El ‘efecto cuero’ es el nuevo algodón: así lleva de la cabeza a los pies el tejido del momento

Es la tendencia que ahora mismo reina en el street style de todo el mundo. Pasó de la pasarela a la calle y ahora llega también al low cost con prendas que imitan la piel a la perfección.

Cuero tendencia

La influencer londinense Nurce Erben con americana turquesa de cuero combinada con pantalón negro de cuero. Foto: Getty

El pasado mes de septiembre, cuando se presentaron las colecciones para la primavera-verano de 2020, nos dimos cuenta de que un nuevo material reinaba en las pasarelas: el cuero. Y cuando decimos nuevo, nos referimos a las mil y una formas que de repente era capaz de adoptar. Pasamos de la eterna cazadora biker, asociada a la estética rock, y de los pantalones de piel negra a un sinfín de propuestas a todo color y de todos los estilos. Un hecho que vino propiciado por la vuelta de los 90 y una de sus creaciones más míticas: las prendas y accesorios con estampado de piel de serpiente. Con la película de Corazón Salvaje como máximo exponente y Britney Spears como referente indispensable, de pronto comenzamos a ver cómo las tiendas se llenaban de pantalones y cazadoras confeccionadas con materiales que imitaban la piel de los reptiles. La aceptación fue tal que el siguiente paso ha sido una explosión de creatividad en torno al cuero.

Prada, quién si no, fue de las primeras en abrir la veda con trajes de falda y chaqueta confeccionadas completamente en piel. Aunque sus faldas con vuelo y pedrería y sus tops a juego son las verdaderas protagonistas de la revolución. Colores como el malva o el naranja intenso encabezan esta fiebre del cuero a la que se suma Salvatore Ferragamo con la americana perfecta para esta primavera confeccionada en un cuero rosa irresistible.

Chaqueta rosa vista en el desfile de Salvatore Ferragamo. Foto: Imaxtree

Valentino y Givenchy experimentan con nuevas formas y usos. Pierpaolo Piccioli pone a prueba la ductilidad del cuero creando una chaqueta de mangas abullonadas que desafía a las teorías del tejido, mientras que desde Givenchy aparecen camisetas con lazada al cuello y bolsillo en el pecho incluido de una exquisita piel. Minivestidos, monos, camisas… Un sinfín de opciones que ha hecho que la calle tome rápidamente el testigo.

Valentino subió a la pasarela los shorts de cuero, que también han llegado a las tiendas ‘low cost’. Foto: Getty

Desde entonces no hemos dejado de ver a celebrities afectadas por la fiebre del cuero. El clan Kardashian-Jenner han sido de los primeros en adoptarlo. En septiembre Kim Kardashian sorprendía con un pantalón de cuero del que no se desprendía. Bella Hadid insiste en convertirse en el máximo referente de esta tendencia vistiendo día sí, día también prendas de piel. Sin embargo, son las insiders, estilistas y demás población que gira en torno a las semanas de la moda las que nos dan la mejor inspiración.

Han sido ellas las que nos han demostrado que el pantalón de cuero tiene vida (y mucha) más allá de la estética motera. Después de ver su versatilidad empezamos a ver las infinitas posibilidades de esta prenda llamada a convertirse en el fondo de armario de la primavera. Se puede llevar con prácticamente todo y sus versiones baggy, slouchy y culotte hacen de estos pantalones la pieza clave para un look sofisticado y urbanita.

La influencer Pornwika apuesta por el los colores vivos. Foto: Getty

La eterna perfecto de cuero que, ojo, nunca pasará de moda, deja paso a otras opciones de inspiración ejecutiva como las americanas de piel. Una chaqueta ideal para darle otro toque a nuestros looks, con un punto entre vintage y de vanguardia. En negro como el perfecto básico que va con todo, o en un color potente con el que darle vida a cualquier conjunto.

El cuero también desbanca a la prenda por excelencia de la primavera y el entretiempo: la gabardina. O, más que desbancarla, la reinventa presentando diseños en piel con la misma estructura y la misma caída que el mítico trench.

Trench de cuero naranja de Prada. Foto: Imaxtree

La revolución no se queda ahí sino que también encontramos vestidos que se adaptan como una segunda piel, faldas asimétricas, camisas de mangas farol para rematar un look de lo más ochentero o vestidos camiseros de grandes solapas.

Propuesta de Celine. Foto: Imaxtree

Una inspiración infinita que podría quedarse solo en eso para muchas por los elevados precios de sus prendas que rondan entre los 900 y los 3.000 euros si no fuera por las veneradas firmas de moda rápida. El low cost ha visto el tirón y se ha apresurado a crear prendas con materiales que intentan imitar lo mejor posible al cuero de verdad. El llamado ‘efecto piel’ se extiende como la pólvora en el catálogo de tiendas como Zara en donde podemos encontrar casi todo lo que vemos en los Street style de todo el mundo.

Si va en contra de tus principios comprar cualquier prenda que imite la piel, sus hermanos mayores, Massimo Dutti y Uterqüe ofrecen opciones de verdadera piel a precios más accesibles que los de las firmas de lujo.

Lo que decíamos, la fiebre del cuero ha llegado para quedarse y, viendo la de posibilidades que ofrece, esperamos que sea por mucho tiempo.

Traje de cuero rojo de Uterqüe. Foto: Cortesía de Uterqüe

Vestido efecto cuero de Sfera. Foto: Cortesía de Sfera

Vestido camisero efecto piel de Zara. Foto: Cortesía de Zara

Falda de cuero rosa de Uterqüe. Foto: Cortesía de Uterqüe

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa