Ellos son el centro de atención de la alfombra roja

Perfectamente trajeados y dispuestos a hacer ver su dominio de las tendencias, ellos son el nuevo centro de atención de la pasarela de Hollywood.

Actores

Recapitulemos: hace apenas un año Cate Blanchett se convirtió en noticia cuando, mientras una reportera la entrevistaba a su llegada a los Oscar, el cámara dejó de enfocar su cara para hacer un repaso exhaustivo a su vestido de Givenchy (a su juicio más interesante que lo que estaba diciendo). La actriz, indignada, contestó: «¿Hace lo mismo con los hombres?».

Pues bien, ahora sí. El photocall de los últimos Globos de Oro, que el pasado día 10 marcó el pistoletazo de salida de una maratón que termina en febrero, con los Oscar, ha sido –¡sorpresa!– cosa de hombres. Prueba de ello son los repasos sartoriales de cabeceras como The Cut o The New York Times. Esta vez le dedicaron sus galerías a ellos: David Oyelowo, la nueva (y refulgente) estrella de Hollywood, cubierto en lamé azul de Dolce & Gabbana; Michael Keaton, que a sus 63 años y con un traje a medida de Ermenegildo Zegna parecía salido de un anuncio de perfume; Jamie Dornan, la imagen moderna de la elegancia con su tuxedo de Louis Vuitton; o George Clooney, que protagonizó más titulares por repetir el esmoquin de Armani de su boda que por recibir el premio Cecil B. DeMille en reconocimiento a su carrera.

Actores

Chris Evans de Gucci, Matt Bomer, cuyo armario tiene Tumblr, de Ralph Lauren;Ethan Hawke, o la prueba de que la doble botonadura es cool; y Jared Leto de Lanvin (blanco, por supuesto).

Cordon Press

Actores, moda, ¡acción! Hay razones de sobra para que ellos acaparen la alfombra, porque si pensábamos que la etiqueta de gala dejaba poco sitio para la creatividad en el flanco masculino, los estilismos de esta nueva cosecha de actores prueban lo contrario. Ahí está Jared Leto, aficionado al look total blanco; Matt Bomer, que combina con maestría camisa de cuadros y corbata de lunares; o Eddie Redmayne, capaz de lucir un dos piezas turquesa como si llevara un vaquero.

Los accesorios también dan juego. Las zapatillas de Alan Cumming o las slippers de purpurina de Oyelowo merecen mención aparte. Incluso sus estilismos capilares son dignos de titulares. «El año de la barba», reza el diario The Independent, ilustrando la noticia con los frondosos retratos de Dornan y Gyllenhaal.

Actores

Adrien Brody, algo gótico y de Givenchy; Redmayne hace patria vestido de McQueen; Gerard Butler, de Boss, sabe que el azul es el nuevo negro; y Dornan, de Neil Barrett, sabe sudar la camiseta.

Cordon Press

Cambio de guión. «Hace 15 años ningún actor tenía estilista», dice Italo Zucchelli, director creativo de la línea masculina de Calvin Klein. «Hoy no mueven un dedo sin uno», asegura. Para Long Nguyen, de la revista norteamericana Flaunt, la fluida relación entre los actores y la industria de la moda tiene una explicación (algo que las actrices aprendieron hace tiempo): «Un sustancioso contrato con una firma permite aceptar papeles en filmes indies más arriesgados»… O sesudos. Referencia directa a McConaughey, imagen de Dolce & Gabbana y celebrado actor por su actuación en Dallas Buyers Club y Paperboy, dos títulos muy alejados de sus anteriores comedias románticas. Pero Zuccheli va más allá. «Es una tendencia que refleja la evolución del hombre en un plano más general. Ahora prestamos más atención a la ropa, nos gusta. Y los actores son especialmente buenos comunicando el atractivo de la moda», asegura.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa