¿Cómo se crean las tendencias de belleza?

Casi todos tenemos una idea del engranaje de la industria de la moda pero desconocemos el del mundo de la belleza. ¿Quiénes son los responsables de que llevemos los ojos ahumados o los labios rojos?

COVER

Foto: Getty

Si hubiera que elegir entre estar guapa e ir a la moda ¿con qué se quedarían ustedes? Probablemente, la mayor parte de las mujeres elegiría la primera opción. Sin embargo, casi todos podríamos enumerar, sin pensarlo demasiado, seis o siete nombres de diseñadores, pero muy pocos sabrían mencionar a los maquilladores más importantes del momento, personajes todavía anónimos para el gran público. Moda y belleza siempre han ido de la mano, pero la hermana mayor, la que guía a la otra, ha sido en todo momento la que se encarga de decirnos dos veces al año lo que debemos ponernos. Las tendencias en maquillaje también existen, pero no son tan populares y nacen al amparo de los grandes eventos mundiales entorno a la ropa.

Como cuenta Gato, maquillador oficial de Maybelline en la Semana de la Moda de Nueva York y freelance en las pasarelas de París y Londres “antes de los desfiles los diseñadores y sus estilistas enseñan la colección y su inspiración al maquillador y al peluquero y estos interpretan o sugieren lo que mas se asemeja a la idea original. A veces también proponen cosas opuestas, para dar otro punto de vista diferente al del diseñador y que, posiblemente, pueda apoyar mejor el espíritu de la colección o darle un giro positivo. A veces una colección comercial “segura”, consigue un efecto más dramático y creativo con un maquillaje o pelo teatral, que le da un sentido más profundo y artístico. Al contrario, colecciones difícilmente llevables a la calle se suavizan con maquillajes y peinados limpios y frescos”.

Al igual que en moda, las grandes casas cosméticas lanzan sus tendencias dos veces al año –primavera/verano y otoño/invierno-, inspirándose, en su mayor parte, en lo que han visto en las pasarelas de todo el mundo. La firma MAC acude a los desfiles de Milán, París, Londres y Nueva York, además de otros menos conocidos en Asia, Europa, Pacífico o Sudamérica. Allí van los DOMA, -director of makeup artistry-, que son los que se encargan de la creación de las tendencias y que, en el caso de esta firma, son seis en todo el mundo, seguidos de los seniors artist, maquilladores oficiales de la marca y portavoces de la misma en cada país. Maite Tuset, senior artist para MAC en España, comenta el backstage de los desfiles, “una semana antes la persona que dirige el maquillaje o la peluquería crea el look con el diseñador y luego, antes del desfile, maquilla o peina a una modelo para enseñar y dar las pautas exactas al resto, que seguirán fielmente estas directrices. Cuando acaban las pasarelas más importantes, el equipo creativo se reúne para diseñar las tendencias de la temporada, pero siempre es la moda la que abre el camino”.

celebs

Los festivales de cine son el escaparate perfecto para presentar tendencias de maquillje.

Getty

Las líneas que sugiere esta firma cosmética para otoño invierno 2013/14 son cuatro: Reb-Elle, inspirada en el punk, el grunge y el gótico que vuelven a la ropa, donde el punto fuerte está en unos ojos ahumados; Spiritual-Eyes, que propone una belleza más romántica, misteriosa y hasta fantasmagórica, con colores pastel, tintes grises y ojos melancólicos; Au-Currant, donde los labios, en rojos intensos, son los protagonistas y Perspex-Tive, con paleta nude y mezcla de texturas.

Una vez que se han creado las tendencias, hay que hacerlas palpables y materializarlas y ahí es donde entra el prêt à porter, que en belleza lo constituyen las colecciones, las líneas de productos de la marca. “Lanzamos cuatro tendencias por temporada y 50 colecciones al año”, afirma María Gómez-Rodulfo, directora de comunicación y relaciones públicas de MAC Iberia, “que pueden ser de bases de maquillaje, lacas de uñas, labiales, máscaras de pestañas…”. Es aquí donde las casas cosméticas pueden escapar un poquito a la influencia del mundo de la moda y crear por si mismas, sus líneas de productos. Hay firmas más modestas y que no tienen presencia en las pasarelas, pero que si acuden a otros eventos importantes. L’Oreal Paris, por ejemplo, cubre cada año el Festival de Cine de Cannes, y está más asociada al cine y a las celebrities que a la moda. Sus colecciones no están tan sujetas a las tiranía de los desfiles, aunque la línea para ojos, que sacó recientemente, entronca con el resurgir de lo vintage que hemos visto en muchos diseñadores.

Pero ¿en qué se inspiran los creativos del mundo del maquillaje, cuando no acuden a la moda? “Hay mil vías ”, comenta Gato, “una mujer especial, un color, un movimiento artístico. El maquillaje se constituye de formas y colores, pero también de estados de ánimo. Puedes descubrir una casa decadente en medio de un enclave desconocido que te inspire colores apagados, texturas empolvadas, efectos románticos… La calle, como en el caso de los diseñadores de moda, es también una gran fuente de ideas. Los blogs y las redes sociales se han convertido en una plataforma para descubrir los gustos y necesidades de las mujeres. También la música y las cantantes actuales son creadoras de tendencias en belleza. Su estilo se copia y se imita. Las firmas cosméticas han tenido que adaptarse y sacar al mercado colores únicos y productos que cubran esta demanda ”.

Rihanna, sin ir más lejos, ha colaborado con MAC durante este año y cuando hablamos de colaboración no nos referimos únicamente a prestar su imagen a la marca, sino a tomar parte en el proceso creativo de un producto. RiRi Woo -reedición de la mítica barra de labios de Ruby Woo, de MAC- y RiRi Summer –colorete más tres labiales- y RiRi Fall –pestañas postizas, sombras y lápices de ojos, coloretes..- son tres de las creaciones, en las que la cantante de Barbados ha participado. La cantautora estadounidense Beth Ditto, es otro personajes, al margen del mundo de la moda y la belleza, que también han colaborado en la creación de productos para esta firma.

El maquillaje empieza a despertar tanto interés como la moda, prueba de ello son los blogs de belleza, como el de Natalia Belda, que se multiplican y que explican las tendencias y como aplicarlas. A pesar de que, generalmente, las mujeres eligen el estilo que más les favorece y lo mantienen en el tiempo, muchas empiezan a aventurarse y probar cosas nuevas. En palabras del maquillador Gato “también en moda la mujer elige el look que mejor le sienta, pero eso no la limita a que cada temporada compre ropa que se adapte a sus gustos. Con el maquillaje pasa lo mismo. Si ve algo nuevo que le atrae trata de investigar y probar cosas diferentes”.

 

mac

La colección de Rihanna para MAC.

Mac

La respuesta a por qué los maquilladores distan mucho de alcanzar la fama de los diseñadores y son personajes anónimos, está de nuevo en el hecho de la preponderancia de la moda sobre la belleza. Según Gato, “el creador de moda tiene un control total de su colección y es el principio de la cadena. Toda la industria comienza a partir de su obra. El maquillador pone su arte y oficio a disposición de esta maquinaria y muchos factores condicionan su trabajo: la luz, la elección de la modelo. Pocas veces es su punto de vista el que prevalece. Sin embargo, ejercen una gran influencia ya que son los encargados de maquillar a las celebrities y modelos en las grandes revistas y esos looks son después copiados en la calle”.

Algunos de los grandes nombres de este arte del trasformismo son en opinión de Gato “Pat Mcgrath, por su fiel y longeva colaboración con Steven Meisel, que le asegura la portada del Vogue Italia y páginas dentro del Vogue USA mensualmente, además de ser la reina indiscutible de los desfiles. Peter Phillips, por su modo único e innovador de entender el maquillaje o Lucía Pieroni, por trabajar asiduamente con los fotógrafos de moda más demandados”. Maite Tuset, señala al español Baltasar González Pinel y la historia recordará a Kevyn Aucoin como el más influyente en la industria de la belleza, según el New York Times. Maquilló a todas las estrellas del firmamento, escribió libros como Making Faces (Time Warner, U.K) o Más que maquillaje (Editorial Urano), considerados como la biblia del maquillador y, tras observar la falta en el mercado de determinados productos cosméticos de alta calidad, creó su propias fórmulas. Su línea de maquillaje marcó fue un antes y un después en la cosmética moderna y fue la primera recomendada por dermatólogos y clínicas de cirugía estética.

modelo

¿El maquillaje natural de Ralph Lauren será lo que veremos en la calle la próxima temporada?

Getty

nieves

El rojo de labios que Nieves Álvarez lució en el desfile de Duyos podría ser el tono del verano que viene.

Getty

MAQUILLAJE

Maquillaje en tonos marrones visto en la Semana de la Moda de Nueva York.

Getty

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa