Ahora querrás llenar tu bolso… de pegatinas

Después de verlos en forma de libro, de cómida rápida o de caja de cereales, Anya Hindmarch triunfa en la London Fashion Week con sus 'stickers' customizables.

cover

Foto: Getty

Un vistazo rápido a las fotos de street style que pueblan las webs de tendencias estos días habrá sido suficiente para comprobar cómo dos excentricidades han sido foco de los flashes de las semanas de la moda: las bandoleras de Bob Esponja y las cajas de cómida rápida en forma de bolso de Jeremy Scott para Moschino, tal y como muchos vaticinaron, han causado furor. Un fenómeno totalmente previsible teniendo en cuenta que la colección se vendió como rosquillas en cuanto salió a la venta. "No necesitamos más ropa. Podríamos seguir viviendo con todo lo que hay sobre la tierra ahora mismo. Así que la gente tiene que tener una razón para querer cosas. Para mí, eso debe ser algo que te haga feliz y para mí, necesariamente ha de ir conectada con el humor", explicó el diseñador al New York Times para justificar su decisión de convertir a este otoño en la temporada en que se rindió a la cómida rápida. No solo Moschino ha apostado por bolsos 'apetecibles'. Kate Spade enseñó limosneras en forma de caja de comida china para llevar y Charlotte Olympia diseñó bolsos en forma de bolsa de palomitas.

Otra que siguió esta estela es Anya Hindmarch, diseñadora de accesorios de lujo que optó por bolsos en forma de cajas de cereal. Para la próxima primavera, la creadora da una vuelta de rosca más a la moda en clave humorística y ha diseñado una colección de bolsos customizables (que brillan en la oscuridad) a base de 'stickers'. Sí, las pegatinas son el nuevo objeto de deseo de la moda. Así lo demostró ayer en su desfile en la London Fashion Week, donde desplegó todo un imaginario de bolsos quircky, mitad evolución de smileys acid y mitad evolución de la invasión emoji en nuestras vidas, listos para encandilar a esa nueva generación de cursis que han impuesto los twees (y que ya predijo Tavi Gevinson al incluir en su Rookie Yearbook la opción de hacerse con pegatinas).

Su colección, marcada por bolsos con stickers de piel customizados (y creados en colaboración con Charlotte Stockdale y Katie Lyall de Chaos Fashion) ya ha fascinado a la estilista Susie Bubble y a la espera de que los bolsos se pongan a la venta (los precios variarán entre los 1.100 euros y los 2.500 euros), en Net-A-Porter se comercializan una serie de tres pegatinas (por un precio de 55 euros) con el dedo gigante de Mickey Mouse listo para ir directo a tu bolso. Por algo esta británica ha colocado a un 'crafter' en el corner que la firma tiene en Bergorf Goodman en Nueva York. Ella no es la única en ensalzar esta nueva vía. Missoni también se apunta a esta fiebre con Missoni Crew, una colección de tatuajes temporales que viajará por todas sus tiendas del mundo. Adiós fiebre por el McDonald's, la customización DIY, en clave cómica y con guiños a la generación emoji, es el nuevo lujo. 
 

bolso Anya Hindmarch

Getty

bolso Anya Hindmarch

Getty

bolso Anya Hindmarch

Getty

bolso Anya Hindmarch

Getty

Moodboard

Uno de los ‘moodboards’ de belleza en el backstage del desfile.

Cordon Press

Rookie

Uno de los extras de las dos ediciones de ‘Rookie’ que más furor ha causado son sus pegatinas.

Rookie Yearbook

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa