greta thunberg

¿Seguro que esa camiseta contra el cambio climático no favore a agravarlo? Piensa dos veces antes de comprar merchandising de Greta. Foto: Getty/ Redbubble

El timo de las camisetas ‘activistas’ de Greta Thunberg que contaminan el planeta

La industria del merchandising se apropia de la imagen de la activista con sistemas de producción alejados del consumo ecosostenible.

Más fotos
  • Foto: Saturday Night Live

    1 de 12

    /  Pasó con las marcas y camisetas feministas (que luego no lo eran tanto en sus procesos de producción y comercialización) y está pasando de nuevo con el efecto Greta. El mercado sabe que rebelarse vende y esta vez ha tocado apropiarse del rostro de activista adolescente y de sus lemas para comercializar camisetas, fundas de móvil y un sinfín de productos de todo tipo en supuesta defensa de la lucha contra la emergencia climática. Nadie parece resistirse al fenómeno, como en este caso Woody Harrelson, que lució una camiseta con la cara de la activista enSaturday Night Live como guiño a Thunberg. El modelo se ha convertido en icono y varias webs de ventas de camisetas ya comercializan la 'Woody Harrelson Greta Thunberg T-shirt' (con un precio aproximado de entre 10 y 15 euros el modelo en función de la web que se visite).

  • 2 de 12

    /  Para entender el fenómeno, basta con teclear 'Greta Thunberg' en webs de venta como Redbubble (1.346 resultados), Etsy (casi 600 productos) o centenares más en webs como AliExpress, TeePublic o la web de producción en demanda para pequeñas marcas Spreadshirt  (según explicó a Fashionista un portavoz de la plataforma, se doblaron entre agosto y septiembre las búsquedas con la palabra 'Greta'). En la imagen, un mix de Greta Thunberg y David Bowie en el modelo Rebel Rebel, disponible en RedBubble. Toda esta producción, en la mayoría de casos, no tiene nada que ver con Fridays For Future. Se trata de marcas que aprovechan el tirón de la plataforma activista entre la población para comercializar productos con sus lemas o, directamente, con el rostro de Greta.

  • Foto: Redbubble

    3 de 12

    /  La conversión de Greta en una suerte de producto para consumo masivo, como ya ocurrió con la imagen del Che, los lemas de Occuppy Wall Street o la camiseta del No pasarán que popularizaron las Pussy Riot, está rodeada de problemáticas que interfieren, directamente, con los ideales que transmite Fridays For Future y la propia activista. Las camisetas a bajo coste que se pueden encontrar en este tipo de webs suponen unos procesos de producción en las antípodas a Fridays For Future: "Solo para cultivar el algodón que se necesita para una camiseta se pueden necesitar 2.700 litros de agua, suficiente para que una persona beba durante dos años y medio, y, si no se cultiva orgánicamente, unos cien gramos de pesticidas y otros químicos agrícolas", destacaba sobre la marketinización de Greta en camisetas Jasmin Malik en el reportaje ¿Está tu camiseta de Greta contribuyendo al cambio climático?.

  • 4 de 12

    /  Las camisetas de algodón con el rostro de Greta tampoco escapan a estar involucradas en su producción con microplásticos: fragmentos minúsculos de plástico que se desprenden durante el lavado y que, como recuerda Malik, "contaminan los océanos, el agua del grifo, la sal de mesa y las tripas de cada especie de tortuga marina". En la imagen, camiseta disponible en AliExpress por unos 8 euros.

  • 5 de 12

    "Las camisetas, particularmente aquellas con hilos 'mezclados' de colores, pueden contener poliéster y otras fibras sintéticas, que se derivan del petróleo crudo y emiten emisiones de gases de efecto invernadero desde la extracción hasta la eliminación", apunta la periodista en su reportaje en Fashionista. Aquí, camiseta de AliExpress por 8 euros.

  • Foto: Etsy

    6 de 12

    /  Ha llovido mucho desde que Katharine Hamnet convirtiese en alegato político su camiseta-pancarta frente a ThatcherEnsayistas como Jessa Crispin o periodistas como Amanda Hess nos lo vienen advirtiendo desde hace tiempo: la marketinización del activismo político se ha convertido en una auténtica plaga que vacía de significado a la propia lucha contracultural. Aquí, una tarjeta navideña que convierta a Greta en una especie de Grinch navideño, disponible también en Etsy.

  • Foto: Etsy

    7 de 12

    /  Rachel Greenwald Smith también ahondó en esta idea en su repaso sociocultural a la moda política en Los Angeles Review of Books, donde enfatizó que la camiseta con mensaje «no es un vehículo para la política, para marcar la diferencia entre amigos y enemigos. Es la evidencia de lo fácil que es comercializar la disidencia. En lugar de mostrar una polarización, de aumentar la energía política, la popularidad de la camiseta con mensaje es una evidencia de la disolución de lo político». En la imagen, vela que santifica la imagen de Greta, disponible en Etsy por 19 euros.

  • Foto: Etsy

    8 de 12

    /  Adoptar los conceptos del activismo social es una constante en un mercado que nos arenga continuamente a atrevernos a ser diferentes y despiertos ante el cambio, aunque su mensaje se desvirtúe, como en este caso, en la misma transacción de la compra. En la imagen, calcetines con la cara de Greta disponibles en Etsy por 15 euros.

  • Foto: Etsy

    9 de 12

    /  En un juego de símbolos encontrados, el merchandising también ha sabido jugar con uno de los símbolos de Trump, la gorra roja de MAGA (Make America Great Again) para transformarla en uno de los lemas más coreados y escritos en pancartas en las manifestaciones contra la emergencia climática. En este se puede leer Make America Greta Again y cuesta 21 euros en Etsy.

  • Foto: Etsy

    10 de 12

    /  O en tazas que muestran su viral enfado cuando reprochó a los líderes mundiales aquello de "¿Cómo os atrevéis? Habéis robado mis sueños" por su pasividad ante el cambio climático. Esta, disponible en Etsy por 10 euros.

  • Foto: Redbubble

    11 de 12

    /  Su rostro se ha convertido también en reclamo capitalista. La mayoría de camisetas recurren a su imagen, en este de aquí, disponible en RedBubble, con una Greta ilustrada, con hashtag, y con sus icónicas trenzas.

  • Foto: Redbubble

    12 de 12

    /  Tampoco faltan las carcasas para móvil, las pegatinas o los tapices con sus lemas. Curiosamente, y condensado toda esta lógica de capitalismo voraz, en algunas de webs de venta con fundas de móvil en las que aparece Greta abrazando a la Tierra bajo el lema "No hay planeta B" se alerta de que el accesorio "podría exponerte a agentes químicos como el bisfenol A (BPA) el cual es reconocido en el estado de California como causante de defectos congénitos u otros daños en la reproducción humana".

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa