De la calle a Prada y otra vez a la calle: la huella de una tendencia

Analizamos el zapato creeper, una tendencia que se consolida.

Jeffrey Campbell

Zapato de cordones tosco con suela de goma gruesa. La suela de colores vivos, de color caldera, de color blanco. La descripción puede sonar a zapato de payaso, pero no. Estamos hablando del zapato femenino más masculino de los últimos tiempos y el que calzaban ya este verano todos los enteradillos del mundo de la moda. Un paseo en julio por el Bread & Butter, la feria de moda tejanera de Berlín, me hizo preguntarme: ¿acaso los regalan?

No, en moda pocas cosas se regalan. Y menos una pieza que lanza un alegato: es un zapato provocador, nada sexy -y por lo tanto quizás mucho más que sexy-, tosco, llamativo, masculino, con reminiscencias urbanas pero pasado por el tamiz de la reina del lujo, Miuccia Prada. En resumen, un zapatroncho moderno, unisex y colorista.

La moda masculina ha gozado de importantes momentos de influencia en la moda oficial femenina (también al contrario). Marlene Dietrich, Greta Garbo, Coco Chanel, el esmoquin de Yves Saint Laurent, Diane Keaton, Bianca Jagger, Grace Jones y más recientemente la pasión que levantaban los diseños de Slimane para Dior Homme entre las mujeres. Dejando a un lado los grandes nombres hay otro tipo de influencia de perfil más bajo que se concreta en prendas y en microtendencias.

El Finantial Times publicó recientemente un artículo sobre los mocasines para mujer, una tendencia que se consolida desde hace 4 o 5 años. En él Monica Blanch Wells, del grupo Pedder, uno de los más importantes grupos de distribución de zapatos de lujo en Asia, achacaba la actual fascinación de las mujeres por el calzado de estilo masculino al "retorno a las viejas técnicas artesanales y a los estilos clásicos actualizados". Estas mismas razones sirven para explicar el auge en las últimas temporadas del zapato de cordones típicamente masculino como prenda de moda femenina.

A la fiebre por el zapato de cordones y al retorno a los estilos clásicos hay que unirle un elemento determinante para fraguar esta nueva tendencia. Un calzado urbano, relacionado con la cultura underground, con la música, con las tribus urbanas: los Creepers. Este zapato de suela muy gruesa y cordones protagonizó un fuerte revival hace 3 o 4 años en ciudades con gran tradición de moda urbana ligada a la contracultura, como Londres o Berlín.

Topshop

Topshop

Desde entonces aparecen habitualmente en publicaciones de moda alternativas como Dazed & Confused o iD, en publicaciones juveniles como Jalouse, en modelos de diseñadores jóvenes como Vena Cava… Por norma general este tipo de publicaciones y estos circuitos de moda algo outsider suelen responder rápido a las tendencias de la calle (donde realmente se crean) y reflejarlas en sus páginas o sus desfiles. Actúan de amplificador y la tendencia se va consolidando.

La tienda Underground de la calle Espíritu Santo de Madrid se especializa en venta de Creepers, y ropa relacionada con tribus urbanas. Viven ajenos a la industria de la moda oficial. Sus clientes cuidan una estética muy relacionada con determinados estilos musicales. Es una estética callejera y underground. Miguel Álvarez se encarga del calzado y confirma que sí, que en los últimos 15 meses o más los Creepers "se están vendiendo muchísimo".

Abrieron su tienda hace 6 años y venden Creepers clásicos, nada de esta nueva moda de suelas de colores en zapatos Oxford. "No hacemos caso a la moda oficial, lo nuestro tiene que ver con la música, con las tribus, con la moda urbana", explica. Pero sí tiene claro que las pasarelas se nutren de la calle "inventan poco. Vuelven siempre a los 60, que siempre funcionan. A la tela escocesa, o las Dr Martens, que también son un calzado muy relacionado con tribus urbanas", opina.

Los Creepers, junto con los zapatos de cordones para chica, son pues la antesala del zapato de Prada que este pasado verano rubricó la tendencia del zapatroncho para mujer. Suela de esparto, debajo suela de goma en dos colores. Algunas publicaciones, locas por la última locura de Prada, compararon este nuevo zapato con los Creepers, pero obviando el hecho de que estos llevaban ya un tiempo en circulación concedieron a Prada el honor de haber rescatado de forma espontánea este calzado directamente de los años 50.

Inspiraciones divinas aparte, una vez Prada apoyó la tendencia del Creeper colorido todos los demás solo tuvieron que seguirla. Así que este invierno Sonia Rykiel, JW AndersonDamir Doma o Paul Smith en su línea para mujer 'Men Only', entre otros muchos proponen este calzado. Y las grandes cadenas, que con sus copias corroboran lo comercial de un diseño. Este es un modelo de Topshop, este de Asos y este de Jeffrey Campbell. Eso sí, como en casi todas las tendencias, en esta también convergieron ideas y Robert Clergerie, firma con años de suelas gruesas en zapatos de corte masculino para mujer a sus espaldas, diseñó a la vez que Prada un brogue blanco con suela amarilla fosforita para el verano que era ácido y perfecto. Y en esa línea seguirán las cosas el verano que viene cuando se consolidará una tendencia que empezó en la calle, que reinterpretó Prada y que fagocitaron todos los demás para devolverla a la calle, el único lugar en el que de verdad se confirman las tendencias.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa