Caroline Charles cover

Foto: Getty Images

Del ‘Swinging London’ al palacio de Buckingham, un repaso a la carrera de Caroline Charles

La creadora ha marcado durante cinco décadas la evolución del diseño británico

  • Foto: Getty Images

    1 de 15

    Año 1963: La joven diseñadora Caroline Charles crea sus primeras muestras en un ático de Chelsea (Londres). "Tras la sofisticación sexy de los 50, la inspiración de los 60 fue el Youthquake. No nos vestíamos para ser futuras esposas, asumíamos el disfraz de bombón del look 'Lolita', pero lo hacíamos irónicamente", explica la creadora en el libro Caroline Charles, 50 years in Fashion (ACC Editions, 2012).

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    2 de 15

    La primera colección se lanzó en septiembre de 1963, con una editorial de fotos en un submarino del puerto de Portsmouth.  "Londres bullía gracias a su propio pequeño grupo de gente creativa: nuevos dramaturgos, artistas, fotógrafos, directores, diseñadores, actores, bailarines y, lo que más llamó la atención: el fulgor del nuevo pop".

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    3 de 15

    "Formé parte de un grupo de jóvenes diseñadores de Londres que emergían tras la figura de Mary Quant. Aunque siempre hubo talento, tuvimos la suerte de que América y París se emocionasen con la idea del 'Swinging London'. Jóvenes periodistas escribían sobre nuestra generación. Ellos echaron leña al fuego para que todos nos tostáramos en nuestra fama recién descubierta". En la foto, Mary Quant (de pie); sentados y de izquierda a derecha, los diseñadores Gerald McCann, Angela Cash, Caroline Charles y Tony Armstrong (1965).

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    4 de 15

    "Ringo Starr acababa de anunciar su compromiso con Maureen Cox, así que me acerqué a su apartamento en Cadogan Place para saber si querría que le hiciese unos trajes. Quería vestirle como a un dandy, y él también. Fue extremadamente fácil trabajar con él, quería la calidad de los tejidos y el patronaje de Saville Row pero con un diseño en la línea de Beau Brummel". En la foto, Ringo Starr con un traje diseñado por Caroline Charles (1964). 

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    5 de 15

    "Mick Jagger era el novio de nuestra modelo oficial, Chrissie Shrimpton (hermana de la también modelo Jean Shrimpton). Solía pasar a recogerla por las tardes. Todavía no era tan famoso, sólo un cantante pop que era amigable y poco pretencioso; un chico de buena familia". En la foto: el actor Peter Finch y Mick Jagger posan junto a Charles durante la prueba de dos trajes diseñados por ella.

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    6 de 15

    "Mezclar a famosos con la moda funciona. Los cantantes pop aparecen en las páginas de moda así como en las del mundo de la música; así el diseñador irrumpe en la escena pop y sus prendas son vistas por una mayor audiencia". La diseñadora logró hacerse con una clientela de lo más vip en los 60. Desde Marianne Faithfull a Nureyev, pasando por Barbara Streisand o Dionne Warwick. "Mi ropa encajaba en la nueva generación de estrellas incipientes". La foto es una postal promocional de su marca en EEUU durante los 60.

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    7 de 15

    El primer viaje de Charles a los EEUU fue en 1964, invitada por la cadena de tiendas Macy's. La revista Time le dedicaba editoriales y aseguraba que era "la diseñadora que más define al Chelsea look". Tras vivir un agotador tour de música y moda por 24 ciudades americanas durante 1965 (donde tenía su propio programa de radio –algunas veces televisado–), Charles combinaba su residencia en Londres con visitas a los EEUU, mientras se codeaba con las estrellas del momento. En la foto aparece junto al peluquero Vidal Sassoon y modelos americanas en una imagen del libro Sorry I kept you waiting, madam (Vidal Sassoon, 1968).

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    8 de 15

    "Cuando llegaron los 70, 'Peace and light' (Paz y luz) era el lema de la época: George Harrison se fue a India, Mick (Jagger) se vestía de blanco para un concierto en el parque... Todo cambió conforme a la exuberancia de los 60 –cuando todo era posible y vivíamos en el 'swinging London'–, y todo el movimiento pasó a un 'vamos a cambiar el mundo'. Llegaron las melenas. Toda las prendas ganaron caída. Los 60 habían sido una auténtica montaña rusa en el mundo de la moda londinense, pero los 70 fueron más calmados y sentimos que nos establecíamos. Las colecciones se impregnaban del New Romantic y los tejidos cada vez eran más fabulosos". La imagen es una foto promocional de su marca en los inicios de los 70.

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    9 de 15

    "Al principio de los 70, las siluetas se transformaron en maxi faldas y abrigos, con chaquetas a medida y mucha lana". La foto es una imagen promocional de su marca.

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    10 de 15

    "Los 80 fueron famosos por las hombreras y Joan Collins en Dallas (a la que también vistió). Nuestras colecciones durante esta década marcaban los hombros para crear la anchura requerida y añadimos una mezcla de faldas más largas plisadas y cortas, de cuero, apretadas o faldas lápiz". En la imagen, uno de sus desfiles en la London Fashion Week en 1989.

  • Foto: Gtresonline

    11 de 15

    "En la primavera de 1981 la hermosa Lady Diana Spencer y su madre nos visitaron en nuestro showroom de Beauchamp place y eligieron piezas de la colección. Fue un encuentro feliz con muchas bromas y confidencias y fue el primero de muchas visitas. Más tarde, como princesa de Gales, traería de compras a su amiga Anne Beckwith-Smith. Diseñé para ella un traje muy particular de tartán (en la imagen) para que lo vistiese en los Braemar Games en el verano posterior a su boda. El traje apareció en Vogue y, desde entonces, pasé a ser conocida por la prensa como una de sus diseñadores".

  • Foto: Cordon Press

    12 de 15

    La princesa Diana, con uno de los muchos diseños que vistió de Caroline Charles. En la foto, durante una visita a Derby en 1985.

  • Foto: Gtresonline

    13 de 15

    Tras el barroquismo de los 80 y diseñar parte del vestuario del calendario Pirelli, vestir a Claudia Schiffer o a Naomi Campbell en la portada de Elle, organizar desfiles en la embajada británica de Japón o diseñar bufandas para la reina Isabel II, Charles continuó su carrera apostando por la sofisticación sin estridencias. En la foto, Al Pacino y la actriz Emma Thompson, que optó por un diseño de la británica para recoger su Oscar por su papel de Miss Kenton en Regreso a Howards End (1993). "Ella me enseñó una carta que le había escrito Valentino diciéndole '¿Cómo ha logrado que te conformes con esto?'. Había un cierto aire de superioridad de las grandes firmas cuando se tocaba el tema de los vestidos en los Oscars".

  • Foto: Cortesía de ACC Editions

    14 de 15

    Con la llegada del nuevo milenio, Charles consolidó su perfil de diseñadora de referencia para la alta sociedad británica. En 2002 fue condecorada por la reina Isabel II con la medalla de Comandante del Imperio Británico (la misma que recibió Kate Winslet hace unos días). En la imagen, una propuesta para la primavera de 2011, muy Audrey Hepburn.

  • Foto: Cordon Press

    15 de 15

    "La colisión entre la funcionalidad y la excentricidad a la hora de vestir es la chispa londinense. Los franceses son glamourosos y los italianos son muy buenos en lo que hacen; pero no existe ningún país con tantas escuelas artísticas y tantos graduados en moda trabajando en marcas internacionales como Gran Bretaña". En la foto, Caroline Charles el pasado mes de septiembre, al cierre de su último desfile en la London Fashion Week.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa