Cinco lecciones de estilo que nos dejó Rita Hayworth

Este año se cumple el centenario del nacimiento de la actriz. Diva indiscutible del Hollywood clásico, también tiene su lugar en la historia de la moda. Estas son las prendas que convirtió en tendencia.

Cinco lecciones de estilo que nos dejó Rita Hayworth

La actriz en una imagen de 1940. Foto: Getty

Margarita Carmen Cansino, universalmente conocida como Rita Hayworth, nació hace 100 años pero aún mantiene su lugar en el top de las divas del cine. Su melena pelirroja y ondulada, su silueta curvilínea y su mirada oscura pasaron a la historia gracias a papeles como el de Doña Sol en Sangre y arena y, por supuesto, el de protagonista de Gilda. El estatus de estrella también hizo que su estilo (o el de sus personajes) marcase unas tendencias que han trascendido en el tiempo. Estas son algunas de sus aportaciones más importantes al mundo de la moda.

– La pamela de boda: pero no para llevarla de invitada, sino como parte del traje de novia. Hayworth tuvo una vida amorosa agitada y pasó por el altar hasta cinco veces, aunque sus matrimonios verdaderamente importantes fueron con Orson Welles (1943) y el príncipe Aly Khan (1949). En ambas ceremonias la actriz lució estilismos bastante similares, que se caracterizaron por la sobriedad de las prendas exceptuando las pamelas de dimensiones más que considerables que escogió para cada una. Además, en el álbum de fotos de la artista, también existe un posado suyo en bikini y una pamela XXXL en la que Jacquemus bien podría haberse inspirado cuando diseñó esas que han invadido el mercado esta temporada.

Una imagen de su boda con Aly Khan. Foto: Getty

En 1945 con una pamela que hoy podríamos ver en un desfile de Jacquemus. Foto: Getty

– El slip dress: la primera prenda que hizo célebre fue un camisón de satén dorado y encajes negros en el pecho, con el que Bob Landry la fotografió para la revista Life. Esta imagen la convirtió en una de las ‘pin ups’ más famosas de la II Guerra Mundial. Dicho negligé se vendió en 2002 por 26.887 dólares en una subasta en Sothebys. El slip dress volvió a ser tendencia en la década de los 90, gracias a las celebrities del grunge como Winona Ryder, Drew Barrymore o Kate Moss y de nuevo en la primavera de 2016.

Rita Hayworth, una pionera en llevar ‘sleep dress’ de raso. Foto: Getty

– El eterno vestido de alfombra roja: la pierna de Angelina Jolie apareciendo por el lateral de su vestido de Atelier Versace en los Oscar 2012 montó un buen revuelo –el único que hubo, de hecho– pero no estaba haciendo nada nuevo. De hecho, su estilismo fue un homenaje poco sutil a Gilda, el personaje más famoso de Rita Hayworth. Solo le faltaron los guantes largos, accesorio con el que en 1946 la actriz demostró que el nivel de erotismo no es directamente proporcional a la cantidad de piel cuando se quitó lentamente uno de ellos mientras canta Put The Blame On Mame. El estriptis más sensual del momento.

Tanto los guantes como el vestido eran de satén negro y obra del diseñador que la acompañó durante gran parte de su carrera, Jacques Fath, con quien mantuvo una relación similar a la Audrey Hepburn y Givenchy (precisamente, ex-alumno de Fath). El traje tenía más ciencia de lo que parecía, porque había una parte invisible pero esencial para el resultado final y un sufrimiento para la actriz. Hacía solo unos meses que había dado a luz a Rebeca, la hija que tuvo con Welles, y no había recuperado su figura anterior, así que tuvo que ponerse un corsé además de un arnés para sujetar el pecho, el abdomen y los laterales de su cintura. La contradicción entre la imagen que proyectaba y lo que había en realidad la hizo pronunciar la que ya es una de sus citas de referencias: “Los hombres se acuestan con Gilda y se despiertan conmigo”.

Rita Hayworth en su papel en Gilda. Foto: Getty

– Masculino adaptado: en las fotos “caseras” que se pueden encontrar de ella, se aprecia que no se dejaba el glamour en el trabajo, solo cambiaba de estilo. Los escotes bañera, las lentejuelas y los tacones daban paso a pantalones capri o de tiro alto, la camisas holgadas metidas por dentro o anudadas en la parte delantera y zapatos oxford o bailarinas. En realidad, Hayworth seguía la moda estadounidense de los años 40, marcada por la Segunda Guerra Mundial: la comodidad se hizo clave en el vestuario femenino, ya que las mujeres se incorporaron al mercado de trabajo mientras los hombres estaban en el frente. Por eso se popularizaron prendas que hasta entonces se asociaban a la moda masculina como los pantalones, las camisas holgadas y los zapatos planos para diario. La actriz, desde su posición de celebridad, popularizó el estilo y lo hizo deseable.

Rita Hayworth fotografiada a las puertas de su casa de Los Ángeles. Foto: Getty

– Lujo Hayworth: unos de los zapatos más caros del mundo, obra de Stuart Weitzman, están bautizados con el nombre de la estrella. Valorados en 3 millones de dólares, llevan engarzadas piedras preciosas que pertenecieron a la actriz. Kathleen (Bird) York los lució en la alfombra roja de los premios Oscar en 2006 y actualmente residen en una repisa de la casa de Yasmin, la hija que la actriz tuvo con el príncipe Khan. En 2014, la marca Montblanc también decidió rendirle homenaje con una edición limitada de 46 plumas (el número hace referencia al año en el que se estrenó Gilda, 1946) llamada Montblanc Rita Hayworth Limited Edition.

Posando en la piscina de su casa para la revista ‘Life’. Foto: Getty

En una imagen de 1941. Foto: Getty

Rita Hayworth con una blusa con escote bardot que bien podría ser de esta temporada. Foto: Getty

Etiquetas:
0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa