Cuestiones generacionales, por Luna de Miguel

«La prensa se ha empeñado en denominar a esta generación venidera como la Ni-ni o la Zzz»

Dakota Fanning

Foto: Cordon Press

Más jóvenes que Rihanna (#youngerthanrihanna) es uno de los divertidos lemas que utilizan los artistas de 89plus, una plataforma muy interesante y ambiciosa, creada por Hans Ulrich Obrist y Simon Castets, que permite a jóvenes creadores de todo el mundo exponer, explicar y compartir su obra ante un enorme público. La red se formó con la voluntad de investigar los intereses y tendencias de una generación aún desconocida y creciente a la que le ha tocado vivir un mundo complicado: por un lado la crisis financiera y por el otro el despegue de las nuevas tecnologías. Pero eso es precisamente lo que a Castets y Obrist les interesa, y lo que se preguntan: ¿Pueden las nuevas tecnologías fomentar un diálogo verdaderamente plural, que reconozca y celebre las diferencias culturales? ¿Cómo crecerá una generación cuya adolescencia está viviendo muy de cerca una tremenda crisis económica? ¿El acceso a Internet ha cambiado su manera de crear, de actuar políticamente o de expresarse? ¿Quiénes serán las cabezas visibles de esta generación nacida a partir de 1989, tras la caída del Muro de Berlín?

Lo cierto es que un proyecto así es más que reconfortante. Uno empieza a investigar un poco en Google y de pronto se encuentra con más nombres de los que podría retener en la cabeza. Nombres de personas que no llevan ni siquiera 20 años con los pies en este planeta, pero que trabajan en el mundo del arte, la arquitectura, el diseño, el pensamiento, la moda o la literatura, desarrollando una voces potentísimas, que no es posible calificar de «prometedoras», pues ya son realmente tangibles, contundentes y reconocibles. De los autores que encuentro relacionados con el circuito de 89plus, me quedo con algunas firmas: Amelia Ulman (España), Nicole Reber (Estados Unidos), Sarah Abu Abdallah (Arabia Saudí), Zakara Raitt (Sudáfrica) o Vvzela Qu (China). A pesar de las distintas procedencias, estilos y técnicas, todas ellas tienen en común el uso de Tumblr, Twitter o Facebook, así como un discurso muy serio sobre su propio trabajo o su cultura.

Algo así parecía imposible hace apenas dos o tres años, cuando la prensa se empeñaba en denominar despectivamente a esta generación venidera como la Ni-ni, o la Zzz, o la Me me me. Y es que no todo lo nacido en los 90 se parece a Miley Cirus. Frente a la niña rebelde y chupamartillos del pop, llama la atención la figura de Tavi Gevinson, cuya pasión por la moda y las tendencias va un paso más allá, y lo demuestra con mucha más elegancia. Equiparables a la contraposición de Miley y Tavi son los casos del estúpido de Skrillex contra el delicado de Nicolas Jaar; de la ñoña de Selena Gómez contra la alucinante Dakota Fanning, o de la angelical presencia de Alba Galocha contra la falsedad de algunas blogueras del mundo de la moda en España.

Acostumbramos a elegir mal a nuestros referentes, pero por suerte aún estamos a tiempo de dar una oportunidad a las voces que surgirán de entre la generación #youngerthanrihanna. Nuestros héroes serán incluso más jóvenes que nosotros, pero se nos presentarán listos y ágiles como los gatos adolescentes. De ellos dependerá nuestro mundo y nuestra cultura. No sé vosotros, pero yo ya confío en su voz. Vienen con la lección aprendida y con grandes ideas. Intuyo que nos quedaremos en buenas manos.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa