escuela de Arquitectura de Madrid.

Han pasado casi 80 años desde que en España se licenció la primera fémina en esta carrera, y las cosas han avanzado poco y despacio. De eso se quejan Ariadna Cantis y Martha Thorne, las profesionales que han creado Espacios para arquitectas, un ciclo de conversaciones que comenzará el 27 de octubre en Madrid y que pretende dar a conocer datos reales sobre arquitectura y mujeres, crear un foro de opinión y difusión y generar una hoja de ruta para establecer un cambio necesario. «En este país es especialmente difícil plantear estos temas por nuestra propia negación del problema», explica la comisaria Cantis.

Es hora de edificar en feminino

Martha Thorne. Escuela de disco Zollverein (Alemania).

Cordon Press.

Martha Thorne, directora ejecutiva del Premio Pritzker –considerado el Nobel de la arquitectura– hace hincapié en las cifras. «Aunque más del 50% de los estudiantes de esta carrera son féminas, en el mundo laboral no están proporcionalmente representadas. Tampoco en puestos de responsabilidad académica –en España solo hay dos catedráticas entre los 150 existentes en todo el territorio– ni en premios o galardones. Pero lo realmente preocupante es que cobramos entre un 15% y un 25% menos que nuestros compañeros. Por lo que no es simplemente cuestión de esperar a ver si con el tiempo se arreglará. Hay que actuar».

Lucha por la igualdad. Como afirma Izaskun Chinchilla, existen muy pocos ejemplos de arquitectura «hecha» en femenino: «Lo que han logrado las mujeres, con mucho esfuerzo, es demostrar que pueden hacer las cosas de la misma forma que los hombres hasta ahora. Creo que la incorporación real de los valores femeninos a este campo está por llegar. Yo me esfuerzo cada día en trabajar en aquellos aspectos que la tradición masculina ha dejado olvidados, como crear lugares acogedores, entender los problemas de género, los de los niños y los ancianos en nuestras ciudades, admitir los límites medioambientales, empoderar al ciudadano, operar con modelos económicos donde todas las partes ganan, diseñar arquitecturas con valores patrimoniales… Me alegra mucho cuando alguien encuentra femenino el resultado de estos esfuerzos», explica. Su colega Anupama Kundoo añade: «Poseemos un talento natural de síntesis y armonización de distintas preocupaciones que se plasma en nuestras creaciones».

Es hora de edificar en feminino

Imagen de propuesta ganadora de la primera fase del concurso City of Dreams. Organizado por Figment para la construccion de un pabellon en Governors Island, en NY en verano de 2015.

Izaskun Chinchilla. Colaboradores: Adriana Cabello, Alejandro Esparllagas y Alfonso Aracil.

Los datos de los países de nuestro entorno no son mejores. Hace 10 años, el Royal Institute of British Architects publicó un informe, que tuvo mucha repercusión en Reino Unido, titulado ¿Por qué las mujeres abandonan la arquitectura? Denunciaba la imposibilidad de conciliación y el trato discriminatorio. «Las cifras no han cambiado mucho desde entonces. Es verdad que en Brasil y Europa del Este la arquitectura sí es una profesión que, como en España, se está feminizando. No es el caso de Holanda, donde las chicas siguen siendo una minoría en las escuelas. Pero todas las naciones comparten la difícil incorporación en el mundo laboral. En este sentido, el lugar donde cuentan con la mejor integración es Estados Unidos, según los datos recientemente publicados por el American Institute of Architects, que dice que un 25%, por ejemplo, son profesoras universitarias», explica Sánchez Madariaga.

Herencia nacional. La mayoría de las participantes en Espacios para arquitectas coincide en la falta de referencias femeninas que hay durante la formación, la poca confianza de las instituciones públicas y privadas en equipos liderados por ellas para contrataciones por cuenta ajena, la necesidad de conciliar en un sector de competitividad desmesurada y rentabilidad económica escasa en los primeros años, y la poca investigación sólida y visible sobre problemas de género.

Es hora de edificar en feminino

Anupama Kundoo. Su obra Original Wall House, en Auroville (en el estado indio de Tamil Nadu), representa sus valores.

D.R.

Chinchilla añade una puntualización: «En España, son frecuentes los estudios que se han forjado a través de varias generaciones de arquitectos. Abuelos brillantes que han dejado estudios bien posicionados a hijos que han sabido actualizarse con sabiduría e incluso a nietos que, a veces, son dignos herederos. Estos estudios hunden las raíces de su prestigio en un pasado en el que la figura de la arquitecta no existía. Tendrán que pasar varias generaciones para que esas tradiciones se inicien con protagonistas femeninas».

Es hora de edificar en feminino

Biblioteca de los libros perdidos creada por Kundoo en Barcelona.

D.R.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa