S MODA + Tous

Así cambia un oso según el ojo de quien lo pinta

Con motivo del centenario de la marca, TOUS ha invitado a los artistas más interesantes del panorama actual a reinterpretar su icónico emblema.

Centenario Tous

En manos del estudio Barcelonés Studio Posti, el icónico Oso de Tous se recrea en líneas minimalistas y delicadas.

El imaginario popular está repleto de logos. Símbolos que recreamos en el subconsciente con solo evocar un nombre. ¿Una prueba? Basta con pronunciar TOUS para que la silueta de un pequeño oso vaya cogiendo forma. Aquel inesperado peluche que Rosa Oriol, matriarca y directora creativa de la firma, vio en un escaparate de Milán y decidió transformar en un minimalista colgante de oro. «Todos hemos tenido un peluche en nuestra infancia y generalmente nos trae recuerdos entrañables», justificaría. Su oso, sin embargo es algo, más que un sencillo símbolo de la ternura: se transformó en el emblema internacional de una de las firmas de joyería más famosas y en todo un embajador de un estilo propio.

Corría 1985 y, gracias a aquella ocurrencia, las piezas artesanales que Oriol creaba en la trastienda de la relojería familiar saltaron al plano internacional, forjando una legión de seguidores alrededor del mundo. Gwyneth Paltrow, Kylie Minogue, Paula Echevarría, Emma Roberts… son algunos de los rostros conocidos que han llevado sus piezas, pero lo cierto es que las propuestas de TOUS han estado presentes en momentos más cercanos: con una intención firme de democratizar la joyería, las primeras joyas de muchas chicas llevan su reconocible sello.

El oso de TOUS también podría ser el blasón de una centenaria saga familiar. Como relata en su libro, Rosa Oriol tenía solo dieciocho años cuando se casó con Salvador Tous, el hijo de un prestigioso relojero de Manresa que abrió su taller en los años 20 y hoy se ha convertido en su hogar. Allí desarrollaron juntos su pasión y su compañía, un legado que ahora está en manos de sus cuatro hijas, al cargo de los distintos aspectos directivos que una empresa como la suya –la firma cerró 2019 con unas ventas de 487 millones de euros, un crecimiento del 4,6% respecto al año anterior–, requiere. La historia, no exenta de éxitos y controversias, se registra en Oso: la historia de un icono, el documental que se estrenó en el reciente festival de San Sebastian para celebrar los cien años de la firma. «El icono ha hecho una marca», resume una de las voces que participan en la producción.

La diseñadora gráfica afincada en Nueva York Emily López transforma el oso de TOUS en un lisérgico paisaje, entre rosas con ojos y figuras 3D.

Con motivo del aniversario, la firma también ha invitado a diez de los artistas más interesantes del panorama a reinterpretar su popular logo. Brosmind, el nombre artístico de los hermanos barceloneses Juan y Alejandro Mingarro, lo hace rellenando la silueta con sus característicos muñequitos pop. En el caso de la diseñadora gráfica afincada en Nueva York Emily López el oso se difumina en un lisérgico paisaje, entre rosas con ojos y figuras 3D; un efecto óptico similar al de la ilustradora mexicana Melissa Zúñiga (Ely Ely) y sus coloristas paisajes vectorizados. Por su parte, Laprisamata, o lo que es lo mismo, el ilustrador Luis de Toledo, juega a las matrioskas con su oso, cubriéndolo de colores y figuras hasta la saturación. Un acabado que contrasta con las líneas minimalistas y delicadas del estudio barcelonés, Studio Posti.

La propuesta de Laprisamata pasa por convertir su oso en una especie de matrioskas psicodélicas.

“La idea de reinterpretar nuestro icónico oso contando con la participación de jóvenes diseñadores internacionales nos permite transmitir y reforzar de una manera creativa los valores de la marca: tierna, divertida y de espíritu joven”, explica la directora de arte de la firma, Marta Tous. Se trata, además, de un proyecto de mecenazgo. En colaboración con tres de las escuelas de Arte, Diseño y Creación más prestigiosas (London College of Fashion, la barcelonesa Elisava y el Istituto Europeo di Design de Madrid), se seleccionaron 30 proyectos de entre todos los alumnos. El más destacado de cada institución, ha sido recompensado con una beca académica  y una invitación al Design Weekend: un viaje experiencial de tres días a una ciudad europea en la que podrán estar en contacto con espacios y actividades en torno al diseño. El  jurado ha seleccionado un ganador absoluto entre las tres escuelas, premiado con una beca en TOUS. 

Otra prueba evidente de la estrecha vinculación entre la joyería y el arte, es que durante un tiempo las tiendas de la firma de España, México, USA, Portugal y Rusia, se reconvertirán en improvisadas galerías, en donde se expondrán las obras de los artistas, tanto en escaparate como en el interior de las mismas, y el mural de los 100 osos creados por los alumnos de las tres escuelas de arte. Más allá del ejercicio artístico, la marca demuestra además que no hay un relato único de TOUS. Las exhibiciones se pueden visitar en las tiendas por un tiempo limitado: solo hasta el 25 de octubre.

El oso de TOUS sirve a la ilustradora mexicana Melissa Zúñiga (Ely Ely) como base para uno de sus coloristas paisajes vectorizados.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa