Camila Falquez convierte las tiendas más antiguas de Greenwich Village en galerías de arte provisionales para celebrar el Orgullo

La fotógrafa ha expuesto su última iniciativa artística en defensa de la diversidad y de los derechos de la comunidad LGTBI en las calles de Nueva York para recaudar fondos para The Stonewall Protests.

Los 'performers' Elsz and Basit retratados por Falquez.

La fotógrafa mexico-colombiana-española Camila Falquez ha desplegado este fin de semana en el West Village de Nueva York una particular galería de arte en la que expone ocho retratos de ocho miembros de su comunidad artística. Estos retratos representan la diversidad de identidades que, según sus propias palabras «nunca se han subido a los pedestales de las grandes instituciones culturales» y que merecen ahora estar por fin ahí «porque la belleza puede tener muchísima caras y no obedece a un único canon». Falquez, que nació en México (de padres colombianos) pero se mudó a Barcelona cuando solo era una niña y ha recorrido los museos de todo el mundo desde muy joven cuenta que siempre le llamó la atención que en las pinacotecas más prestigiosas del planeta a menudo estuviesen representadas el mismo tipo de fisionomías e identidades mientras que otras quedan automáticamente excluidas. Defensora radical de los derechos LGTBI, coloca sobre plintos estos cuerpos no heteronormativos y neurodivergentes precisamente para incidir en esa defensa y para mostrar al mundo la belleza de la diversidad.

“Las personas que aparecen en estas imágenes formaron parte de la primera parte de este mismo proyecto, que puse en marcha en 2019, pero con el paso del tiempo se han convertido en mi comunidad de amigos, la gente con la que comparto mi tiempo y mis intereses. No me interesa tanto que se hable de ellos pormenorizadamente, sino que seamos considerados un colectivo”, cuenta por teléfono desde Nueva York, ciudad donde ahora reside y donde se ha convertido en una gran dinamizadora de la escena transinclusiva.

Cuando llegó a la Gran Manzana llena de inquietudes y con ganas de hacerse un hueco en el mundo de la fotografía de tendencias lo primero que hizo fue escribir a Scott Schumann, el famoso fotógrafo de moda callejera apodado como ‘The Sartorialist’ para preguntarle si necesitaba una asistente: para su sorpresa, él contestó que sí. Fue el inicio de una fulgurante carrera que ha vivido momento álgidos gracias a trabajos como su icónica sesión con Rosalía en la edición española de Vogue, donde se convirtió en la primera fotógrafa española en firmar una portada de esta revista.

Jil Ilana.

A pesar de que la fotógrafa no quiere dar especial protagonismo diferenciado a los personajes que aparecen en esta iniciativa, el papel de la escritora y contadora de historias Jezz Chung ha sido fundamental para crear un manifiesto común, que esta especialista en meditación ha escrito a partir de los testimonios y palabras de cada uno de los retratados. Chung es, además de conferenciante, asesora para Google y You Tube en cuestiones de inclusión.

El resultado de su colaboración con Falquez es un texto que es un canto a la tolerancia y la aceptación que recoge de forma orgánica y bella las principales inquietudes del movimiento LGBTI en la actualidad. “Estamos creando un futuro de abundancia, uno en el que de forma colectiva nos preocupamos por la tierra y unos cuidamos de otros. Un futuro en el que aprendemos de nuestra respectivas historias para liderar con amor y asegurarnos de que nuestros seres queridos trans o de género no binario puede vivir con seguridad en la plenitud de su esencia. Un futuro donde los cuidados son continuos, la violencia para definitivamente y nos protegemos sin necesidad de la intervención de la policía”.

Los escaparates de tiendas que han sido capaces de resistir a la feroz zarpazo de la gentrificación en la zona de Greenwich, desde ferreterías, hasta ópticas pasando por barberías que llevan en servicio desde hace más de cincuenta años, son el “museo” en el que cuelgan las obras de Falquez, que están a la venta desde hoy y cuyos beneficios irán destinados a la ONG The Stonewall Protest. De hecho, la zona donde se exponen estas obras es precisamente la misma en la que tuvieron lugar hace cuarenta años los famosos disturbios del club Stonewall que dieron lugar al movimiento en defensa de los derechos civiles de las personas homosexuales y trans como los conocemos hoy en día. Esta serie de retratos forma parte de un proyecto más grande titulado ‘Being in History’, un portal en el que incluyeUno de sus proyectos personales es ‘Being in History’, un portal en el que incluye, en la historia de la belleza
y el poder, a personas diferentes, como había soñado cuando siendo más joven recorría los museos del mundo, en la historia de la belleza y el poder, a personas diferentes como parte de su apuesta por la inclusión.

Camila Falquez se ha convertido en los últimos dos años en un nombre reconocido globalmente gracias al arte del primer álbum en español de Selena Gómez y también por los retratos que ha realizado a la vicepresidenta Kamala Harris para la revista Time.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa