Alerta, llega la ‘votante Beyoncé’

Los conservadores bautizan así a las mujeres solteras que podrían inclinar la balanza en las próximas elecciones estadounidenses

beyonce cover

Foto: Getty

De los creadores de…'la hockey mom' (madres suburbanas de estados predominantemente conservadores que llevan a sus hijos a entreno), el director de 'la mamá Wal Mart' (la madre de familia de clase trabajadora) y los guionistas de 'la chica Sexo en Nueva York' (mujeres de entre 25 y 34 años que nunca se han casado) llega… la 'votante Beyoncé'. Así ha bautizado el comentarista conservador Jesse Walters a las votantes estadounidenses solteras, por la canción Single Ladies, creando un nuevo target electoral y advirtiendo: "Obama ganó el 76% del voto de las single ladies en las últimas elecciones, un cuarto del electorado. Como no dependen de sus maridos, dependen del gobierno. Necesitan cosas como anticonceptivos, seguros sanitarios y les encanta hablar de igualdad salarial". 

Así que no, cualquiera que se haya hecho ilusiones de que le llaman "votante Beyoncé" porque "domina el mundo", porque podría salir airosa de llevar un pasamontañas de rejilla o por parecerse a alguien que encabeza la lista Forbes de las 100 celebrities más poderosas, que se desengañe. Es tan sólo por ser soltera y, según Walters, "dependiente".

El tertuliano hizo ese comentario a raíz de unas declaraciones de Hillary Clinton en las que ésta criticaba muy duramente la decisión del Tribunal Supremo, que recientemente dio la razón a una empresa de material de manualidades, Hobby Lobby, que se negó a cubrir los costes de anticonceptivos de sus empleados dentro del seguro médico, tal y como instauró la Administración Obama. Según Walters, al oponerse a esa decisión judicial, que tiene en cuenta la "objección moral" de las empresas, Clinton cortejaba a las "votantes Beyoncé". Lo curioso es que el comentarista hizo esas declaraciones en el programa Outnumbered ("en minoría"), que se llama así precisamente porque comparte sofá con cuatro mujeres, y ninguna de las cuales puso ninguna objección al comentario.

Más tarde sí se le han echado encima todo tipo de opinadores. En The Daily Kos, la columnista Joan McCann escribía: "¿Y qué van a hacer con la igualdad salarial, las muy idiotas, si no tienen a un hombre al lado para decirles en qué gastárselo? Y qué, ¿necesitan sanidad? Que se casen, entonces la tendrán. Pero no anticonceptivos, porque si tienes un marido del que depender no los necesitas". Jessica Valenti también ironizaba en The Guardian: "Ay, ya se sabe, las chicas solteras, venga a charlar en la peluquería sobre la igualdad salarial, deseando tener un hombre del que depender". 

Sin embargo, hay una parte del comentario de Walters que no es falsa: las mujeres solteras son un electorado clave. La mitad de las estadounidenses mayores de 18 años no están casadas, lo que forma un total de 56 millones de electoras (en 2000 sólo eran 45). El 58% de ellas acudieron a las urnas en las últimas elecciones y se decantaron muy mayoritariamente por los Demócratas, que este año las necesitan si quieren retener el Senado en las elecciones legislativas. Lo llamativo es a) que se considere nada menos que a 56 millones de personas un bloque electoral monolítico y b) que se presuma que el hecho de estar o no estar casado afecta el sentido del voto.

Las (supuestas) Beyoncé voters son descendientes de otros targets electorales que toman prestado su título de elementos de la cultura popular. Los politólogos estadounidenses son los grandes expertos en segmentar a la población con frases que hacen fortuna, como las famosas Soccer Moms, a las que se atribuyó la victoria del primer Clinton, luego transmutadas en Hockey Moms por obra y gracia del escritor de discursos de Sarah Palin, o los South Park Republicans: conservadores en lo fiscal, libertarios en lo social. Los británicos, que atribuyeron el éxito de Tony Blair al Mondeo Man (el hombre de familia de mediana edad que conduce un Ford Mondeo), con una etiqueta que se hizo tan popular que el CEO de Ford acabó lamentando que hacía que sus coches pareciesen ordinarios, tratan de buscar nuevas etiquetas con cada ciclo electoral. La última es la Mamá Aldi, la madre de familia de clase media con grandes aspiraciones que ha empezado a comprar en Aldi, el supermercado alemán famoso por sus descuentos, para llegar a fin de mes. Según la diputada laborista Caroline Flint, los de Ed Miliband necesitan a todas esas amantes del yogur alemán para derrotar a los tories en 2015.

En un segundo nivel, el comentario de Walters también demuestra que alguien debería ir formulando ya una regla universal (la Ley Knowles?), similar a la Ley Godwin (todo foro que se caldea tiende a acabar mencionando a Hitler), que deje patente que cualquier cosa que se adhiere al nombre de Mrs. Carter multiplica exponencialmente su potencial noticioso. 

Beyonce

Beyoncé y Michelle Obama el día del juramento del segundo mandato de Barack Obama.

Getty

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa