El palmarés de ladrones y robos de película se lo lleva Cannes

Millones de euros robados en joyas a lo largo de su historia: el festival de cine sí que ha tenido estrellas de guante blanco como protagonistas

cover

Foto: Getty

Sienna Miller, Cate Blanchett, Natalie Portman o Marion Cotillard se dejarán ver estos días por el Palacio de Festivales luciendo exclusivas joyas y los últimos diseños de las grandes casas de la moda. Fuera de la alfombra roja del Festival de Cannes (que empieza hoy), las joyerías de la ciudad se preparan para otro tipo de invitados: los ladrones de guante blanco.

Durante el certamen se celebran infinidad de subastas y exposiciones de joyas de altísimo valor, lo que alienta la ejecución de hurtos durante estos días. El primer atraco tuvo ya lugar el pasado martes, cuando cuatro individuos armados se llevaron un botín valorado en 17,5 millones de euros de la boutique de Cartier de la Croisette. Esa misma tienda también fue, en el año 2009, escenario de un robo similar, en el que tres cacos se llevaron del escaparate joyas valoradas en 15 millones de euros.

Quizá el robo más llamativo perpetrado en Cannes fue en el año 2013, cuando un individuo se hizo con unos diamantes de la marca Leviev valorados en 103 millones de euros. El atraco tuvo lugar en la planta baja del Hotel Carlton, durante la celebración de una subasta organizada por el magnate israelí Lev Leviev. El ladrón nunca fue capturado.

Carlton Cannes 2013

En 2013, el hotel Carlton sufrió un robo millonario de joyas valoradas en 103 millones de euros.

Cordon press

En el Festival de ese mismo año, Chopard, encargada de fabricar la Palma de Oro a la mejor película, denunció la sustracción de un juego de diamantes de la habitación de uno de sus empleados. Los ladrones no sólo se llevaron las joyas, sino que arrancaron la caja fuerte entera de la habitación.

La seguridad durante ese certamen pareció llegar a estar fuera de control cuando pocos días después, el joyero suizo De Grisogono denunció la desaparición de un collar de diamantes de 2 millones de euros de su propia marca, durante la fiesta que organizó en el Hotel Eden Roc de Antibes. Tras estos casos de infarto, los comercios del sector del lujo de Cannes unieron sus fuerzas para luchar contra esa lacra, consiguiendo que en 2014 se perpetraran únicamente 20 robos.

Lo cierto es que el bling-bling de los festivales también atrae a los ladrones del otro lado del Atlántico. No podemos olvidar el caso del robo del espectacular vestido de perlas que lució Lupita Nyong’o durante la última edición de los Oscar. El vestido de Calvin Klein Collection, valorado en 150.000 dólares, fue sustraído de la habitación de la actriz del hotel London de West Hollywood. El ladrón, al no poder revender el vestido al precio que esperaba, lo abandonó en un cubo de la basura del mismo hotel de Los Ángeles. Una pena que no todos los robos tengan, como en esta historia, un final made in Hollywood.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa