Ashley Graham a sus ‘trolls’: «Mi cuerpo es mío y no debo nada a nadie. Peso lo mismo que en 2013»

La supermodelo presenta en Madrid la nueva campaña de Violeta by Mango y advierte a los que critican su supuesta pérdida de peso: "No estoy aquí para gustar a nadie que no sea yo misma".

Ashley Graham a sus ‘trolls’: «Mi cuerpo es mío y no debo nada a nadie. Peso lo mismo que en 2013»

Ashley Graham, con ropa de Violeta by Mango en la presentación de su nueva campaña en Madrid.

Ashley Graham entra en una sala llena de expectación: la modelo curvy por excelencia –que figura en el Top 50 y en la lista de Sexiest de Models.com– es la imagen de la nueva campaña de Violeta by Mango. ¿Su lema? «I Am What I Am». Como la canción de Gloria Gaynor que pone banda sonora al anuncio firmado por la directora Ginesta Guindal. «Esa frase dice algo que siempre he defendido y quiero que todas las mujeres entiendan sobre sí mismas: da igual de dónde seas, tu talla… Eres quien eres y tienes que celebrarlo», afirma sonriente la modelo de Nebraska (Estados Unidos).

Y no pierde la sonrisa cuando se le pregunta por las críticas recibidas en los últimos días por su supuesta pérdida de peso: «Puedo hablar de todo. Lo primero y lo más importante, mi cuerpo es mío y no le debo nada a nadie. Creo que las redes sociales se han apropiado de los cuerpos de las personas y de sus identidades. A mí esas redes me han servido para darme una identidad, una plataforma desde la que hablar con mis seguidores. Y con eso vienen los críticos que te vigilan y controlan cuando ganas o pierdes peso. Sé cómo vestirme para estar favorecida y conozco mis puntos fuertes, así que un día puedo parecer más delgada que otro. Y, sinceramente, me importa un bledo. No estoy aquí para agradar a nadie que no sea yo misma».

 

Los comentarios sobre su silueta surgieron a raíz de un post en su Instagram con un vestido de Prabal Gurung. «Ya no me representas» o «¿Qué ha sido de tu discurso de aceptación?» fueron algunos de los mensajes con los que los seguidores de la modelo respondieron a esa imagen. «La gente está obsesionada con los cuerpos de las otras personas», lamenta. Y apela a la unión para olvidar las críticas: «Pienso en todas las mujeres cuyas vidas han sido transformadas gracias a este movimiento body positive. ¿Por qué no nos estamos apoyando las unas a las otras? La sororidad de la que todo el mundo habla, ¿dónde está algunos días? He tenido la misma talla durante los últimos cinco años, peso lo mismo, mis caderas, mi cintura y mi cuello son iguales… Deberíamos apoyarnos en vez de juzgarnos».

Para Ashley Graham, ese movimiento de diversidad de tallas del que se ha convertido en un icono ha cambiado de una forma radical el sector en los últimos tiempos. «Llevo en esta industria casi 20 años. Tengo 30 años, empecé a los 12, y nunca en mi vida había visto el movimiento body positive al nivel de los últimos tres años», afirma. Las redes sociales, de nuevo, son clave: «Gracias a ellas las mujeres están siendo escuchadas y sus voces suenan más alto que nunca. Puedes tener conversaciones con las marcas en Twitter, decir qué color te gusta o qué diseño te sienta bien en Facebook…». Es un cambio inevitable y necesario, asegura: «La industria de la moda tenía que ponerse al día. Hace dos o tres años solo triunfaba una modelo con curvas y ahora aparecen nuevas cada día, marcas que no se lo habían planteado están haciendo más tallas… Es muy importante que esté ocurriendo, que haya variedad. Tenemos que ser un símbolo de lo que está ocurriendo. Y espero que en el futuro no haya que tener ya esta conversación, porque es un hecho, la diversidad va a dominar el mundo».

Ashley Graham, con dos propuestas de la nueva campaña de Violeta by Mango.

Violeta by Mango, que nació en 2014, «es un símbolo para las chicas curvy en todo el mundo», asegura Ashley Graham, que destaca que en la nueva colección se haya apostado por el color y los patrones diferentes. «Lo primero que busco en una marca es la calidad, cómo sienta. Y que te considere de verdad; es decir, que tenga en cuenta tu talla. Porque ha habido muchas marcas que no nos han considerado, que solo han hecho básicos para nosotras. ¡Basta de básicos! Violeta te da color, diferentes formas, jeans con brillos. Como chicas curvys, solo queremos ser parte de la industria de la moda y de una conversación en la que nos vestimos como cualquier otra persona, sin limitaciones».

Precisamente para hablar de la diversidad y los cambios en la industria la modelo acaba de lanzar un podcast, Pretty Big Deal, cuya primera invitada ha sido otro icono actual, Kim Kardashian: «Hablamos sobre tallas, raza, religión, la idea de lo que es perfecto… Hacemos el podcast y una versión en YouTube. Voy a entrevistar a diferentes personas que estén influyendo en el mundo hoy, gente que está cambiando las narrativas, mujeres empresarias… Empezar un podcast es importante porque todos tenemos una voz que es necesario que se escuche». 

La modelo ahora tiene un ‘podcast’, Pretty Big Deal.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa