5 cosas que deberías saber sobre el médium adolescente que triunfa en Hollywood

Con solo 20 años, Tyler Henry es toda una celebridad gracias a su exitoso programa de televisión. Sus mayores hazañas: ‘conectar’ con los espíritus de Brittany Murphy y Robin Williams.

Foto: Instagram

Hubo un tiempo, no tan lejano, en el que los médiums y videntes eran las auténticas estrellas del rock de nuestro país. A finales de siglo, los Rappel, Aramis Fuster, Paco Porras y Octavio Aceves reinaban en la pantalla gracias a sus caricaturescas habilidades para comunicarse con el otro lado y a una falta de vergüenza que les convertía en la diana predilecta de la prensa rosa. En la actualidad, aunque Esperanza Gracia y Sandro Rey siguen teniendo cierto predicamento, el negocio de la videncia ha ido perdiendo importancia mediática hasta marginarse en el reducto de las madrugadas de los canales locales. Pero como los noventa están de moda, este año ha surgido de la nada la figura del espiritista millennial, revelación de la televisión norteamericana. En Hollywood Medium, un joven de apenas 20 años llamado Tyler Henry mantiene sesiones de clarividencia con diversas celebridades. Sus logros más sonados (y polémicos): las conexiones con los espíritus de los malogrados actores Brittany Murphy y Robin Williams. Como hasta el clan Kardashian se ha rendido a sus pies, quizá sea hora de conocer a Tyler Henry.

El ‘don’ se manifestó en un día trágico

Nacido en una pequeña zona rural del estado de California, no fue hasta los 10 años cuando descubrió sus habilidades. “Una noche me desperté y sabía que mi abuela (enferma de cáncer) iba a morir. Le dije a mi madre que debíamos ir a decirle adiós, pero no tuvimos la ocasión porque momentos después llamaron para decirnos que había muerto”, confesó en una entrevista. Tras la revelación, dedicó su adolescencia a mejorar su conexión con el más allá mediante lecturas a profesores y compañeros del instituto. Sin embargo, tanto su especial aptitud como su homosexualidad le llevaron a la marginación. Una vez en la universidad, decidió estudiar enfermería de cuidados paliativos para “concentrarse en la gente y poder entregarle mensajes”. Pero el joven no llegó a ejercer, el destino le tenía preparado algo muy distinto.

Otra médium le adelantó su futuro como estrella de la televisión

“Cuando iba a la escuela, una médium me hizo una lectura y me dijo que con 19 años empezaría a rodar mi propio programa de televisión, que escribiría libros y que haría bien, que ese sería mi propósito vital”. La predicción que le hicieron a Tyler Henry fue materializada por una cazatalentos a la pidió ayuda para mejorar su oratoria en público. Días después, la agente, sorprendida por las capacidades del chico, le presentó al poderoso publicista de Hollywood Ron Scott, que le instó a mudarse a Los Ángeles y le consiguió una cartera de clientes repleta de gente conocida. Las hermanas Kardashian entre ellos. Apareció como invitado en su reality show y tras conectar con el patriarca de la familia Robert, fallecido en 2003, y adivinar que sus hijas todavía siguen oliendo las corbatas para recordarle, el canal E! no dudó en producir un espacio propio en la parrilla para Henry.

Happy to be back in LA!! Ready for more readings. ??

A photo posted by Tyler Henry (@tylerhenrymedium) on

Entre sus clientes hay celebridades de Hollywood sí, pero de segunda fila

En Hollywood Medium, Tyler Henry acude a la vivienda del famoso para hacerle una lectura delante de las cámaras. El joven alega que desconoce la identidad y los detalles vitales de los sometidos a las sesiones en cada episodio. “Mi sexto sentido abusa de mis otros cinco para comunicarse. No es como en la película, pero necesito ser consciente de mi cuerpo: puede ser una sensación física, una voz que me dice algo o hasta tener visiones. Eso es la clarividencia”, explicó en The View. A su programa han acudido intérpretes como Bella Thorne (Big Love), la vigilante de la playa Carmen Electra, Melissa Joan Hart (Sabrina, cosas de brujas) y el cantante Boy George. Gracias a su conducta tranquila y afable, y a que los mensajes que transmiten suelen estar basados en sentimientos de esperanza, perdón y cierre de cuentas pendientes, el veinteañero se ha convertido en todo un fenómeno en el país. Según su Instagram, hay más de 15.000 personas apuntadas en la lista de espera y próximamente lanzará su primer libro, Between two worlds (Entre dos mundos).

La polémica llegó con su conexión con dos difuntas estrellas de cine

“Hay una mujer joven que está dando un paso adelante y que siente que se fue demasiado pronto. Ahora está viniendo hacia mí y me hace sentir algo de dolor en los pulmones. Mentalmente me siento extraño, físicamente también. Acabo de ver a Britney Spears, lo que suele ser una referencia al nombre de Britney”. “¡Brittany Murphy! Oh, dios mío…”, exclamó Jaime Pressly, actriz y amiga íntima de la protagonista de 8 Millas y Sin City fallecida en 2009. Con este morboso momento debutó el show de Tyler Henry en la televisión. Y pese a que era más un cebo de dudoso gusto que otra cosa porque la información que dio sobre ella fue más bien escasa, le sirvió para llamar la atención en el estreno y sumar un buen número de miembros tanto al bando de seguidores como de detractores. La otra gran exclusiva llegaría en la lectura a la cómica Margaret Cho, a quien consiguió conectar con su amigo Robin Williams. Según Henry, el intérprete de Jumanji quería que entendiera su decisión de morir al no querer pasarse el resto de su vida sufriendo la enfermedad del Parkinson. Una comunicación más que previsible teniendo en cuenta la consabida depresión del actor debido a la enfermedad y a las notas que dejó a sus hijos anunciando su fatal destino.

Su objetivo final es convertirse en activista social

Al igual que cualquier otro médium, es blanco habitual de los críticos y escépticos que han llegado a regalarle piropos del tipo “vampiro del dolor” y calificar de absoluto engaño sus sesiones. Pero mientras se descubre el truco, Hollywood Medium sigue cosechando audiencias que aventuran una prolífica carrera. Sí, su caché no para de crecer pero Henry sigue concertando lecturas con clientes anónimos, que se realizan por teléfono o videollamada para evitar que las expresiones faciales o sus reacciones, interfieran en su trabajo. “La razón por la que empecé a hacer esto es ahora la misma: ayudar a la gente a tener una sensación de curación o de cierre. Creo que este don debe ser compartido con todo el mundo, tanto si es famosa como si no”, apunta el clarividente. Más allá de su mediático presente y prometedor futuro, quiere dedicar sus próximo años a ayudar a los padres que cuyos hijos se han suicidado, una parcela que le afecta especialmente. “Para mí es un problema acuciante y algo que necesita ser más discutido. Una gran parte de mi trabajo tiene que ver con el activismo y ser capaz de crear un debate”.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa