S MODA + Etnia Barcelona

De la Boquería a La Paloma: así son las gafas que han cambiado nuestra visión de Barcelona

La nueva colección de Etnia Barcelona, Mambo Vol.2, es una celebración de la ciudad que ha definido el carácter rompedor y atrevido de la firma. Una línea de lentes y gafas de sol repleta de color y formas rotundas que reivindican la diversión por derecho.

La moda responde siempre a un lugar y un contexto —el mero hecho de vestirnos es un requerimiento social—, pero muy pocas firmas logran mantener un vínculo estrecho con su origen. En el caso de Etnia Barcelona, la marca tomó la Ciudad Condal por nombre y toda la energía y creatividad que siempre han definido a la capital catalana ha moldeado también sus atrevidas colecciones de gafas. Con Mambo vol.2, la propuesta Otoño-Invierno que completa la veraniega Mambo Vol.1, continúa reivindicando sus raíces: un homenaje al espíritu festivo y cosmopolita de Barcelona a través de diseños atrevidos, colores inesperados y una serie de divertidas “postales” que nos transportan a sus rincones más emblemáticos.

“Cada colección responde a unas inquietudes y unos valores que necesitamos transmitir y que expresamos mediante nuestras creaciones. Bebiendo de diferentes referentes artísticos, deseamos compartir nuestro carácter independiente, original y rompedor con las personas que llevan nuestras gafas. Para incentivar una visión diferente del mundo. Para hacer visible lo invisible”, defendía Etnia Barcelona en aquel icónico manifiesto, Be Anartist. La firma nos ofrece esta vez una óptica nueva de la ciudad, recuperando su ya clásico eslogan para añadir a su reivindicación el disfrute por derecho y necesidad.

Porque #BeAnartist Mambo vol.2 es un tributo a los valores que, a puertas de celebrar su veinte aniversario, han definido el carácter rompedor de la casa y su espíritu rebelde. Una colección vibrante y atrevida, con 39 modelos de vista y 8 de gafas de sol, de formas contundentes y colores en estado puro, inspirados en el ritmo y la alegría de una ciudad que nunca duerme. Desde el bullicio de la Boquería hasta la atmósfera mediterránea que envuelve la Barceloneta, la nueva colección de Etnia Barcelona nos propone un recorrido por los barrios que potencian la singularidad de Barcelona y forjan su modo de hacer las cosas.

La diversidad de la Boquería

En este icónico mercado de abastos se puede dar la vuelta al mundo sin salir de La Rambla. Un espectáculo hedonista en donde los aromas exóticos y los colores se entremezclan en un suceder de puestos que muestran orgullosos sus raíces a pesar de la distancia que a muchos los separa de casa. Si los mercados son el corazón de una ciudad, la Boquería habla de una Barcelona abierta y cosmopolita. Una defensa de la belleza más singular que siempre ha abanderado Etnia Barcelona y que traslada a la variedad de modelos que componen Mambo Vol 2. Mandan las monturas oversize, con siluetas escultóricas de formas curvas o geométricas, y combinaciones de colores atrevidos, realizadas en acetato natural, metálicos ligeros y laminaciones delicadas.  ¿El objetivo? Que cada uno encuentre su mejor forma de expresión.

Las Gafas Mambo Rx2. (desde 169 €) de Etnia Barcelona son una oda a la geometría radical.

Con montura a todo color y lentes moncromáticas, la gafa Kea Sun(desde 189 €) de Etnia Barcelona tiene la capacidad de elevar cualquier look.

Referentes compartidos con el MACBA

Ningún museo define mejor la visión artística de Etnia Barcelona como el MACBA. Para empezar, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona es obra del arquitecto norteamericano Richard Meier, una reinterpretación racionalista, inspirada en Le Corbusier y la arquitectura moderna, en donde las líneas rectas y las curvas se combinan entre sí y la luz del sol esculpe su arquitectura. Desde que abrió sus puertas, el MACBA se ha convertido en una parada obligatoria para los amantes del arte contemporáneo y sus exposiciones a menudo saltan de las paredes para colarse entre lo más popular de instagram. Un espectáculo que continúa fuera, con las piruetas de los skaters que ruedan por el patio.

Etnia Barcelona no solo comparte referentes, la firma nació como una forma de expresión a través del color y el arte. En estos veinte años ha estado muy vinculada a las corrientes artísticas y los movimientos culturales, como prueban colecciones inspiradas en Jean-Michel Basquiat, Yves Klein o su última colaboración con Ignasi Monreal. La paleta cromática de Mambo Vol.2 es la mejor muestra de su interés por la experimentación y la creación desde cero: una combinación de colores traslúcidos que se mezclan con marfiles, havanas, marrones o verdes, creando gafas tan delicadas como atrevidas. Por algo se ha convertido en la firma eyewear con más referencias de color.

La fiesta sin fin de La Paloma

Conserva la ostentación de otra época y el encanto de un cabaret en decadencia. La mítica sala La Paloma —y cuando decimos “mítica” no es a la ligera, se inauguró en 1903 y se trata de una de las salas de fiesta más antiguas del mundo—, es un ejemplo de resistencia. La sala de baile inaugurada en 1903 ha conseguido sortear la incertidumbre y las adversidades que le obligaron a echar la verja hace tiempo para reabrir, por fin, este año. No es necesario profundizar en por qué se ha convertido además en uno de los escenarios festivos de la última campaña de Etnia Barcelona. Qué mejor sitio para celebrar la vuelta al baile y la noche.

¿Cómo actualizar un clásico? Jugando con el color, como estas Naxos Sun (desde 189 €) con montura traslúcida de Etnia Barcelona.

Las Vivien (desde 159 €) de Etnia Barcelona tienen un aura cinematográfica.

Aires mediterráneos en La Barceloneta

Es un refugio mediterráneo que mantiene a raya la ciudad, con un largo paseo que conecta el mar con el pasado marinero e industrial. La Barceloneta es quizá la mejor representación del carácter híbrido de la ciudad, en donde convive el interés por la artesanía con la tecnología más avanzada, o las artes de vanguardia con una contracultura oficialmente reconocida. ¿Cómo logran aunar esta dicotomía? Etnia Barcelona lo hace en cada colección: sus modelos se diseñan desde cero, siguiendo con cuidado artesanal todos los pasos del proceso, empleando tecnologías que garantizan la calidad del producto final y ayudan a reducir el impacto medioambiental. Cada gafa está creada con materiales naturales de alta calidad, como el acetato natural de Mazzucchelli o las lentes de cristal mineral de Barberini; y el resultado son unos diseños extravagantes y provocativos, capaces de romper con el clasicismo y los prejuicios de la artesanía.

El estilo personal de Riera Baja

Del mismo modo que se habla del manido je ne sais quoi de las parisinas o el carácter funcional de las londinenses, Barcelona también tiene un estilo fácilmente reconocido. Riera Baja es una de las mecas de ropa vintage y diseñadores independientes que conforman el armario de las barcelonesas, en donde todo se mezcla bajo la única premisa de divertirse sublimando quiénes son. La única regla no escrita que articula #BeAnartist Mambo Vol.2, una colección de gafas de diseños y colores vibrantes para ser quién queremos ser.

El modelo Sonia (169 €) de Etnia Barcelona condensa los pilares de de la firma, forma y color, en un ligera y estilizada silueta.

¿Qué hay más osado que unas lentes degradadas? Estas Bonanova (189 €) de Etnia Barcelona son una invitación a la diversión.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa