S MODA + Viña Esmeralda

Tres menús veganos para maridar las noches de verano

La chef María Gálvez, alias Goutdhestia, explora la frescura y personalidad del vino blanco ecológico Viña Esmeralda, que acaba de conseguir la certificación vegana, en un menú ligero y sencillo, protagonizado por verduras y frutas de temporada, para disfrutar los largos días estivales y rodearnos de lo bueno.

Una cena de verano, después de exprimir las horas en la playa, con el pelo todavía mojado del último chapuzón y un vino blanco ecológico y vegano como Viña Esmeralda para recibir a los primeros invitados. Con esta onírica postal en mente, la chef madrileña María Gálvez, más conocida por su perfil de Instagram Goutdhestia, nos plantea un delicioso menú vegano en el que la frescura y personalidad de este vino, reconocido con la medalla de oro en el premio Tastavins, se traslada al plato. «Mi prioridad ha sido utilizar producto de temporada y convertirlo en el protagonista del plato», comenta la experta.

El primer ejemplo lo encontramos en un original gazpacho de ciruelas rojas. «Precisamente porque lo tomamos la mayoría de los días de verano, nos gusta y nos reconforta su frescura… ¿Por qué no hacer variaciones que le den un toque diferente?», nos reta la chef. Un ligero cambio que lo convierte en la pareja perfecta de Viña Esmeralda DO Penedès, gracias a las notas frescas y frutales de las uvas moscatel y gewürztraminer con las que está elaborado y que potencian aún más el sabor dulce y jugoso del plato. La sencillez, a la hora de ejecutar el plato, es otro de sus puntos fuertes. Los de Viña Esmeralda, que es ecológico y con certificación vegana.

Gazpacho de ciruelas rojas, por Goutdhestia

Ingredientes: 1 kilo de ciruelas rojas muy maduras, 
800 gr. de tomates pera muy maduros, 
un diente de ajo, 1/2 pimiento verde italiano, 
45 gr. de aceite de oliva virgen extra, 
1 cucharada de vinagre de manzana y sal.

Paso a paso: 

1. Lavamos todas las verduras.

2. Pelamos el diente de ajo y las ciruelas, retirando el hueso. 

3. Troceamos el tomate y cortamos el pimiento.

4. Ponemos todos los ingredientes en una trituradora y batimos.

5. Añadimos el vinagre y batimos; el aceite y,
 tras batir, la sal. Batimos y probamos. 

6. Cuando todos los elementos estén mezclados y batidos, 
guardamos el gazpacho en la nevera –al menos 3 horas antes–. 
Se sirve muy fría.

En la imagen: la comida se sirve en una bandeja y platos de Primark, al igual que la cesta negra de rafia. Los manteles y cubiertos son de Zara Home. Las servilletas de lino rosa, de Kave Home. En el centro, Viña Esmeralda D.O. Penedés, un vino blanco, con certificado vegano, ligero y refrescante, como esas noches de verano que no se olvidan.

«Viña Esmeralda es delicado y fresco, de modo que he hecho las recetas con ese objetivo: acompañarlo de un menú ligero», defiende Gálvez, que nos propone seguir maridando la velada con platos frescos y sencillos, capaces de gustar al grupo más numeroso por unanimidad y derribar «la teoría de que los veganos solo comen hierbas y platos aburridos».

En estas recetas, como ocurre con el vino, se premia el sabor y la sorpresa. Por un lado, María Gálvez nos sugiere un tentador tartar vegano de tomate y albahaca que, al acompañarlo con una copa de Viña Esmeralda, se llena de delicadas notas frutales y aromas a lilas. Por otro, añade un toque de sofisticación a la refrescante ensalada de pasta con olivas kalamata y tomate seco. Porque pocos platos son tan convincentes y se prestan más a la personalización.


Tartar de tomate y albahaca, por Goutdhestia

Ingredientes para 4 personas: 2 tomates azules, 
2 tomates de ensalada, un puñado de albahaca, 
limón y sal.

Paso a paso:

1. Hacemos un pequeño corte en forma de cruz 
en la base de los tomates.

2. En un cazo con agua hirviendo, los metemos unos segundos
y los sacamos a un bol con agua y hielo.

3. Levantamos la piel y pelamos.

4. Cortamos en daditos pequeños.

5. En el vaso de la batidora, añadimos el puñado de albahaca.
Exprimimos medio limón por encima, sal y un dedo de aceite.
Trituramos la mezcla,probamos y rectificamos de sal.

6. Servimos, con la ayuda de un aro, 
una capa de tomate azul y otra del tomate de ensalada.

7. Servimos aliñando con la salsita de albahaca por encima.

Ensalada de pasta fría 
Ingredientes para 4 personas: 300 gr. de la pasta que más 
nos apetezca, 6 o 7 tomates secos en aceite de oliva, 
un puñado de aceitunas negras tipo kalamata, 
unas hojas de perejil, zumo de limón, 
aove, pimienta, tomillo, orégano y sal.

Paso a paso:
1. Deshuesamos las aceitunas, cortamos los tomates secos
en tiras y picamos unas hojas de perejil.

2. Exprimimos el limón.

3. Cocemos la pasta en abundante agua con sal 
(2 minutos menos de lo que indique el fabricante).

4. Retiramos y añadimos un chorrito de aove. 
Removemos y dejamos enfriar.

5. Cuando la pasta esté fría, añadimos los ingredientes,
regamos con el zumo de medio limón, especias, sal y probamos.

6. Servimos y decoramos con unas hojas de perejil.

En la imagen: los manteles y servilletas son de Kave Home; los jarrones y platos de postre, de Primark. En el centro, el vino blanco de certificación vegana, Viña Esmeralda.

Como una velada no termina hasta que la mesa se llena de bocados dulces, es el momento de sacar el crumble de manzana de Goutdhestia. «Su sencillez a la hora de elaborarlo no es proporcional a lo que sorprende después. Se hace rapidísimo y gusta a todos», comenta la chef madrileña. También encaja a la perfección con Viña Esmeralda Rosé. Este rosado vegano, elaborado con uva garnacha, destaca por sus sabores aéreos y cítricos, como una noche estival. Perfecto para terminar la velada con buen sabor de boca. Chinchín. 

Inspírate este verano con nuevas ideas en el perfil de Instagram @vinaesmeralda.

En la imagen: Viña Esmeralda Rosé es el eje central de la mesa. Los manteles, cucharas y platos son de Zara Home. El jarrón verde y los bajoplatos de rafia son de Primark.

Crumble de manzana, por Goutdhestia

Ingredientes: 4 manzanas golden, 160 g de harina, 
100 g de azúcar, 80 g de margarina,
 1/2 cucharada de canela.

Paso a paso:

1. Pelamos las manzanas y las cortamos
en trozos de 2 cm.

2. Cogemos una fuente de horno (un poco honda)
y la untamos con margarina.

3. Añadimos los trozos de manzana a la fuente
 y espolvoreamos el azúcar y la canela.

4. En un cuenco, ponemos la harina, 
el azúcar restante y la margarina a trocitos. 
Amasamos hasta hacer migas.

5. Vertemos las migas encima de la manzana,
bien distribuidas.

6. En el horno previamente precalentado a 189 grados,
 horneamos durante 40 minutos, hasta que veamos que está dorado.

7. Servimos caliente con helado de vainilla o nata montada.

 

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa