S MODA + Etnia Barcelona

Dime en quién te has convertido y te diré qué gafas necesitas

La colección 'Terra' de Etnia Barcelona es una invitación optimista a redescubrir el valor de lo esencial y reinventarnos en comunión con la naturaleza. Un total de nueve universos, inspirados en esos personajes y movimientos artísticos que transgredieron las normas, para que cada persona encuentre una gafa con la que expresarse libremente.

Propuestas de la firma Etnia Barcelona.

Se suele decir que la moda es reflejo de un contexto, que más allá de una pieza hay una respuesta social. Y no hay duda de que la situación actual ha trastocado todo nuestro mundo, empujándonos a replantearnos nuestros valores e inquietudes. Un éxodo interior que ha despertado nuestra necesidad de volver a los orígenes, de conectar con la naturaleza y apartar lo superfluo de lo esencial. Ese precisamente es el punto de partida de Terra, la nueva colección de la marca de gafas Etnia Barcelona: una invitación optimista a reconectar con nosotros mismos y con el suelo que nos sostiene.

A través de los nueve universos que conforman la colección –desde modelos inspirados en los personajes más inconformistas del Hollywood dorado a movimientos artísticos que transgredieron los estándares clásicos, como el cubismo o el art decó–, la marca nos propone realizar un viaje interior, para intentar descubrirnos a nosotros mismos y reinventarnos una y otra vez. No importa en quién nos convertimos. Porque cada personalidad encontrará siempre un modelo de Etnia Barcelona para expresarse libremente.

Urbanitas. Ahora que vivir en la ciudad se ha convertido en un reto, no hay mayor acto de optimismo que disfrutar de sus limitaciones: pasearlas (aunque sea desde la ventana), como recomendaría la urbanista Jane Jacobs, contemplando sus calles, la gente, su ritmo. Las ciudades nos lo prometieron todo, aunque a veces no nos lo dieran. Quizá por eso cuando llega esta época del año se multiplican las columnas y cartas de amor a esas grandes urbes que nos concedieron el anonimato necesario para crecer como no podríamos hacerlo en otro sitio. El modelo Sofo (189 €) de Etnia Barcelona –un guiño al barrio más bohemio y alternativo y concienciado de Estocolmo–, está inspirado en esta romántica resistencia urbana. Una montura rectangular que juega con los relieves y culmina en cristales degradados y detalles que evocan la naturaleza. O lo que los estetas denominarían: un objeto de deseo.

Rupturistas. Dicen los que conocieron a Josette, la esposa del pintor Juan Gris, que era “inteligente, espiritual, fina… comprendía a Gris”. La historia lamentablemente le concedió el papel de musa, pero hay algo en esa mujer de Portrait de Madame Josette Gris que nos desafía a contemplar la vida de otro modo. Porque en eso consiste el cubismo: no vale con observar una obra, hay que reconstruirla para comprenderla. Ya lo decía Picasso, uno de los padres del movimiento, «yo no pinto lo que veo, pinto lo que pienso». Nuestra Josette es poliédrica, compleja y enigmática. Una mujer capaz de mantener la calma y construir un refugio creativo, mientras las bombas caían sobre París y Europa se desmoronaba. El modelo Josette (175 €) de Etnia Barcelona está hecho para estos espíritus serenos, que afrontan las adversidades con optimismo y que, ni aunque quieran, logran pasar desapercibidos. Se trata de una montura geométrica extrema con un puente de aire vintage. La sensibilidad artística se manifiesta también en los colores: un frontal blanco y contundente, con cristales azules que evocan las distintas etapas del cubismo.

Neorurales. «Entras por una cancela /caminas dos o tres pasos /a la izquierda están las berzas /y en su sombra duerme un gato», canta la artista Lorena Álvarez en La huerta de mi padre. Son muchas las que parecen haber seguido su invitación y puesto rumbo al campo, ya sea para conectar con sus raíces o empezar una vida completamente distinta. Al margen de todo el romanticismo –la vida rural es dura y sacrificada, lo narran las manos de todas las mujeres que trabajan la tierra–, se trata de una toma de conciencia: de reaprender el valor de lo esencial, de ser conscientes de la importancia de la naturaleza y reinventarse a partir de ahí. También de la necesidad de acabar con los clichés, y esa visión bucólica y dominguera del campo, para reconocerlo como un espacio multidisciplinar en el que todo puede tener lugar. El modelo Azores (175 €) de Etnia Barcelona está hecho para puntos de vista desprejuiciados y con conciencia. Al margen de su llamativa montura redonda de aires retro, y unas patillas metálicas acabadas en degradado, este modelo, como todos los de la firma barcelonesa, está realizado con materiales sostenibles: acetato de primera calidad, procedente del algodón y la madera, y cristal mineral.

Soñadores. “Puedes resumir mi vida en una oración, cariño: Hizo películas, hizo el amor y también hizo de su vida un jodido desastre. Pero nunca hizo mermelada”. Hollywood está acostumbrado a crear auténticas leyendas, pero ninguna ha derrochado tanta energía e incorrección como la autora de esta elegía, Ava Gardner. Aunque su tumultuosa vida amorosa a menudo nos distrajo de su increíble filmografía, la ‘condesa descalza’ rompió con todas las convenciones y remilgos de la época, convirtiéndose en un mito del cine en un mundo en el que las mujeres parecían condenadas a interpretar papeles secundarios. Solo alguien así podría mudarse a España y encontrar la libertad en un Madrid sometido por el régimen, e incluso plantarle cara al mismo al representar todos los ideales que odiaban. Hay un trozito de Ava en todas esas mujeres que luchan sus batallas a diario, y una personalidad así necesita unas gafas de montura exuberante, como el modelo Golden Hollywood que lleva su nombre (165 €). Una montura rotunda y vintage, de acetato traslúcido y pequeños contrastes de color. Para hacer de la vida una celebración.

Espíritus libres. «Algo ha cambiado. Dentro de mí, ¿sabes? Y no podría volver. No podría», le confesaba Geena Davis a Susan Saradon en Thelma y Louise. El clásico de Ridley Scott no solo nos dio lecciones básicas de sororidad y lealtad femenina, retrató a dos personajes fuertes y libres que no tenían miedo de enfrentar la violencia a punta de pistola, valga la redundancia. Capaces de afrontar las decepciones diarias, de levantarse de sus propios errores (muchos) y empezar una nueva vida en la carretera (a poder ser, con un mejor final). El modelo Blue Lagoon (215 €) de la colección On the road rinde homenaje a estos espíritus libres e inconformistas que nos mostraron otro camino. Una montura de aviador reconstruida a base de geometría y color.

Optimistas. Cuando Walter P. Chrysler mandó construir el Edificio Chrysler de Nueva York lo hizo con un único objetivo: levantar la torre más alta del mundo. Y durante once meses lo fue. La construcción del Empire State truncó sus sueños, pero Chrysler bien podría conformarse con ser el responsable de uno de los rascacielos más bonitos de la Gran Manzana: un bello edificio art decó que posee la capacidad innata de trasladarnos a la belle epoque y esa atmósfera de prosperidad y desenfreno que lo inundaba todo. El gran sueño dorado, entre nuevos ricos y fiestas sin límites, que tan bien recogió Scott Fitzgerald en El gran Gatsby. El modelo Chrysler (169 €) de Etnia Barcelona, el mismo que Cate Blanchett llevó durante su discurso inaugural de la Mostra de Venecia, homenajea esa época de entusiastas. Una gafa de lentes amplias y líneas puras, revestido de una colorista montura metálica. Otra joya arquitectónica más.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa