trap

C. Tangana, Bad Bunny y Cardi. B. Foto: Loewe / Getty

A cada trapero su marca de lujo: una historia de amor recíproca

Bad Bunny o los españoles C.Tangana y Yung Beef posan para firmas como Loewe o Calvin Klein y hablan en sus letras de Gucci o Balenciaga. A pesar de las polémicas que los rodean, las marcas están encantadas de vincularse a la cultura urbana.

Más fotos
  • Foto: Getty

    1 de 8

    Bad Bunny. Benito Antonio Martínez Ocasio, que así se llama en realidad, se ha convertido en ídolo interplanetario gracias a éxitos como Amorfoda, Soy Peor o Mia, el tema que interpreta junto a Drake. Más allá de sus característicos gestos (siempre posa levantando los dedos meñiques), el trapero tiene un sello personal que trasciende su música. Posee uno de los estilos masculinos más arriesgados y en su armario no faltan prendas de Gucci (en la imagen con traje de la firma), SSS World Corp (la marca de Justin O'Shea), Balenciaga o de la colaboración de Supreme con Louis Vuitton. La edición estadounidense de Vogue acaba de publicar un artículo que analiza su forma de entender la moda y lo reconoce como icono de estilo. En Instagram comparte con sus casi 14 millones de seguidores muchos de sus looks, etiqueta a las marcas que los firman y presume de logos por doquier. Y sí, con permiso de Rihhana, se hace las manicuras más llamativas del panorama musical. Al contrario de lo que ocurría en los 80, cuando las firmas se echaban a temblar al asociarse a según qué raperos, ahora las marcas quieren apropiarse de la estética urbana y, al mismo tiempo, están interesadas e que traperos y compañía vistan sus diseños.

  • Foto: Loewe

    2 de 8

    C. Tangana. El madrileño, exponente más reconocible del trap español para el gran público (incluso actuó recientemente en Operación Triunfo), presentó su disco Ídolo empapelando la madrileña Gran Vía con fotos suyas vestido de Loewe. La estética de las imágenes bien podría pasar por la de una campaña de moda: el cantante posa con un look de la colección otoño-invierno 2017/2018 custodiado por gatos y rodeado de oros. El trapero siempre se ha mostrado interesado en la moda y en exprimir su relación con la ropa y las firmas como una faceta artística más. Loewe, que ya ha vestido a raperos como A$AP Rocky, Franz Ocean o Jay Z, parece estar encantada de vincularse con el nuevo 'ídolo' millennial (en el videoclip de Llorando en la limo vuelve a aparecer con prendas de la firma). Antón, su verdadero nombre, también se ha dejado ver con el logo de Gucci, llenó de joyas Bvlgari su último videoclip y acumula looks de Raf Simons, Maria Ke Fisherman o Lacoste en su cuenta de Instagram.

  • Foto: Calvin Klein

    3 de 8

    Yung Beef. El líder de Los Santos (antes conocidos como PXXR GVNG) es uno de los rostros de la escena trap española más vinculados a la moda. Posó en una campaña para Calvin Klein y ha desfilado para Hood by Air, Pigalle o Maria Ke Fisherman, firmas que, sin duda, representan a la perfección la unión entre moda, lujo y cultura urbana. El granadino, que incluso tuvo su propia marca efímera, está obsesionado con Balenciaga y le ha dedicado una canción de título homónimo. Un año antes ya hablaba de la enseña en Fashion, un tema en el que también mencionaba a Moschino o Victorio y Lucchino. Temas como Gucci Store o Front row cierran el círculo. Algunas de sus letras, que cosifican y denigran a la mujer, han avivado el debate sobre si las firmas de moda deberían asociarse con él o de si es positivo para su imagen de marca que luzca sus prendas.

  • Foto: Getty

    4 de 8

    Cardi B. La rapera es una de las artistas que más visibilidad da a grandes firmas tan dispares como Versace (en la foto), Moschino, Dolce & Gabbana, Carolina Herrera o Christian Siriano, por poner algunos ejemplos. La imagen de la responsable de éxitos virales como Money Bag o I Like It sentada junto a Anna Wintour en la semana de la moda hizo correr ríos de tinta digitales y confirmó su poder como nuevo rostro imprescindible de la moda. Las firmas se la rifan en sus desfiles y pocas se resisten a vestirla, más aún, cuando la versatilidad de sus looks admite diseños de princesa, trajes de oficinista o mezclas mucho más arriesgadas repletas de brillantes joyones de oro, botas altas y escotes imposibles. La cantante incluso ha firmado su propia colaboración con la marca Fashion Nova (que no es lujo pero sí es una de las favoritas de las asiduas a la estética ratchet) y también ha colaborado con Reebok.

  • Foto: Getty

    5 de 8

    J. Balvin. El colombiano fue elegido por el Consejo de diseñadores de moda americanos (CFDA) como embajador de la semana de la moda masculina de Nueva York. El intérprete de hits como Mi Gente o No es justo también acaba de ser anunciado como la nueva imagen de Guess de cara a la próxima primavera-verano y lanzará una colaboración con la firma protagonizada por sus prendas en las que puede leerse Vibra. 

  • Foto: Nike

    6 de 8

    Bad Gyal. Hace un par de años, esta joven de 21 años trabajaba tras el mostrador de una panadería. Hoy es la artista urbana española más internacional. La joven deja claro en todas sus entrevistas que no hace trap, prefiere hablar de dancehall, evolución electrónica del reggae jamaicano. Las marcas no han dejado pasar la oportunidad de colaborar con ella y ya ha protagonizado una campaña para Nike. Alba, que antes de meterse a panadera estudió moda, confiesa que es fan de firmas de lujo como Dior, Miu Miu, Raf Simons o Loewe y se ha dejado ver en desfiles nacionales como el de Maria Ke Fisherman. Ha diseñado alguna que otra prenda para sí misma y es fanática de buscar tesoros de segunda mano. En el videoclip de Jacaranda lleva un chaleco con la doble G de Gucci que perfectamente podían haber lucido los raperos de los 80 y en sus canciones hace alusiones a la importancia de la moda con frases como: "Si salimos a bailar todas nos vestimos bien" (Dinero).

  • Foto: Getty

    7 de 8

    Lil Pump. Su canción Gucci Gang, presentada con una imagen a base de serpientes y leones que bien podría haber ideado el mismísimo Alessandro Michele, dice cosas como: "Salgo de mi coche solo para posar en mi bata de Gucci" o "Mi hija vestida de Gucci y es apenas una niña; apenas puede hablar pero sabe que su papá mueve dinero". También otros tantos versos que cosifican a la mujer y que probablemente le hagan bastante menos gracia a la casa de lujo italiana.

  • Foto: Getty

    8 de 8

    Ozuna. Más próximo al reguetón que al trap, el puertorriqueño Juan Carlos Ozuna Rosado suele actuar con camisetas con el logo de Balenciaga o Gucci. Precisamente fue elegido junto a Bad Bunny, J. Balvin, 21 Savage, Gucci Mane, French Montana y Remy Ma para reversionar la canción Gucci Gang de Lil Pump (una colaboración ahora eliminada por desavenencias entre los intérpretes).

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa