Beckham: «Mis hijos sienten vergüenza cuando me ven anunciando calzoncillos»

El exfutbolista y referente de estilo presenta su nueva colección Bodywear para H&M.

david beckham

Foto: H&M

Vayamos al grano. ¿Es guapo? Pues sí, y no ha perdido con la edad. Bordeando los 40, con alguna arruga, barba, y el pelo peinado hacia atrás, David Beckham tiene pinta de actor interesante.

¿Es tan encantador cómo dicen? Lo es. Muy educado y sonriente. Probablemente sea el hombre con más paciencia del mundo con los selfies ajenos; probablemente más que Obama. Durante la fiesta de presentación en Londres de su nueva colección para H&M se recorrió la terraza del club privado Shoreditch House abrazando a invitados sobreexcitados, periodistas, cantantes como Ellie Goulding, y mini-Beckhams como Niall y Liam de One Direction. Porque no se limita a posar: charla, pregunta, se interesa por quien tiene delante. Intachable.

¿Y cómo es su colección Bodywear para H&M? Se podría resumir como básica, ponible y comedida. Aunque la cadena sueca le animaba a usar colores vivos, se ha quedado con una paleta clásica de caqui, marino, gris y blanco. La época de los pareos ha pasado. Esta entrega te hace imaginar a Becks, con la ropa de estar por casa dando el desayuno a Harper. Pero incluye bañadores y se ha dejado llevar por su lado glam. Una de las piezas estrella es un slip blanco, muy parecido a uno de Gucci que se puso para impresionar a Victoria en sus primeras vacaciones juntos, cuando apenas llevaban ocho meses saliendo. “En la playa con mis hijos no lo llevaría. Me pondría unos estilo boxer”, puntualiza a S Moda, durante una charla en la que nos enteramos de otras muchas cosas:

–Victoria no ayudó con la colección. “Está muy ocupada con su firma de moda”, explicó su marido. “De todos modos, mantenemos nuestros trabajos separados. Es importante”. David aprovechó la ocasión para piropear a su mujer como diseñadora: “La manera en la que ha ido progresando es alucinante”.

–Le pasa hasta a Beckham. Brooklyn, Romeo y Cruz en ocasiones se avergüenzan de su padre. “Se sacan fotos delante de las vallas publicitarias en las que salgo en calzoncillos. Y me lanzan una mirada de vergüenza ajena cada vez que nos cruzamos con la campaña. Mi madre también hace algo parecido”

–Ese cuerpo le viene prácticamente caído del cielo (o eso dice). “No tengo tiempo para entrenar todos los días. Desde que dejé el fútbol trabajo mucho y cada día llevo a los chicos y a Harper al colegio”. Pero si se toma unas cervezas por la noche, está como un clavo en el gimnasio a primera hora de la mañana.

–Su carrera como modelo de lencería tiene los días contados.
“Tengo 39 años y la gente se va a cansar pronto de verme en ropa interior”, asegura.

–Estuvo implicado “cien por cien” en el diseño de la línea Bodywear. Sus referencias fueron Steve McQueen, James Dean y las películas antiguas de James Bond. “En el corcho de inspiración teníamos imágenes de Sean Connery en la playa”. Ahora que está de vuelta en Londres, se fija en la manera de vestir del ‘gentleman’ británico.

–Lleva todo tipo de bañadores, pero sus favoritos son los de tamaño reducido: “Siempre me he decantado por los modelos más ajustados y pequeños”. No se esperaba menos de “golden balls”.

cover

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa