El de Antoni Daimiel y otros ‘zascas’ épicos de hombres a comentarios sexistas

El comentarista de la NBA ha sido muy aplaudido en redes sociales por su reprobación del término ‘diva’ en el ámbito del deporte profesional masculino. Estos otros famosos también supieron callar micromachismos.

El de Antoni Daimiel y otros ‘zascas’ épicos de hombres a comentarios sexistas

Cada vez son más los famosos que censuran frases sexistas. Foto: Getty

Ya sea en un plató cinematográfico, en una sala de prensa o en la oficina más corriente imaginable, las mujeres tienen que escuchar y soportar a diario un sinfín de comentarios sexistas. Deliberados o productos de la herencia cultural, lo cierto es que en pleno 2018 y bajo el abrigo del movimiento feminista que desde hace meses impregna la atmósfera social, la pasividad ante este tipo de afirmaciones ya no tiene cabida en el día a día. Que el género masculino también entienda esta censura como una obligación propia es indispensable para su total erradicación, por eso es tan importante ver a personalidades renombradas del periodismo, del deporte o de las artes actuar en consecuencia ante la mirada de fanáticos y espectadores. Un fenómeno afortunadamente cada vez más común, como lo demuestra esta recopilación de instintivos y geniales ‘zascas’ al sexismo rutinario por parte de hombres. Que cunda el ejemplo.

Antoni Daimiel

El periodista deportivo conocido por sus legendarias retransmisiones junto a Andrés Montes en las madrugadas de la NBA ha obtenido el merecido aplauso de las redes sociales por su intuitiva corrección durante una de las secciones del canal de Youtube Colgados del Aro. El presentador del espacio y exjugador internacional Juanma López Iturriaga leyó la pregunta de un espectador, que versaba acerca del número de ‘divas’ que debe haber en un equipo de baloncesto. Daimiel reaccionó cuestionando el sexismo implícito en dicho término: “Esto es un poco machista, ¿no? En un equipo hay gregarios y una diva… ¿y no puede ser un divo?”. Aunque Iturriaga se mostró algo desconcertado en un primer instante por la acotación, aceptó de buen grado las palabras de su compañero: “Es verdad. Bien apuntado, sí señor”.

Javier Bardem

La pasada edición del festival de Cannes fue inaugurada por el filme Todos lo saben, un drama situado y rodado en España por el director iraní Asghar Farhadi y que cuenta como protagonistas con Penélope Cruz y Javier Bardem. En plena rueda de prensa de presentación, un periodista de un programa satírico chileno patinó al intentar hacer cómplice al ganador de un Óscar de una broma poco afortunada: “¿Qué se siente al ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?”. Bardem, negando con la cabeza y entre aplausos, fue expeditivo: “La pregunta es de una falta de gusto tremenda”.

Andy Murray

El tenista británico, ganador de tres títulos de Grand Slam, es una de las figuras mediáticas más involucradas en la causa feminista. Además de haber sido el primer deportista de élite en contratar una entrenadora mujer (la francesa Amélie Mauresmo) y en denunciar la desigualdad salarial y de partidos en pistas principales entre hombres y mujeres, también ha reprochado a más de un periodista algún comentario machista. Justo después de perder los cuartos de final del torneo de Wimbledon en 2017 contra el estadounidense Sam Querrey un reportero le formuló la siguiente pregunta: “Andy, Sam es el primer tenista estadounidense que llega a la final de un Grand Slam desde 2009. ¿Cómo describirías…”. “Tenista hombre”, le interrumpió Murray, ante el desconcierto del periodista, que parecía no entender el reproche. “Tenista hombre”, le volvió a repetir el británico, destacando así los méritos muchas veces ignorados de leyendas del deporte estadounidense como las hermanas Williams.

Benedict Cumberbatch

En Descifrando Enigma, Cumberbatch y Keira Knightley dan vida a los matemáticos Alan Turing y Joan Clarke, que colaboraron para descifrar el código de comunicación nazi y cambiar así el rumbo de la II Guerra Mundial. A una escala mucho más pequeña, los intérpretes también trabajaron juntos para desmontar el sexismo al que se enfrentan muchas actrices durante la promoción de sus filmes. Sirva como ejemplo los instantes previos a una entrevista en un junket del festival de Toronto. Mientras les maquillan, al entrevistador se le ocurre apuntar que Knightley tiene muy mal aspecto, como si “estuviera destrozada”. “No es muy bonito lo que acabas de decirle a una de las mujeres más bellas del mundo”, le afea Cumberbatch. Knightley, que tampoco parece necesitar defensores, añade sonriente un “que te jodan”. Durante la promoción de ese mismo filme, un crítico de cine calificó las dotes interpretativas de la actriz como “tan expresivas como la madera” y la rebautizó como “Ikea Knightley”. Cumberbatch reaccionó pegándole un puñetazo en el brazo. “Todo el mundo necesita un amigo así”, confesó la británica al respecto del incidente.

Tom Hardy

El caso del actor británico es muy similar al comentado de Javier Bardem. Hardy acudió al festival de Cannes en 2016 para presentar el filme Mad Max: Fury Road, cuando durante la rueda de prensa un reportero del Toronto Sun le hizo una pregunta bastante estúpida: “Mientras leías el guión alguna vez te preguntaste, ¿Qué hacen todas estas mujeres aquí? ¿No se suponía que esta era una película de hombres?’”. Hardy fue claro: “No. Ni por un minuto. Me parece bastante obvio”. Los asistentes aplaudieron la respuesta y su compañera Charlize Theron lo celebró con un “¡bien por ti!”.

Alfred García

El finalista de Operación Triunfo 2017 fue uno de los más queridos por el público durante la pasada edición. Además de por su talento musical, el catalán sirvió como reflejo de una generación comprometida y solidaria, vistiendo una camiseta con el logo de la ONG Open Arms o con la palabra ‘Feminist’ impresa en otra. Unos ideales demostrados también mediante sus actos. Su compañera Mimi incurrió en un micromachismo captado por las cámaras del 24 horas al decirle en una ocasión que había “gritado como una nenaza”. Este le contestó que el comentario era “un poco sexista”. “Eso es muy sexista, lo siento”, contestó su compañera. El editor jefe de Buzzfeed España Alfredo Murillo aplaudió la secuencia en Twitter: “Me flipa porque es un ejemplo de cosas que no hay que decir y de cómo reaccionar si nos recriminan algo”.

Quique Peinado

El periodista, reciente ganador del Ondas por el espacio de #0 Radio Gaga, y una de las caras visibles de Zapeando en La Sexta, se ganó la ovación del público presente en el formato de zapping por su respuesta a un vídeo del programa Salvados. En él, la directiva Aurora Berra recuerda una discusión con un jefe al respecto de una petición de subida de su salario, que le reprochó que “solo quería el aumento para comprarme más vestidos”. De vuelta al plató, Peinado pronunció un zasca memorable: “Hay que aguantar unas cosillas… ¿Qué si quiere más dinero para comprarse más vestidos? Pues mira, estaría en su derecho, pero lo mismo quiere el dinero para jubilarse lo antes posible y perderte de vista. Asqueroso”.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa