Cómo hacer ‘Slime’, el tutorial más buscado en 2017

Lo que debes saber sobre el 'blandiblú' que está acaparando YouTube, publicaciones de Instagram y millones de búsquedas en Internet.

slime

'Cómo hacer slime', el DIY más buscado de Internet este año. Foto: Instagram @slime.asmr.f/ @waveslimes

Ha superado incluso a la ‘fiebre del oro’ de comprar bitcoins. El tutorial más buscado de Google en 2017 hace referencia a un material del que poco o nada se ha oído hablar en España: el slime. Esta sustancia, de colores llamativos y textura esponjosa, acapara 87 millones de búsquedas en Google y en Instagram supera los cinco millones de posts: el mismo hashtag #howtomakeslime engloba unas 32.000 publicaciones.

Lo primero de todo, ¿qué es el slime?

Si tienes a Flubber entre las películas de tu infancia, seguramente recuerdes esa sustancia viscosa que triunfaba entre los chavales, llamada ‘blandiblú’. Se estiraba, encogía, se quedaba pegado y aplastarlo resultaba de lo más satisfactorio. El caso del slime, y la experiencia que ofrece, es muy parecida. Sin embargo, aunque es posible encontrar el slime en Amazon ya preparado, el crecimiento exponencial de sus búsquedas en Google radica precisamente en la facilidad para elaborarlo con ingredientes que tenemos por casa.

Multitud de tutoriales en Youtube coinciden en utilizar una mezcla que contiene pegamento, agua, bórax, espuma de afeitar (para añadirle más esponjosidad), harina de maíz y colorante alimenticio para cambiar ese característico tono blanquecino. Hay quien a su vez añade lentejuelas, purpurina o pequeñas aplicaciones de estrellas u otros brillos en un arranque de bonitismo. Otras recetas alternativas utilizan detergente líquido, copos de jabón, bicarbonato, cola blanca y hasta líquido de lentillas. Los colores pastel, mezclados con la espuma de afeitar, son algunos de los tonos más buscados.

¿Por qué triunfa?

El secreto de su éxito radica precisamente en su esponjosidad. Meter los dedos en el slime se ha convertido en uno de esos placeres extraños que hipnotizan a Internet, a la altura de meter dedos en la fruta o explotar granos. Resulta muy fácil encontrar vídeos de unos pocos segundos en Instagram que se recrean en esta especie de masaje para la mente. Una sensación que a su vez también acapara publicaciones bajo el hashtag #ASMR, algo así como un “hormigueo agradable que comienza en la cabeza y a menudo, se mueve hacia abajo a través del a columna vertebral y las extremidades” según Reddit.

Además, se ha convertido en un juguete casero que hace las delicias de los niños en el patio del recreo. Como recogía The Independent hace unos meses, los padres recibían con agradecimiento el fenómeno porque suponía alejar a sus hijos por unas horas de tanto dispositivo digital.

Tan esponjosa como controvertida

Sin embargo, la polémica también rodea a la sustancia más buscada de Google, precisamente por uno de sus ingredientes principales: el bórax o borato de sodio. Se trata de un compuesto químico que se utiliza en detergentes, suavizantes y jabones, y que se recomienda mantener fuera del alcance de los niños. El pasado mes de marzo saltó la noticia de la denuncia de una madre de Manchester (Reino Unido) que subió a Facebook varias fotos de las quemaduras que tenía su hija de diez años en las manos tras jugar con el slime que había estado haciendo por vídeos de Youtube: “le ponen nombres locos como Unicorn Slime, todo en colores monos y divertidos. Compré a DeeJay [su hija] todos los ingredientes para que lo hiciese. Tres semanas más tarde estamos en el hospital con el cirujano plástico por las quemaduras de sus manos. Empezó con ampollas y se le acabó pelando la piel”. Algo similar le sucedió a otra niña de once años de Massachusetts en un caso del que se hacía eco WCVB. “El bórax puede causar quemaduras, especialmente cuando se toca muchas veces. Si los niños se lo llevan a la boca por error, puede ser tóxico” advertía la pediatra Robin S. Jacobson a GoodHouseKeeping.

Por este motivo, una de las búsquedas relacionadas más frecuentes es precisamente la de tutoriales que prescinden de este ingrediente. En Youtube es fácil encontrar vídeos recopilatorios de diferentes recetas sin bórax.

Un negocio para hacer que tus padres se jubilen

Ya hay niños que han visto en el slime un filón para ganar dinero. También lo está siendo para algunas de las marcas que se utilizan en su elaboración. Por ejemplo, en Estados Unidos, la marca de pegamento ‘Elmer’ (algo así como la la mítica cola blanca Flokyl en España) vio en diciembre de 2016 cómo sus ventas se duplicaban.

Destaca el curioso caso de Karina Garcia, una camarera de 23 años conocida como la ‘Slime Queen’, que en otoño de 2015 comenzó a subir a Youtube tutoriales en los que se grababa a sí misma mezclando los ingredientes. Los vídeos fueron tal sensación que siete meses más tarde, comenzó a hacer dinero y ha conseguido “jubilar a sus padres”. Lo mejor de todo es que ella ni siquiera vende su propio slime: las ganancias le vienen de anunciantes y patrocinios de compañías como Coca-Cola o Disney. “En un buen mes puedo cobrar 20.000 dólares” confesaba al New York Times.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa