Cecilie Manz, una mujer en la cumbre del diseño en tecnología

Charlamos con la diseñadora danesa, que ha puesto un pie firme en el territorio exclusivo del diseño de aparatos tecnológicos.

cover

La danesa Cecilie Manz ha puesto un pie firme en el territorio exclusivo del diseño de aparatos tecnológicos. Durante mucho tiempo, en el sector, hablar de diseño –y precio– era hablar, casi en exclusiva, de la firma Bang & Olufsen. Luego vino Apple con “Sir” Jonathan Ive y el espectro se amplió. aunque la alta gama en imagen y sonido continuó perteneciendo a la firma danesa. El día que salió el altavoz Beolit –de su segunda línea más económica “B&O Play”– los medios no dejaron de fijarse en la forma: “Lo llamativo continúa con el diseño de la “caja” con controles iluminados y una cinta de cuero para llevarlo” (Wired Magazine).
 
Cecilie Manz aceptó el reto que le propuso Bang & Olufsen llevándolo al límite del minimalismo, creando algo que se parece a una nevera portátil para el picnic, pero con una cierta calidez en las curvas, incluso con esos taladros metálicos que el propio Jonathan Ive ha reconocido como influencia del diseñador alemán emblemático de la firma Braun, Dieter Rams… 

Lo más llamativo es, sin duda, el asa de cuero que contrasta de forma increíble con el aluminio del cuerpo; luego está el pequeño hueco secreto donde guardar todo tipo de cables -el altavoz funciona con tecnología inalámbrica y batería- y después, ese toque de pequeña hendidura en la parte superior con un tacto rugoso que invita a dejar allí cosas, las llaves, unas monedas pero, sobre todo el iPhone donde, no sólo se conecta con el altavoz, sino que se recarga automáticamente.

¿Cómo se le ocurrió ese pequeño detalle? ¿Cómo se le ocurrió utilizar ¡CUERO! para el asa de un aparato electrónico sofisticado del siglo XXI? Las respuestas la tiene, paradójicamente –en un mundo dominado casi exclusivamente por diseñadores masculinos–, una mujer; una mujer que jamás había diseñado más  que muebles, lámparas, joyas o esculturas. Hoy en día es imposible entrevistar a Jontahn Ives, pero Cecilie Manz no es que sea fácil de acceder: tardó meses en dar una entrevista ¿por qué? Por fin hoy, después de meses de intentos, desvela para S Moda su forma de ver el diseño.

La entrevista llega de la mano del Premio del Museo de Arquitectura y Diseño de Chicago al Beolit que ella confirma antes de que aparezca en la propia página web del museo y llega con la respuesta a una gran duda "¿será ésta, a pesar del éxito del altavoz portátil, la última incursión de Manz en el mundo de la tecnología? La propia diseñadora confirma –por fin puede- su segunda colaboración con Bang & Olufsen en un producto que aún le está permitido desvelar pero que saldrá al mercado en el 2014, “es todo lo que puedo decir".

¿Se siente identificada con la etiqueta diseño escandinavo?

Yo no renuncio -dice con firmeza- al apelativo de "diseño escandinavo- creo que es algo que existe y que es obvio si se sabe mirar. Definitivamente hay algo "escandinavo" en la forma en la que ciertos diseñadores hacemos las cosas.

¿Cómo definiría esos rasgos diferenciadores?

Yo creo que tiene que ver con el uso de materiales como la madera, estamos rodeados de ella y eso influye, también el clima… una cierta tendencia a lo puro.

Uno de sus diseños emblemáticos es la mesa Mikado… ¿hay alguna relación entre el Beolit 12, un producto tecnológico y su otro trabajo?

La hay, pero no de forma absoluta. Una mesa tiene un corazón de madera, un objeto tecnológico tiene una naturaleza distinta y eso hay que tenerlo en cuenta, no se puede olvidar… yo nunca haría un aparato tecnológico de madera, por ejemplo, me parece que significaría perder el equilibrio.

¿Qué pensó cuando una firma como Bang & Olufsen, definida por el diseño pero tecnológica al fin y al cabo, se puso en contacto con usted que diseña muebles y objetos totalmente diferentes?

Me sorprendió, ellos trabajan con sus diseñadores y yo, de alguna manera era como una “outsider”.

¿Cuál fue la mayor dificultad al enfrentarse al proyecto?

Yo no lo llamaría dificultad. Para mí había dos elementos esenciales que lo definían: El sonido y la portabilidad. Partiendo de ahí no se trata de dificultades, sino de recorrer un proceso. Ser como digo una "outsider" me daba una ventaja, la de poder hacer preguntas estúpidas… bueno quizá no fueran tan estúpidas, y poder trabajar de forma directa dialogando con los técnicos.
 
Hace sol en Copenhague y Cecilie suena extremamente aseverativa en muchas cosas. Reconoce la influencia, como Jonathan Ive, de Dieter Rams -el creador del famoso exprimidor de Braun- y el concepto de "calidad" y utilidad como elementos tan esencial al diseño como la belleza. Y vuelve a insistir Manz, en esa pureza que caracteriza el movimiento escandinavo en diseño. Durante unos momentos se queda en silencio y reflexiona intentando encontrar de donde viene esa tendencia a eliminar lo superfluo buscando la pureza. "No lo sé -concluye- al fin y al cabo nosotros cosechamos patatas, no naranjas, supongo que eso tiene algo que ver" y resuelve con total seriedad –casi quirúrgica- la pregunta.
 
En 2014 se conocerá el según producto consecuencia de la colaboración de una diseñadora, Cecilie Manz, con una firma de prestigio que no deja de reinventarse desde la humildad “no se puede ser arrogante”, dijo una vez su presidente Tue Mantoni. Todo parece confirmar que ha nacido una estrella.
 

altavoz

Modelo Beolit 12 diseñado por Celice Manz.

Bnag & Olufsen

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa