Elle Fanning: «La moda es lo más. Jacobs tiene ese toque ‘vintage’ que tanto me va»

A sus 13 años, la pequeña musa de los Coppola es lista como el hambre.

Las niñas prodigio del cine tienen fama de ser redichas o cursis. Pero de todo eso, Elle Fanning no tiene un pelo. Todo piernas, brazos y risas, esta adolescente del sur de Estados Unidos tan pronto saca su lado más gamberro como se convierte en la más refinada sirenita en tierra. Una tierna lolita que, durante la entrevista, no deja de estirarse unos shorts de Zac Posen y ese blusón lleno de labios carmesí que tanto contrasta con la limpieza de su rostro. Tiene 13 años y una carrera que supera la de su hermana mayor, la seria Dakota, gracias a estrenos como el de Somewhere, premio del Festival de Venecia, donde Sofia Coppola muestra el talento de esta actriz «efervescente y divertida, muy niña y más profesional que nadie». Su filmografía crece tan rápido como ella con el estreno de Super 8, en un futuro cercano, We Bought a Zoo, a las órdenes de Cameron Crowe, y Twixt Now and Sunrise, junto a Coppola padre.

¿Intimida estar junto a esta leyenda del cine? No. Fue como estar con mi abuelo. ¡Un italiano en estado puro! Fue maravilloso trabajar con Sofia en Somewhere y aún más con su padre en Napa, en sus viñedos, donde ella se crió. La experiencia fue explosiva.

Parece parte de la familia. No te lo puedes ni imaginar: Francis cocinando pasta por la noche y yo echándoles una mano… Pasta y chuletones. Le encanta cocinar y se pasa el día pensando nuevas recetas.

¿Y Sofia? ¿En qué se diferencian padre e hija? A Sofia le encanta la improvisación, mientras que a Francis… no tanto. Cambia las líneas, prueba diferentes cosas, pero no rueda tantas tomas como Sofia. Dos o tres y decide.

¿Qué aprendió de los otros directores con los que ha trabajado? La lista es cada vez más larga… Cameron pone música en el rodaje todo el rato y le asigna a cada personaje un tema diferente. Gracias a él me enamoré de Bob Dylan. Ya lo conocía, pero ahora me tiene enganchadísima. Tangled Up in Blue es una de las canciones que más escucho.

¿No hay Lady Gaga en su iPod? Me encanta. He tenido tantas celebraciones en la escuela con su música que de no gustarme no sobreviviría. Me paso el día bailando sus canciones.

Pero en lo personal prefiere el ballet y Bob Dylan. ¡Y Marilyn Monroe! Ella sí es mi ídolo. Cuando tenía siete años me vestí como Marilyn para Halloween y un año más tarde no dejaba de ver La tentación vive arriba. ¡Es tan guapa! Y totalmente natural, encantadora. Esa risa… nunca ves una foto mala de ella.

¿Tiene el mismo gancho que ella con los chicos? ¡Si lo tengo, lo disimulan muy bien! Empieza a ser un poco raro porque estoy en ese punto en el que soy mucho más alta que los chicos de mi clase y me tengo que agachar para darles un beso.

Esas zapatillas con cuña no ayudan a acortar distancias. Son mi tesoro. De Prada. Fue mi regalazo de cumpleaños cuando cumplí los 13. Siempre he querido tenerlas.

¿Una enamorada de la moda? ¿Si me gusta? Es lo más. Marc Jacobs me encanta. Y Valentino. Tienen ese toque vintage que tanto me va. Me chifla la ropa y me cambio un millón de veces al día, algo con lo que siempre me gano una bronca porque lo dejo todo por medio y luego hay que recoger la habitación.

¿Qué otras pasiones oculta? Me encanta Titanic y siempre he querido conocer a Meryl Streep, porque mi película favorita es El diablo viste de Prada y porque es la mejor en todo lo que hace. No hay nadie que la iguale.

También me han dicho que es buena con los videojuegos. Eso lo dicen porque me pasaba el día jugando a los Angry Birds con el director J. J. Abrams. ¡Es un niño grande! También me encanta la fotografía. ¡Soy la mejor! Tengo un aplicación en el móvil que hace que las imágenes parezcan de Super 8.

¿Y dónde quedan los estudios? El año pasado saqué muy buenas notas. Mis padres piensan que es lo más importante y yo estoy de acuerdo. Lo que me dicen que haga, lo hago.

¿Y con su hermana? Hacemos cosas de hermanas (risas). 

¿Y lo que querría hacer es…? En mi último sueño conseguía dar 14 piruetas de ballet seguidas. Pero estaba dormida… Mi sueño es seguir siendo actriz. A cualquier edad. Y ahora, después de este año, relajarme y continuar con las clases de ballet. Quizá así consiga hacer las 14 piruetas despierta.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa