serie succession

10 pruebas de que ‘Succession’ es la mejor serie para olvidarte para siempre de ‘Juego de tronos’

Si eras fan de las aventuras de los Siete Reinos, estas son todas las razones por las que deberías darle a una oportunidad a la serie que llevará de vuelta a tu televisor disputas de poder, diálogos afilados, familias disfuncionales y traiciones a sangre fría. Sin spoilers.

Más fotos
  • Foto: HBO

    1 de 10

    Porque todo gira en torno a un trono (más modesto) - La silla que preside la mesa del consejo de Waystar Royco, un multimillonario conglomerado de medios de comunicación, es el objeto de deseo de los herederos de Logan Roy, un magnate sin escrúpulos al borde de la jubilación. Desembarco del Rey aquí tiene forma de Manhattan y, al igual que sucediera tras la muerte del rey Robert Baratheon en Poniente, sus hijos están dispuestos a todo con tal de sentarse en ella. No encontrarás dragones ni espadas de acero valyrio, pero si eres fan de los Siete Reinos te será muy familiar ver las traiciones de personajes que anteponen el poder mediático al amor fraternal. El núcleo dramático es el mismo: familia e imperio.

  • Foto: HBO

    2 de 10

    Porque cuenta con otro patriarca sin escrúpulos - Tanto Succession como Juego de Tronos hacen gala de influencia shakesperiana, siendo la primera una actualización moderna del Rey Lear. Lear, en la serie, está interpretado por Brian Cox, el mogul de los medios de comunicación que no tiembla a la hora de poner la empresa por delante del bienestar emocional o profesional de sus herederos, que a su vez también intentarán hacerse valedores de su amor y respeto. Lo importante aquí es el apellido y el legado, una afirmación que bien podría haber ratificado Tywin Lannister. No es de extrañar por tanto que a Cox le ofrecieran un papel en la primera temporada de la ficción basada en las novelas de George R.R. Martin (y que terminó rechazando por una cuestión salarial).

  • Foto: HBO

    3 de 10

    Porque el fan favorite es otro heredero deslenguado, borracho y díscolo - Kieran Culkin –sí, el hermano de Macaulay– da vida a Roman, el pequeño de los Roy. Al igual que Tyrion Lannister, tiene debilidad por las mujeres, la bebida y decir cualquier cosa que se le pase por la mente, sirviendo en gran parte como alivio cómico entre tanta junta directiva (y tanto puñal).

  • Foto: HBO

    4 de 10

    Porque así lo considera la propia HBO - A nadie se le escapa que la cadena que convirtió en eslogan inolvidable aquello de "It´s not tv, it´s HBO" ha puesto todas sus esperanzas en la inminente adaptación de Watchmen para conseguir otra franquicia global y millonaria. Sin embargo, y a la espera de que tales intenciones terminen por cumplirse, Succession es la única certeza que tiene la cadena y su primer buque insignia en la era pos-Starks. Así lo ha demostrado al situarla como relevo en la franja de emisión –el prime time del domingo noche– y erigiéndola como el principal enemigo a batir en la noche de los Emmy. El premio al mejor guion logrado por Succession promete ser el primero de muchos en años venideros.

  • Foto: HBO

    5 de 10

    Porque una mujer es la gran esperanza de cambio - Shioban, interpretada por Sarah Snook, es la única mujer entre los herederos de los Roy: la más ‘centrada’ y aparentemente sana de los candidatos al trono. Cual joven Khaleesi, parece desdeñar cualquier posibilidad de tomar el relevo al frente de la compañía para centrar su preocupación en la política socialdemócrata y no duda en enfrentarse a la autoridad paternal. Pero la atracción del poder no es fácil de ignorar. Al igual que la madre de dragones, también presume de una relación sentimental con más visos de acuerdo de conveniencia que de verdadero amor.

  • Foto: HBO

    6 de 10

    Porque, como Juego de Tronos, esta también es una lucha de clases - Succession es una sátira sobre una dinastía familiar, inspirada en buena parte en los herederos del mogul Rupert Murdoch, que intenta poner la lupa sobre ese 1% de población que juega impunemente con el destino del 99% restante. A ese resto –representados en la serie por el primo Greg (Nicholas Braun)–, solo le queda esperar para ver si son las propias élites las que terminan destruyéndose a sí mismas tras comprobar la invencibilidad del sistema. Al igual que las evidentísimas lecturas políticas de Juego de Tronos –invasores más allá del muro, rompedoras de cadenas que terminan corrompidas– la convertían en una ficción que resonaba como pocas en la esfera sociopolítica actual, la tragedia que desprende Succession es un abrazo de consuelo ante la absurda brecha entre espectadores y oligarcas. Ya se llamen Roy, Murdoch, Epstein o Trump.

  • Foto: HBO

    7 de 10

    Porque los ‘meñiques’ siguen haciendo de las suyas - ¿Y si el próximo CEO de la compañía no tiene el apellido Roy? Intentando replicar la hazaña que –por poco– logra Petyr Baelish en Juego de Tronos, Gerri Killman (J. Smith-Cameron) da vida a una veterana directiva de Waystar Royco que, moviéndose entre las sombras, ha conseguido sobrevivir lo suficiente como para ser una opción a tener en cuenta si los leones de la familia terminan comiéndose entre ellos. Y si eso sucede, seguro que ella es una de las responsables.

  • Foto: HBO

    8 de 10

    Porque comparten director - Mark Mylod es el realizador que más capítulos –seis– ha dirigido hasta ahora de Succession, el mismo número en los que estuvo detrás de la cámara en Juego de Tronos. Mylod es el responsable de episodios icónicos como Nacida de la tormenta o La justicia de la reina, aquel que nos hizo ser testigos del primer encuentro entre Daenerys Targaryen y Jon Snow.

  • Foto: HBO

    9 de 10

    Porque cuenta con otra madrastra con ocultas intenciones - Marcia Roy (Hiam Abbass) es la tercera esposa de Logan, su mayor confidente y también objeto de recelo por parte de los hijos de este. Los herederos son escépticos con respecto a las verdaderas intenciones de Marcia, luciendo una perfecta e impenetrable cara de póker. ¿Será la invitada sorpresa en la lucha por el trono mediático? Con los antecedentes de Cersei Lannister sobre la mesa, cualquier cosa puede pasar en la casa de los Roy.

  • Foto: HBO

    10 de 10

    Porque lo dice la crítica - “Esta brillante sátira se merece ser un éxito del tamaño de Juego de Tronos”, apunta The Telegraph. “La serie tiene todo lo necesario para ocupar el hueco dejado por Juego de Tronos. Para empezar, su público también está obsesionado con ella”, añade Vox. "Su segunda temporada se comería viva a Juego de Tronos", concluye Polygon. Si todas estas razones no fueran suficientes, te aseguramos que su sintonía de cabecera es casi tan pegadiza como la de Ramin Djawadi. Prepárate para tararearla durante meses.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa