Aplicaciones móviles, ¿nuevos médicos de cabecera?

La sanidad móvil ha llegado y está cambiando nuestros hábitos de salud y deportivos. Los facultativos dudan de su fiabilidad y aconsejan asesoramiento.

Apps salud

Foto: D.R.

Doctor, ¿qué aplicación debo seguir?» Por extraña que parezca, esta pregunta ya se realiza en algunas consultas nacionales. Un fenómeno tecnológico bautizado como mHealth (medicine health o salud móvil) nos ha vuelto más dependientes del teléfono. «Son programas que han llegado para quedarse y evolucionar contribuyendo al cambio en la medicina», asegura Fernando Mugarza, codirector de la cátedra conjunta Zeltia-Universidad Rey Juan Carlos: Innovación, Salud y Comunicación.

Según el informe Mercado móvil de salud 2013-2017, de la consultora alemana Research2Gudiance, durante 2013 más de 250 millones de usuarios de teléfonos inteligentes descargaron al menos una de estas aplicaciones, y se espera que en 2015 un tercio de estos móviles tenga instalada al menos una. Ahora, el dilema es escoger entre las 97.000 que ha cuantificado el IMS Institut for Healthcare. Un número que crecerá anualmente un 23% durante los próximos cinco años, según los cálculos realizados por Deloitte. El negocio es más que provechoso, y así lo muestra la auditora británica Pwc (PricewaterhouseCoopers), que cuantificó unos ingresos de 3.246 millones de euros en 2013 y prevé que estos aumenten hasta los 16.682 millones de este año a 2017.

Un 70% de estas aplicaciones, que en su mayoría han sido creadas para mejorar el bienestar o potenciar el ejercicio físico, está dirigido al público en general. El 30% restante está diseñado para el uso de profesionales sanitarios y sus pacientes. ¿Algunos ejemplos? Mobile MIM hace posible que 322.000 médicos intercambien radiografías. My epilepsy o My sugr son diarios para epilépticos y diabéticos. Y RecuerdaMed avisa al enfermo y a sus familiares, entre otras cosas, de los fármacos que deben tomar.

Apps salud

El doctor Sergio Vañó creó Dermomap para ayudar al diagnóstico de enfermedades de la piel.

D.R.

Herramientas de apoyo. «Con ellas realizamos el seguimiento de una enfermedad o de un medicamento», cuenta Juan Pablo Romero, neurólogo del Hospital Universitario 12 de Octubre, en Madrid, e investigador de Neurotremor. «Se trata de un proyecto en el que trabajamos para desarrollar aplicaciones robóticas y de móviles que ayudan a pacientes con trastornos de movimiento».

Pero Romero alerta sobre el riesgo de aquellas que hacen una valoración de las enfermedades que padece el usuario, o más bien «cree padecer», y que pueden llevar a un sobrediagnóstico. «Una valoración correcta depende de los síntomas que el paciente describe y de los signos que observa el médico», apunta el experto. Para el doctor Frederic Llordachs, creador del buscador de facultivos Doctoralia, con 104 millones de usuarios, «un algoritmo o un entrenador electrónico, por bueno que sea, no puede dar los resultados de una persona cualificada».

La Sociedad de la Información en España de la Fundación Telefónica comunica en un informe que si la UE se sumergiera en la salud móvil podría ahorrar hasta 99.000 millones de euros en costes sanitarios. Una visión más que optimista para Romero: «En mi opinión, irá en contra del ahorro, ya que el superdiagnóstico del paciente aumentará».

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa