Cecilie Bahnsen

La diseñadora danesa Cecilie Bahnsen. Foto: Josefine Seifert

Cecilie Bahnsen: “El cliente busca apoyar a firmas que estén teniendo un impacto positivo en la industria”

La diseñadora danesa no solo ha colocado a Dinamarca en el mapa de la moda global, sino que además ha conseguido convertir al vestido romántico y naíf en prenda de culto, epítome del confort.

La pandemia que ha parado el mundo está teniendo un efecto especialmente voraz sobre las firmas más pequeñas, que no pueden apoyarse en el respaldo de un gran conglomerado. Pero a la par está dando un empujón sísmico a la manera en la que los consumidores toman sus decisiones de compra, cada vez más concienciados con que cada euro gastado equivale a un voto por el modelo de futuro al que aspiran. Así lo defiende la danesa Cecilie Bahnsen, una de las diseñadoras noveles más influyentes del panorama: “A las firmas independientes nos ha dado una nueva oportunidad para compartir nuestro punto de vista y la esencia de nuestras marcas: creo que el cliente busca apoyar a compañías que estén teniendo un impacto positivo en la industria. La gente se piensa mucho más qué va a comprar y a qué marcas quiere apoyar”.

La responsable del regreso de los abullonados y los vestidos blancos tiene claro que ese futuro debe ser, ante todo, sostenible: “Esta pandemia nos ha permitido a los diseñadores, a mí la primera, dar un paso atrás y reconsiderar lo que estábamos ofreciendo al consumidor. Ha subrayado una serie de elementos que tendrán gran relevancia en el futuro, empezando por la sostenibilidad. Creo que muchos diseñadores tendrán esto en mente cuando avancen en sus creaciones”. Un despertar que afectará a todos los procesos de la cadena: desde cómo se crea y hasta cómo se compra. Nada volverá a ser como antes. “Todas las áreas se verán afectadas. La gente será más consciente de lo que compra y la compra online o vía Instagram va a continuar creciendo. Las marcas están ideando nuevas maneras de presentar sus colecciones, tanto a la prensa como al público, más allá de los desfiles tradicionales. La prensa encontrará también otras formas de trasladar esas propuestas a sus lectores. Tendremos que adaptarnos y cambiar nuestros estándares para darle más sentido. Todo será diferente, pero hay elementos de esperanza y eso es emocionante”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa