Es un hecho: se lleva marcar pezón

Modelos como Kendall Jenner o Gigi Hadid lucen la tendencia a diario y han vuelto a ponerla de moda. Ya existen incluso marcas que comercializan pezones falsos para aumentar el efecto.

pezones

Kendall Jenner ha defendido públicamente ir sin sujetador y marcando pezón. Foto: Cordon Press

“De verdad que no veo dónde está el problema de ir sin sujetador. Creo que es cool y realmente no me importa. Es sexy, es cómodo y estoy contenta con mi pecho”. Con estas declaraciones explicaba Kendall Jenner en su blog por qué es tan frecuente verla sin sostén paseando por las calles de medio mundo. La modelo es una de las principales culpables de volver a poner de moda esa tendencia que defendió Jennifer Aniston capítulo tras capítulo en Friends y que tantas veces hemos visto lucir a la mismísima Kate Moss. Ella, junto a otras ‘instamodelos’ como las hermanas Hadid o cantantes como Rihanna y Selena Gomez, es responsable de que marcar pezón esté de moda. La tendencia ha llegado a tal punto que incluso se comercializan pezones falsos para potenciar el efecto.

Aunque ir sin sujetador tiene, sin lugar a dudas, connotaciones feministas y políticas, la nueva hornada de celebrities millenials que prescinde de él probablemente lo hagan por una mera cuestión estética. La propia Kendall Jenner lo deja claro cuando dice que es “cool y sexy” (¿Cómo si no dejaría ver el piercing que luce en su pezón izquierdo?). Con sus constantes looks de street style dejando intuir su pecho bajo toda clase de prendas (desde una camiseta básica hasta un jersey de punto), la pequeña del clan Kardashian deja claro que quitarse el sujetador en 2017 tiene poco que ver con llevar escotes imposibles o prendas que requieran deshacerse de él. Para ella y su pandilla resulta una opción tan idónea para el día a día como ponerse unos vaqueros. Y al mismo tiempo se suben al carro de encumbrar el cuerpo femenino y despojarlo de las convenciones sociales que abogan por taparlo.

pezones

La marca Just Nips comercializa dos modelos de pezones falsos. Foto: Just nips for all

Al calor de esta apuesta por liberar los pezones de su prisión, nacen firmas con el propósito de comercializar el efecto. ¿Recuerdan cuando Samantha enseñaba a sus amigas los beneficios de usar pezones falsos en la cuarta temporada de Sexo en Nueva York? Pues bien, a eso se dedica Just Nips. La marca vende en su página web dos modelos de pezones postizos (uno se llama ‘cool’ y otro ‘freezing’ en referencia a la erección que el frío produce en los pezones de forma natural). El mecanismo es el mismo que el de las pegatinas que se pueden encontrar en cualquier tienda de ropa interior para camuflar los pezones bajo un vestido comprometido. Pero el resultado es justo el contrario: se trata de una pegatina que puede adherirse directamente al pecho o colocar encima del sujetador para crear visualmente el efecto de un pezón erecto. Por 9,99 dólares (algo más de 9 euros) la unidad, el invento pretende que lleves puestas las conocidas popularmente como “luces largas” 24 horas sin necesidad de soportar frío polar o estar excitada.

Molly Borman, su fundadora, los considera un complemento tan válido como un collar o unas gafas de sol. “La verdad es que mi look favorito para llevarlos es con un jersey de punto de manga larga, como un accesorio. Cambian tu estilismo al instante y añaden un toque distinto”, afirma. Más allá de la mera frivolidad de ponerse un par de pegatinas para fardar de pezones, su proyecto también tiene una vertiente democratizadora. Su creadora explica que desea que sirvan de ayuda a todo el mundo, desde los miembros de la comunidad trans hasta las supervivientes de cáncer de mama. No es la primera a la que se le ocurre la idea. Buscando en internet es fácil toparse con otras propuestas –eso sí, con una imagen de marca menos cuidada– que comercializan pezones de mentira. Incluso Wonderbra lanzó hace unos años un sujetador con pezones incorporados.

pezones

Las hermanas Hadid suelen pasearse por la ciudad siguiendo la tendencia. Foto: Cordon Press

Dejando a un lado el debate de si es bueno o no para la salud ir sin sujetador, mostrar el pezón en el mundo de la moda no es nada nuevo. Las pasarelas han defendido el movimiento braless desde tiempo (imposible no recordar los diseños de Alexander McQueen) y los sujetadores más inverosímiles han moldeado la anatomía femenina en pro de su erotización (el cono puntiagudo de Madonna forma parte de los anales de la historia de la moda). Ahora, con la muerte del ‘push up’ y la proliferación de los modelos triangulares de tejidos suaves que pasan del relleno, ni siquiera hace falta dejárselo en casa para marcar. Que se lo digan a Gigi Hadid que incluso llevando ropa interior (ver foto superior) deja intuir la zona erecta del pecho.

A pesar de que Instagram siga defendiendo una obsesión enfermiza por censurar esta parte del cuerpo, ocultar el pecho femenino e incluso sentir vergüenza cuando un pezón hace acto de presencia por culpa del frío, no deja de ser una convención social. Lo que hoy día sigue generando debate y escándalo era aceptado con naturalidad siglos atrás. En 1800, Pauline Bonaparte, hermana de Napoleón, era conocida por sus vestidos vaporosos que dejaban el pecho al descubierto. Sin necesidad de retrotraernos tantas décadas atrás, Jane Birkin se adelantó a su época acudiendo a finales de los 70 a un estreno de cine con un vestido negro que dejaba poco a la imaginación. En los 90, el personaje de Rachel en Friends nos dejó infinitas escenas de pezones al aire (que incluso Internet se ha encargado de recopilar) y Kate Moss lo convirtió en seña reconocible de su estilo. Ahora resurge más allá de la controvertida Miley Cyrus y las celebrities más influyentes del panorama actual (y de las redes sociales) los muestran sin complejos. El movimiento #Freethenipple, que empezó como una reivindicación feminista para protestar contra la censura de Facebook e Instagram, también ha sido engullido por el sistema de la moda hasta convertido en tendencia. Si hasta hace poco los esfuerzos femeninos se centraban en ocultar el pezón cuando se prescindía de sujetador (pegatinas cubre pezones incluidas), ahora se trata de marcarlo. Y cuanto más, mejor.

pezones

Jennifer Aniston es la reina de mostrar pezones tanto en la ficción como en la vida real. Foto: Friends / Cordon Press

pezones

Bella Hadid es otra de las ‘instamodels’ que defiende enseñar el cuerpo femenino sin complejos. Foto: Cordon Press

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Último número de la revista

    Revista S Moda