Oscars 2020

Racismo, incitación a la violencia o misoginia: todas las polémicas de las películas nominadas al Oscar

El irlandés, Joker o Érase una vez en… Hollywood son algunos de los filmes que más debate social han generado tanto dentro como fuera de las salas de cine.

  • Foto: Sony Pictures

    1 de 10

    Érase una vez en… Hollywood - Cualquier representación de personajes reales en un filme de ficción tiende a escamar a los aludidos y, todavía más, si hablamos de figuras públicas. En su aproximación a los asesinatos de Charles Manson, Quentin Tarantino ha vivido en sus carnes los riesgos de esta decisión creativa. Su representación “arrogante” de Bruce Lee, un auténtico icono en China, llevó a los censores del país asiático a exigir a Tarantino que eliminara la escena del montaje final si quería que se estrenase. La estrella del baloncesto y activista social Kareem Abdul-Jabbar alimentó la llama al calificar de “racista” la recreación de Lee y Caspar Salomon, periodista de The Guardian, denominó el trabajo de Tarantino de “misógino y pueril”. El propio intérprete, Mike Moh, aseguró que había tenido “conflictos” al respecto, y tras la negativa del cineasta de Érase una vez en… Hollywood de tocar un segundo de metraje se quedó fuera de las carteleras chinas. La violencia contra las mujeres en el filme y, sobre todo, la escasa presencia y diálogos del personaje de Sharon Tate (Margot Robbie) también trajo polémica. Una pregunta al respecto durante la rueda de prensa de presentación en el festival de Cannes encendió a Tarantino, que se limitó a “rechazar por completo esa hipótesis”. Al menos en esta ocasión, la hermana de Sharon Tate, Debra, describió como “maravillosa y respetuosa” la representación que habían hecho de la desaparecida estrella de cine.

  • Foto: Warner Bros

    2 de 10

    Joker - ¿Llamada a la reflexión social o apología de la violencia? La ganadora del León de Oro en el Festival de Venecia es, sin lugar a dudas, la película que más encendidos debates ha generado en este pasado curso cinematográfico. Con el asesinato de 12 personas en un cine de Denver en 2012 durante la proyección de El caballero oscuro como trágico antecedente, varios de los familiares de las víctimas de aquel episodio firmaron una carta en la que expresaban su preocupación porque el estreno instigara otro tiroteo en un país en el que este tipo de masacres ocurren con alarmante periodicidad. El ejército estadounidense alertó de posibles amenazas el fin de semana de estreno por parte de algunos grupos de extrema derecha y Cinesa prohibió en España el acceso a las salas con caretas y armas de juguete. Tanto el director, Todd Phillips, como su protagonista, Joaquin Phoenix, negaron cualquier acusación de azuzar al caos. “No puedes culpar a las películas por un mundo que está tan jodido que cualquier cosa puede detonarlo. De eso va un poco la película. No es una llamada a la acción. Si es algo, es una llamada a que la sociedad reflexione sobre sí misma”, declaró en Vanity Fair USA. Finalmente, la alarma se saldó sin disturbios y como una estupenda estrategia de marketing para Warner, que ha recaudado más de mil millones de dólares en todo el mundo con el villano de cómic.

  • Foto: Netflix

    3 de 10

    El irlandés - El paso por salas –o precisamente el no paso por salas– del filme de Scorsese ha sido uno de los más polémicos en la vetusta carrera del cineasta. Primero fue su guerra abierta con las producciones de Marvel, a las que acusó de “no ser cine”. Después, su pelea con unos exhibidores cinematográficos que tildaron de “desgracia” el lanzamiento en Netflix de la película apenas tres semanas después de su estreno, teniendo en cuenta además que Scorsese ha sido uno de los mayores defensores del modelo tradicional de ventanas. Una vez presente en todo tipo de pantallas, llegó la controversia por la escasa relevancia de los personajes femeninos, concentrado en el largo silencio de Anna Paquin –hija de Robert de Niro en el filme– y que fue considerado un síntoma del papel de meras espectadoras de las mujeres en el cine más reputado de Hollywood.

  • Foto: 20th Century Fox

    4 de 10

    Judy - Todas las quinielas apuntan a que este próximo 10 de febrero Renée Zellweger se llevará el segundo Oscar de su carrera por su interpretación de una crepuscular Judy Garland. Sin embargo, la hija de la mítica actriz y cantante, la no menos legendaria Liza Minnelli, jamás aprobó ni celebró la producción del filme. Minnelli confesó en público que Zellweger nunca se había puesto en contacto con ella y recientemente ha asegurado que no tiene ningún interés en acudir a verla. Mientras que los responsables de Judy se han defendido asegurando que su obra es una “celebración” de la protagonista de El mago de Oz, el director, Rupert Goold, comprende sus reticencias: “En cierta forma es una invasión de su privacidad”.

  • Foto: Columbia Pictures

    5 de 10

    Mujercitas - La mayor controversia creada alrededor de la nueva adaptación de la novela de Louisa May Alcott no tiene nada que ver con su contenido, sino con su aceptación por parte de los académicos. El olvido de Greta Gerwig en la categoría de mejor dirección tanto en los Globos de Oro como en los Oscar ha escocido tanto al equipo como a la legión de fans del filme, que consideran que la Academia sigue minusvalorando los trabajos dirigidos por mujeres (solo cinco realizadoras han sido nominadas en la historia). Gerwig confirmó que estaba “decepcionada por la discriminación inconsciente” de los votantes y Tom Rothman, jefe de Sony Pictures, lo calificó de “vergüenza”.

  • Foto: Warner Bros

    6 de 10

    Richard Jewell - Tenía todos los ingredientes para gustar a los académicos: una historia real que conmocionó al país, un elenco ilustre y una leyenda detrás de la cámara, Clint Eastwood, ante uno de sus últimos trabajos como director. Sin embargo, y pese a que consiguió una nominación a mejor actriz de reparto –Kathy Bates–, la controversia generada tras su estreno acabó con cualquier posibilidad de gran reconocimiento. La representación que se hace en la trama de la periodista Kathy Scruggs (interpretada por Olivia Wilde) fue reprobada por los compañeros y familiares por “sexista”, después de que el guion sugiriese que Scruggs consiguió una valiosa información tras acostarse con el agente de FBI encargado del caso. Un cliché demasiado manido como para aplaudirlo en el patio de butacas.

  • Foto: Fox Searchlight

    7 de 10

    Jojo Rabbit - Tragar con una comedia satírica en la que Adolf Hitler es el amigo imaginario de un simpático niño nazi ya supuso un bocado difícil de digerir para los ejecutivos de Disney, que cuestionaron la comercialización de la película tras su fusión con la productora Fox. Pero, tras ganar el significativo premio del público en el Festival de Toronto, respiraron tranquilos, conscientes de que los espectadores iban a saber apreciar el talento de la crítica que esconde el trabajo de Taika Waititi (Thor: Ragnarok). No lo pensaron así un buen número de críticos, que han escrito pésimas valoraciones de Jojo Rabbit por considerarla “ofensiva”, “cobarde” y que “sentimentaliza el nazismo”.

  • Foto: Lionsgate

    8 de 10

    El escándalo - Esta deconstrucción de las denuncias de una veintena de trabajadoras de la cadena Fox News ante el acoso sexual sistemático ejercido por su presidente Roger Ailes, y que ha otorgado sendas nominaciones a Charlize Theron y Margot Robbie, también ha sido puesta en tela de juicio por una de sus protagonistas en la vida real. La presentadora Megyn Kelly –Theron, en el filme– calificó de “fantasiosas y vergonzosas” algunas de las escenas que componen su metraje.

  • Foto: 20th Century Fox

    9 de 10

    Le Mans 66 (Ford v Ferrari) - Este drama automovilístico protagonizado por Matt Damon y Christian Bale ha sido una de las grandes sorpresas entre las candidatas a mejor película del año. El retrato de la competición entre las dos escuderías en la carrera de Le Mans no ha convencido a los herederos de Henry Ford II, que aseguraron que ese personaje no tenía nada que ver con su padre. Retratado como una figura autoritaria y vehemente, les escoció especialmente una de las escenas estrella de la película: cuando el ejecutivo se echa a llorar después de dar una vuelta en un coche de carreras. Sage Young, crítica de medios como Refinery29 o la NBC, también escribió un artículo censurando el simplista y desvirtuado retrato del personaje femenino principal en la obra.

  • Foto: Focus Features

    10 de 10

    Harriet - Con dos nominaciones a los Oscar (mejor actriz y mejor canción, ambas para Cynthia Erivo) y un gran paso por la taquilla, este biopic sobre la historia de la abolicionista Harriet Tubman puede considerarse todo un éxito. Sin embargo, también ha tenido que enfrentarse a las críticas de buena parte de su público afroamericano. Primero, por elegir a una intérprete británica para dar vida a un icono de los derechos civiles en Estados Unidos. Y, una vez estrenada la película, otros espectadores censuraron el cáliz redentor y salvador de uno de los personajes, amo esclavista blanco, mostrando su descontento bajo el hashtag #NotMyHarriet (#NoMiHarriet).

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa